Powered by Google Translate

Qué sabemos de los fondos descongelados de Irán: no provienen de los contribuyentes estadounidenses

Si sólo tienes unos segundos, lee estas líneas: Algunos líderes del Partido Republicano están afirmando que la administración de Joe Biden “pagó” $6,000 millones de dólares a Irán y que ese dinero “de los contribuyentes estadounidenses” ha sido dirigido a financiar el ataque terrorista de Hamas en el sur de Israel. El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que los $6,000 millones de dólares a los que hacen referencia no salieron de los bolsillos de los contribuyentes de Estados Unidos, sino que era dinero iraní obtenido por ventas de petróleo. Además, Blinken afirma que Irán no tiene acceso libre a esos fondos, que hasta ahora Irán no ha retirado “ni un dólar”, y que la cuenta donde están depositados es “regulada de cerca” por el Departamento del Tesoro de los EE. UU., para que “únicamente sea utilizada para cosas como comida, medicina, y equipos médicos”.

0 36

Por Rafael Olavarría.

Algunos líderes del Partido Republicano están afirmando que la administración de Joe Biden “pagó” $6,000 millones de dólares a Irán y que ese dinero “de los contribuyentes estadounidenses” ha sido dirigido a financiar el ataque terrorista de Hamás en el sur de Israel, ocurrido el 7 de octubre de 2023. Acusación que desmiente el Gobierno de los Estados Unidos.

Por ejemplo, el precandidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy indicó en su cuenta de X (antes Twitter) que “nuestros dólares de los contribuyentes están financiando a Irán, Hamás y Hezbollah”. Por otro lado, el expresidente Donald Trump emitió un comunicado en el que aseguró que “los dólares de los contribuyentes estadounidenses” (american taxpayer dollars) habían “ayudado a financiar” el ataque terrorista de Hamás en el sur de Israel. Esta narrativa también la hemos visto en español (como aquí y aquí).  

Sin embargo, tanto el secretario de Estado, Antony Blinken, como el vocero del Departamento de Defensa, Matt Miller, respondieron que los $6,000 millones de dólares al que hacen referencia no salieron de los bolsillos de los contribuyentes de Estados Unidos, sino que era dinero iraní obtenido por ventas de petróleo que estaba congelado en una cuenta de Corea del Sur y que fueron transferidos al Banco Central de Qatar, luego de que Irán liberara, a mediados de septiembre de 2023, a 5 estadounidenses que estaban detenidos en ese país.

Blinken añadió el 8 de octubre de 2023 que Irán no tiene acceso libre a esos fondos, que hasta ahora Irán no ha retirado “ni un dólar”, y que la cuenta donde están depositados es “regulada de cerca” por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, para que “únicamente sea utilizada para cosas como comida, medicina, y equipos médicos”.

En septiembre de 2023, el coordinador de Comunicaciones Estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, explicó a CNN que Estados Unidos debe validar y autorizar cualquier solicitud de dinero que haga Irán sobre esos $6,000 millones de dólares.

Kirby agregó que “ese dinero irá a proveedores calificados para comprar y entregar comida o suministros médicos hacia Irán” y que si las autoridades estadounidenses detectan algún uso indebido de esos fondos, pueden volver a congelar las cuentas.

El Departamento de Estado considera a Irán como el principal Estado patrocinador de actividades terroristas, de acuerdo con su Country Reports on Terrorism de 2021 (publicado en 2023). Según el reporte, Hamás ha sido uno de los grupos armados que han recibido financiamiento, entrenamiento, armas, y equipos por parte de Irán. Estados Unidos califica a Hamás como una organización terrorista.

 

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.