Powered by Google Translate

Papa Francisco permite la bendición de parejas del mismo sexo

Aunque se bendice a la pareja, pero no la unión, la declaración incluye entre lo bendecido las relaciones legítimas entre las dos personas

0 63

El Papa Francisco aprobó un documento doctrinal que permite la bendición de parejas entre personas del mismo sexo

A través de un comunicado se conoció la declaración doctrinal que se abre a las bendiciones para las parejas “irregulares”

Así lo afirma la declaración “Fiducia supplicans” sobre el significado pastoral de las bendiciones, publicada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe y aprobada por el Papa.

Señala que será posible bendecir parejas formadas por personas del mismo sexo, pero al margen de cualquier ritualización e imitación del matrimonio.

La doctrina sobre el matrimonio no cambia, bendecir no significa aprobar la unión.

Ante la petición de dos personas de ser bendecidas, aunque su condición de pareja sea “irregular”, será posible que el ministro ordenado dé su consentimiento.

Pero sin que este gesto de proximidad pastoral contenga elementos ni remotamente parecidos a un rito matrimonial.

El documento que profundiza en el tema de las bendiciones, distinguiendo entre las bendiciones rituales y litúrgicas, y las bendiciones espontáneas, que se asemejan más a gestos de devoción popular: precisamente en esta segunda categoría se contempla ahora la posibilidad de acoger también a quienes no viven según las normas de la doctrina moral cristiana, pero piden humildemente ser bendecidos. Desde agosto de hace 23 años, el antiguo Santo Oficio no publicaba una declaración (la última fue en el año 2000 “Dominus Jesus”), un documento de alto valor doctrinal.

“Fiducia suplicans” se abre con una introducción del prefecto, el cardenal Víctor Fernández, quien explica que la declaración profundiza en el “significado pastoral de las bendiciones”, permitiendo “ampliar y enriquecer su comprensión clásica” a través de una reflexión teológica “basada en la visión pastoral del Papa Francisco”. Una reflexión que “supone un verdadero desarrollo respecto a lo dicho hasta ahora sobre las bendiciones”, llegando a incluir la posibilidad “de bendecir a parejas en situación irregular y a parejas del mismo sexo, sin validar oficialmente su estatus ni modificar en nada la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el matrimonio”.

Aunque se bendice a la pareja, pero no la unión, la declaración incluye entre lo bendecido las relaciones legítimas entre las dos personas: “en la oración breve que puede preceder esta bendición espontánea, el ministro ordenado podría pedir para ellos la paz, la salud, un espíritu de paciencia, diálogo y ayuda mutuos, pero también la luz y la fuerza de Dios para poder cumplir plenamente su voluntad” .

También se aclara que, para evitar “cualquier forma de confusión y escándalo”, cuando una pareja irregular o del mismo sexo pida la bendición, “nunca se realizará al mismo tiempo que los ritos civiles de unión, ni tampoco en conexión con ellos. Ni siquiera con las vestimentas, gestos o palabras propias de un matrimonio”. Este tipo de bendición “puede encontrar su lugar en otros contextos, como la visita a un santuario, el encuentro con un sacerdote, la oración recitada en un grupo o durante una peregrinación”.

Por último, el cuarto capítulo nos recuerda que ” cuando la relación con Dios está enturbiada por el pecado, siempre se puede pedir una bendición, acudiendo a Él” y deseándola pueda ser en algunas situaciones “el bien posible” .

Fuente: Vaticano News

¡Conéctate con Te Lo Cuento News! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y síguenos en Facebook, X e Instagram.
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.