Powered by Google Translate

“Hasta que uno no lo ve, no lo cree”: La liberación de una rehén argentina en poder de Hamás contada por su sobrino

Ofelia Roitman tiene 77 años y formó parte del grupo de 12 personas que liberó Hamás el martes

0 99

La argentina Ofelia Roitman permaneció secuestrada durante 52 días por el grupo Hamás en la Franja de Gaza. Su sobrino Hernán Feler, emocionado, dice a la Voz de América que su liberación cierra una primera etapa y que ahora buscan que todos los rehenes vuelvan con sus familiares.

Ofelia tiene 77 años y forma parte del último grupo de 12 personas que liberó Hamás en la tarde del martes. “Desde ayer a la noche nos informaron que mi tía estaba en la lista de los rehenes que serían liberados, pero nos pidieron no decir nada y tampoco queríamos hacerlo hasta poder verla con nuestros propios ojos”, cuenta, emocionado, el periodista deportivo durante un breve diálogo con la VOA.

A pesar de la tensión creciente en Gaza y las acusaciones cruzadas por la violación al cese del fuego, Ofelia y otras 11 personas -entre las que había tres argentinas más- pasaron por el cruce fronterizo de Rafah hacia Egipto escoltados por una caravana de la Cruz Roja y ante la atenta mirada de prácticamente todos los medios del mundo.

“Es muy fuerte todo lo que estamos viviendo”, se sincera Feler al preguntarle qué es lo que siente él y su familia en este momento. Luego agrega: “Han sido días extremadamente difíciles y todavía estamos muy conmovidos, pero en las cámaras y por las fotos la pudimos ver bien y sonriente dentro de todo el calvario que vivió durante estos 52 días”.

Un calvario del que más de 130 personas todavía no pudieron escapar, según las estimaciones publicadas por el propio gobierno de Israel. Son aquellos que todavía están cautivas en algún punto no identificado de la Franja de Gaza. “Todos seguiremos luchando para concientizar que esto se trató de un ataque terrorista y hasta que cada uno de los rehenes pueda volver a Israel”, aseguró Feler con tono enfático.

“Teníamos indicios de que ella estaba bien, pero queríamos verla caminar y sonreír porque hasta que uno no lo ve, no lo cree”, expresó al profundizar sobre los temores que envolvió a toda la familia en estos casi dos meses desde que Ofelia fue tomada a la fuerza de su casa en el kibutz Nir Oz, al sur de Israel, aquel fatídico 7 de octubre cuando se produjo la invasión de Hamás.

¿Cómo fue el secuestro de Ofelia Roitman?

Según la reconstrucción que pudo realizar la familia, y que fue difundida en distintos momentos por el propio Hernán Feler -quien es periodista de profesión- Ofelia se encontraba en su casa en aquella madrugada del sábado, cuando los milicianos de Hamas irrumpieron en territorio israelí, abrieron fuego y secuestraron a decenas de personas.

Cuando las alarmas que alertaban por posibles ataques aéreos empezaron a sonar cerca de las 5 de la madrugada, Ofelia corrió rápidamente al búnker que tenía en el subsuelo de su casa. Allí se refugió durante poco más de una hora, al tiempo que estaba en comunicación constante con sus hijos a través del celular.

De repente, todo cambió. “Mi tía empezó a escuchar ruidos extraños y le dijo a su hijo que ya no sonaban las sirenas, pero que sí percibía movimientos dentro de la casa”, relató Feler, para luego agregar: “Mi primo le pidió que pusiera el celular en vibrador, no hiciera ningún movimiento y mucho menos hablara”, relató Feler en diálogo con el canal TyCSports.

Eso hizo Ofelia, hasta que en un momento los mensajes dejaron de llegar. “En el WhatsApp sólo aparecía una tilde, no recibía nada”, recuerda con angustia el periodista deportivo. “Desde allí pensamos lo peor, no nos podíamos imaginar lo que debía estar sufriendo con estos terroristas que no valoran la vida”, contó Feler.

En total, 52 días pasaron de aquel momento que quedará en la memoria y el recuerdo de cada uno de los familiares de Ofelia Roitman.

“En todo este tiempo aprendí a ponerle energía a las cosas que valen la pena para construir y salir de la pelea y el enojo; fueron momentos muy difíciles y malos, pero estuvimos siempre juntos. Mi familia nos educó que así teníamos que mantenernos, juntos en las buenas y mucho más en las malas”, sintetiza ya con la alegría de saber que su tía está camino a un hospital israelí con la contención del caso.

En la tarde de ayer martes Ofelia fue liberada junto con las argentinas Clara Marman (62), Gabriela Leimberg (59) y Mia Leimberg (17), además de otras 6 israelíes y 2 tailandeses, tal como confirmó el gobierno israelí a través de las Fuerzas de Defensa.

Israel y Hamás acordaron que la tregua se extiende, por lo menos, hasta mañana miércoles con la consecuente liberación de más rehenes de la Franja de Gaza y palestinos que se encuentran detenidos en un centro penitenciario israelí ubicado en Cisjordania.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.