Powered by Google Translate

¿Por qué han vetado libros de Isabel Allende y García Márquez en algunas escuelas de Florida?

Más de medio millar de libros, entre los que se encuentran obras literarias de Isabel Allende o Gabriel García Márquez, han sido retirados de las escuelas del condado de Orange, en Florida, por una ley que exige que estén libres de pornografía y sean apropiados para la edad de los estudiantes.

0 9

Un total de 673 libros, entre los que se encuentran algunas de las obras literarias de Isabel Allende o Gabriel García Márquez, han sido retirados de las aulas de las escuelas del condado de Orange, en Florida.

La medida responde al temor de violar la polémica ley HB 1467, aprobada por el Congreso de Florida y respaldada por el gobernador Ron DeSantis en marzo de 2022. Esta ley impone restricciones a libros que contengan referencias sexuales o contenido LGBTIQ+, considerándolos inapropiados para niños.

De las obras vetadas de la escritora chilena está “La casa de los espíritus” (1982) y “Más allá del inviernos” (2017). El más antiguo aborda la sexualidad y la prostitución, y el otro habla acerca de la sexualidad libre y sin tapujos.

Por su parte, obras destacadas del colombiano Gabriel García Márquez, como “Crónica de una muerte anunciada” (1981) -una novela policíaca- y “El amor en los tiempos del cólera” (1985) -que narra el amorío entre Fermina Daza y Florentino Daza-, también figuran en esta lista.

La junta escolar del condado también decidió retirar las obras literarias de otros autores reconocidos mundialmente, como Junot Díaz y el libro “La maravillosa vida breve de Óscar Wao”, que incluso fue galardonada con el premio Pulitzer de novela de 2008 y recibió el máximo reconocimiento por parte del National Book Critics Circle Award. Otros más clásicos, como la obra teatral “La casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca, también formaba parte de la lista de libros vetados.

La decisión del distrito escolar del condado de Orange obligó a los maestros a retirar cautelarmente los libros de sus estantes, aunque se espera una revisión que podría permitir su regreso a las aulas.

 

¿Qué dice la ley HB 1467?

La ley HB 1467, vigente desde julio de 2022, exige que los libros en las escuelas estén libres de pornografía y sean apropiados para la edad de los estudiantes, enfocándose en temas de sexualidad y orientación sexual. El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, defendió esta ley al considerar que en el estado del sol “los padres tienen todo el derecho de participar en la educación de sus hijos” y que en esta región del país no se le va a negar a los progenitores “el derecho a saber lo que se enseña” en los centros educativos públicos.

“No vamos a permitir que los políticos nieguen a los padres el derecho a saber lo que se enseña en nuestras escuelas. Estoy orgulloso de firmar esta legislación que garantiza la transparencia del plan de estudios”, dijo a mediados de 2022.

 

Críticas a la ley

La ley ha generado críticas, considerándola como un instrumento de censura y una estrategia contra la llamada cultura “woke”, que aborda problemáticas de desigualdad y discriminación.

En muchos lugares del estado se organizan reuniones para abordar esta situación. Muchos de los asistentes aseguran que esta es una forma de censura para “borrar la cultura” y “la historia”.

“La cultura tiene que enriquecer, los libros enriquecen. Todo el mundo tiene que tener la misma oportunidad de leer todos los libros que siempre han estado disponibles para todos, durante toda la vida, que son libros clásicos”, explica a la Voz de América Zuly Pardo, una residente cubana en el sur de la Florida, que acudió junto a su nieto a un evento en el que se distribuían gratuitamente algunos de los libros vetados en Florida a raíz de esta ley.

En ese sentido, Pardo también considera que esta medida no solo puede acabar afectando a la formación de los estudiantes en las escuelas, sino que también a la creación de hábitos de lectura que, según algunos expertos, es beneficioso para todas las etapas de la vida.

“Muchos de esos libros yo los leía cuando era jovencita, como The Catcher in the Rye, A mason man… y así la lista continúa. ¿Hasta donde vamos a ir a parar”, lamentaba la mujer.

Puede leer la nota completa aquí en VoA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.