Powered by Google Translate

Policía ofreció detalles sobre su actuación durante la masacre en escuela de Texas

De acuerdo con reportes de testigos, que los agentes policiales en Uvalde tardaron una hora en detener a Salvador Ramos

0 140

Cuarenta y ocho después de la masacre en la Escuela Primaria Robb de Uvalde, al oeste del estado de Texas, en la que el joven de 18 años, Salvador Ramos, disparó contra 19 niños y dos maestras, empezaron a salir nuevos detalles aportados por las autoridades policiales.

El agente Víctor Escalón, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) de Texas, ofreció ayer jueves una rueda de prensa en un intento de aminorar las críticas en torno a la actuación policial en el desenlace de este incidente.

Medios locales divulgaron, de acuerdo con reportes de testigos, que los agentes policiales en Uvalde tardaron una hora en detener a Salvador Ramos.

Rinden homenaje en Uvalde a las víctimas del tiroteo en escuela primaria
Cortesía TLCN

De hecho, las autoridades reconocieron que el atacante entró al edificio sin enfrentar oposición y estuvo al interior de la institución hasta por una hora.

Los funcionarios de Seguridad Pública de Texas admitieron que un policía del distrito escolar no estaba en el lugar cuando Ramos llegó a la escuela alrededor de las 11:30 a.m. del martes. Además, contradiciendo reportes previos, el agente no confrontó al agresor afuera del edificio.

Víctor Escalón, director regional del Departamento de Seguridad Pública de Texas, asintió que Ramos entró “sin obstrucciones” por una puerta que aparentemente no estaba cerrada con llave y añadió que los efectivos de seguridad ingresaron al edificio cuatro minutos después, pero fueron repelidos tras intercambiar disparos con el agresor, señaló.

Rinden homenaje en Uvalde a las víctimas del tiroteo en escuela primaria
Cortesía TLCN

No obstante, el trance no llegó a su fin hasta que varios agentes de la Patrulla Fronteriza ingresaron casi una hora después. Ramos, quien se había atrincherado en un área del aula de cuarto grado que atacó, falleció durante el tiroteo, informó Escalón.

Minutos antes, un testigo vio cómo Salvador Ramos estrelló su camioneta en una zanja ubicada afuera de la escuela, tomó su fusil semiautomático tipo AR-15 y les disparó a dos personas que se encontraban afuera de una casa funeraria cercana, quienes resultaron ilesas.

De acuerdo con los medios locales, muchos otros pormenores del caso y la respuesta policial continúan confusos. El motivo de la masacre —la más letal en el país desde la ocurrida en Newton, Connecticut, hace una década— sigue bajo investigación, y las autoridades dicen que Ramos no tenía antecedentes penales ni historial de problemas de salud mental.

Fuente: Dallas News

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.