Powered by Google Translate

Memoria colombiana

0 53

Hace 74 años Bogotá vivía uno de los más marcados contrastes. De ser una urbe que se engalanó para recibir a las delegaciones que debatirían la transformación de la vetusta Unión Panamericana en un ente mucho más moderno, repentinamente quedó a merced de la violencia y la destrucción luego de la aciaga jornada del 9 de abril en la que fue asesinado el doctor Jorge Eliécer Gaitán, el hombre que no era hombre sino pueblo.

De ser una capital mediana y tradicional, con la organización del encuentro se erigió como una ciudad moderna y desarrollada que cumplía con creces el propósito de congregar a los representantes que tenían la función de pensar un ente que respondiera a una realidad continental dinámica y diferente a la que se tenía desde el siglo XIX.

Pero la crispación de la política interna de Colombia y el inadecuado manejo de la conformación de la delegación anfitriona por parte del gobierno del presidente Ospina, creó un ambiente que estalló con el asesinato del líder liberal, emanando un espíritu de salvaje proceder en el que en la mayoría de los casos privaron el bandolerismo y la venganza, alejándose totalmente de la reivindicación de Gaitán y su legado.

La hidalguía y habilidad de algunos asistentes a la conferencia, entre los cuales resalta Rómulo Betancourt, dieron a Colombia el espaldarazo necesario para que no sucumbiera, instando a que el encuentro continuara en la ciudad. De esta manera se concretó la creación de la OEA, aunque las columnas de humo de edificios incendiados, los amasijos de tranvías destruidos y los cuerpos apilados en las calles, dieron una atmósfera de dolor.

El 9 de abril de 1948 marcó a la realidad social colombiana. Aunque el manejo histórico no se ejerce con la profundidad que la ciudadanía requiere para conocer lo acontecido, las heridas abiertas aún se perciben en la realidad. En los ambientes de la política aún está el dolor de una sociedad que vio como de ser una vitrina de desarrollo, quedó reducida a escombros.

 

correoacademicldav@gmail.com
@luisdalvarezva

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.