Powered by Google Translate

Instituciones en EEUU luchan para evitar que se desperdicie el 40 % de los alimentos

A pesar de que millones de personas sufren inseguridad alimentaria, en Estados Unidos hasta un 40 % de los alimentos producidos terminan en la basura

0 35

Es pasado el mediodía en Washington. Patrick Long pasea por el mercado de Dupont Circle, recogiendo bolsas que contienen alimentos como frutas, verduras, pasta, leche o pan. Las va amontonando debajo de un árbol que cada vez está rodeado por más y más sacos llenos de comida. A la derecha, un cartel informa a los curiosos de que estos alimentos han sido donados por vendedores del mercado con fines benéficos y que nadie se los debe llevar.

“Nos estamos preparando para recoger la mayor parte de las donaciones”, explica Patrick a la Voz de América. “Vamos a ir hasta el final [del mercado] y volveremos hasta aquí. Vamos a empezar a rellenar con comida algunas bolsas pesadas”, señala mientras arrastra un carrito con varios sacos vacíos.

Patrick es uno de los más de 200 voluntarios que integran la organización Food Rescue US, creada en 2011 y encargada de recopilar comida donada por agricultores y comerciantes, para entregarla a organismos locales que apoyan a las personas que sufren de inseguridad alimentaria. En su página web, la institución señala que, desde su fundación, ha evitado que más de 155 millones de libras de comida acaben en el vertedero.

Una comerciante dona al voluntario Patrick Long varias barras de pan.

La hermana María Rosa Caro forma parte de una de las comunidades católicas de la capital estadounidense. Junto a otra religiosa, cada domingo recoge varias bolsas de comida recopiladas por los voluntarios.

“Lo llevamos a nuestra comunidad para prepararlo y aprovecharlo durante la semana”, dice a la VOA. “Nos viene muy bien y nos ayuda en todo el trabajo misionero que hacemos nosotras”.

Por su parte, los agricultores y comerciantes del mercado que donan alimentos, aseguran estar “contentos” por “darles un mejor uso”:

“Van a sacarles provecho, en vez de convertirse en compostaje o botarlos”, señala Melanie Dietrich Cochran, una agricultora que vende productos lácteos artesanales.

De acuerdo con la organización Feeding America más de 34 millones de personas en Estados Unidos padecen inseguridad alimentaria. Mientras, el Departamento de Agricultura señala que en el país se desechan entre un 30 % y un 40 % de los alimentos que se producen; una cifra que la coordinadora de la pérdida y el desperdicio de alimentos del Departamento de Agricultura, Jeane Buzby, califica como “increíble”.

“Hay muchas razones por las que se pierden y desperdician alimentos, y algunas abarcan toda la cadena de suministro de alimentos, como el deterioro que ocurre en cada etapa y en la granja. Y luego, ya en los hogares, los consumidores podrían comprar y cocinar más de lo que necesitan y tiran las sobras”, dice la funcionaria estadounidense en entrevista con la VOA.

Asimismo, Buzby destaca que el desperdicio de alimentos también tiene un gran impacto medioambiental:

“Cuando los alimentos se descomponen en un vertedero producen más gas metano, lo que representa entre un 20 % y un 25 % más de calor que el dióxido de carbono, lo que realmente acentúa los efectos del cambio climático”Por su parte, Naciones Unidas subraya que durante la producción; manipulación; transporte; almacenamiento y distribución de alimentos se genera dióxido de carbono, independientemente de si se consumen o no, lo que ocasiona una gran huella de carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.