Powered by Google Translate

Acoso escolar: previniendo el odio del futuro

El llamado “bullying” está muy lejos de ser inocente. Especialistas advierten que puede conducir al suicidio de sus víctimas y es la raíz de futuros adultos que practican la discriminación hasta llegar a consecuencias fatales

0 71

El acoso escolar parece una parte inevitable de llegar a la mayoría de edad. Jóvenes que son las víctimas de acoso o que han acosado a otros, a menudo dudan en compartir sus experiencias y buscar ayuda para sanar. Pero el impacto puede durar años, incluso décadas.

En un momento en que las relaciones raciales y étnicas están al límite y son cada vez más polarizadas y las publicaciones en las redes sociales alientan el ciberacoso anónimo, se debe examinar lo que está sucediendo con el delicado asunto en las escuelas hoy en día, quiénes son los principales objetivos y los perpetradores, y en qué medida el acoso incuba una cultura de odio en la sociedad en general.

Acoso y suicidio

“Estos episodios de ‘bullying’ son hechos de odio y otros tipos de violaciones de derechos civiles”, según afirma Becky Monroe, quien es deputy director de Iniciativas Estratégicas y Asuntos Externos del Departamento de Derechos Civiles de California.

Agrega que “Hay ciertos actos que se están enfocando en jóvenes y adultos, pero también hay algunos donde los niños son víctimas del odio”.

Recuerda que las escuelas tienen que garantizar que todos los jóvenes estudiantes sean tratados igualmente y no de modo distinto debido a su raza color, religión, capacidad o nacionalidad.

“Las investigaciones dicen que los actos de odio hacen un daño grande en los estudiantes de la escuela”, comenta. Y destaca que “Los grupos ya marginados sufren de bullying, como mujeres jóvenes negras o miembros jóvenes de la comunidad LGBTQ+”.

 

https://www.pexels.com/photo/a-boy-getting-bullied-by-classmates-inside-the-classroom-7929449/

Equality California es una organización que lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ +. Monroe les pidió que compartieran información sobre las protestas exigiendo sus derechos, porque en los últimos meses hubo reuniones de las directivas en todo el país.

Recuerda que en junio la Campaña por los Derechos Humanos declaró un estado de emergencia para la gente LGBTQ+ en Estados Unidos y publicó una guía de lo que llama las leyes discriminatorias en cada estado, además de información acerca de conocer sus derechos, recursos de salud y seguridad.

“Datos de nuestro socio The Trevor Project dicen que estudiantes de la comunidad LGBTQ+ que se sienten apoyados tienen menos chance de sufrir de ideas de suicidio; es una cosa horripilante los actos de violencia relacionado a esto en las escuelas”.

Recuerda que si piden ayuda pueden recibir recursos, servicios, cuidado. “Eso significaría que una persona pudiera ser asignada para ayudarle”.

 

Acoso racial

 

Dashka Slater, escritora y periodista de New York Times relata que en Albany, California, tuvieron la historia de un joven coreano-americano que creó una cuenta racista donde agredían a estudiantes de raza negra. Allí se hacía comentarios antisemitas, se burlaban del cuerpo de muchachas.  Ellas se sentían dolidas y traicionadas porque esas personas iban con ellas a la fiesta de promoción.

Slater relata que, en general, fue una ruptura para todos. “3 de cada 4 personas estadounidenses de 15 a 25 años reciben contenido racista en línea, enfocado en la etnia o raza”.

Adicionalmente, cita que 1 de 4 personas entre 12 y 18 años han visto símbolos racistas en la escuela. “Estos son estudios nacionales, no solo en California”. La vocera también resaltó que un gran porcentaje de los estudiantes transexuales han sido atacados.

“Hay grupos extremos que están creando contenido de odio y subiéndolo a YouTube, generando y migrando ese odio a otros. Tenemos que estar conscientes que los niños están siendo radicalizados a través de estas herramientas y los algoritmos les están poniendo más contenido”, advierte.

Llama con urgencia a las escuelas y medios a apoyar a las víctimas de estos ataques “Que el castigo no termine solo cuando la ley acciona. Ellos tienen la responsabilidad de abordar el tema”.

Acosando a sus pares

Anahí Santos es coordinadora para el Bienestar de la Juventud en One Community Action. “Nuestra misión es estar enfocados en apoyar en las escuelas y sus estudiantes”.

Es de Oaxaca, México y trabaja en la costa central de California. “En esa zona la población es predominantemente indígena y cuando migramos a California vimos que los latinos hacen bullying a las personas indígenas jóvenes, pero también los mismos jóvenes que también provienen de Oaxaca y de Guerrero. Le hacen bullying a sus pares, gente que viene de sus mismas comunidades”.

También observa que las pandillas o “gangs” están totalmente segregadas.

 

https://www.pexels.com/photo/child-showing-message-written-in-a-notebook-6936479/

 

Advierte que “En las escuelas es más fácil ser acosador que ser una persona víctima del acoso. Razonan que, mientras más cerca están de ser blanco, estas más seguros acosando.

Mina Fedor es fundadora y directora ejecutiva de AAPI Youth Rising. Esta organización existe desde hace dos años con el propósito de promover comunidades saludables, sobre todo en la comunidad de asiático-americanos. “Durante la pandemia comencé con este proyecto”, detalla.

El COVID 19 trajo estos temas de vuelta a la gente y ayudó a crear sensibilidad sobre esta problemática.

“Estamos representando a más de 100 lenguas y nos identificamos como progresistas. El odio existe aún en las escuelas progresistas, donde hemos visto gente asiática burlándose de otros asiáticos y de las islas del Pacífico. Todo esto muchas veces pasa online y los maestros no pueden verlo. Eso debe ser detectado y también reconocido”.

 

Borrando a la raza negra

 

“Se está borrando la raza negra”, alerta Connie Alexander-Boaitey, quien es presidente de Santa Barbara NAACP.

Comenta que las comunidades liberales son las que más sorpresas dan con los niveles de odio en Santa Bárbara. Ella cree que la ciudad californiana está retrocediendo en esa materia. “Además, la población afroamericana es solo el 2% y con saber esto, ya pueden imaginar cómo está el distrito escolar”, agrega.

“En la primavera de 2022 tuvimos un joven de raza negra agredido por latinos, donde lo golpearon, lo tumbaron al piso y lo tomaron por el cuello y le dijeron ‘George Floyd’. Nadie hasta el día de hoy ha proporcionado ayuda, el joven esperó 5 meses para poder obtener un chequeo con un consejero”.

Advierte que es preocupante el impacto que esto tiene a largo plazo. “Líderes hispanos y de la comunidad negra todavía no se han sentado a discutir en Santa Bárbara. Este joven que fue violentado ya ni siquiera quiere ir a la escuela de tanto daño que le hicieron”, concluye.

 

¡Conéctate con Te Lo Cuento News! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y síguenos en Facebook, X e Instagram.
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.