Powered by Google Translate

Trump, Constitución y estado de Colorado

Qué dice la Enmienda 14 de la Constitución y por qué la Corte Suprema de Colorado la utilizó para ordenar la remoción de Trump de las boletas electorales de ese estado. Si sólo tienes unos segundos, lee estas líneas: La Enmienda 14 de la Constitución fue adoptada en 1868, después de la Guerra Civil (1861-1865) con la finalidad de garantizarle ciudadanía estadounidense e igualdad de derechos a los ciudadanos negros que habían estado esclavizados. La sección 3 de la Enmienda establece que nadie que “haya participado en insurrección o rebelión” contra la Constitución podrá ocupar ningún cargo público en los Estados Unidos. En la época se utilizó tras la guerra civil para evitar que miembros de la Confederación ocuparan cargos públicos. La mayoría de los magistrados de la Corte de Colorado consideró que el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, en el que se intentó evitar la certificación de la victoria de Joe Biden, fue una “insurrección” en la que el expresidente Donald Trump participó y, en consecuencia, “está descalificado para asumir la oficina de la presidencia”.

0 24

Por Rafael Olavarría

El 19 de diciembre de 2023 la Corte Suprema de Colorado sentenció que el expresidente Donald Trump no puede volver a ejercer la presidencia de los Estados Unidos por su rol en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. La Corte se basó en la Enmienda 14, sección 3, de la Constitución de Estados Unidos para indicar que Trump no puede aparecer en las boletas electorales del estado para las primarias del Partido Republicano que se llevarán a cabo en Colorado el 5 de marzo de 2024.

Te explicamos qué es la Enmienda 14 y por qué la Corte de Colorado decidió aplicarla en el caso de Trump.

¿Qué establece la Enmienda 14, sección 3?

La Enmienda 14 de la Constitución fue adoptada en 1868, después de la Guerra Civil (1861 – 1865) con la finalidad de garantizarle ciudadanía estadounidense e igualdad de derechos a los ciudadanos negros que habían estado esclavizados.

La sección 3 de esa Enmienda establece:

“Ninguna persona podrá ser Senador o Representante en el Congreso, ni elector de Presidente y Vicepresidente, ni ocupar ningún cargo, civil o militar, bajo los Estados Unidos o bajo cualquier estado, cuando, habiendo prestado previamente juramento como miembro del Congreso, o como funcionario de los Estados Unidos, o como miembro de cualquier legislatura estatal, o como funcionario ejecutivo o judicial de cualquier estado, para apoyar la Constitución de los Estados Unidos, haya participado en insurrección o rebelión contra la misma, o haya prestado ayuda o confort a sus enemigos. Pero el Congreso, mediante el voto de dos tercios de cada Cámara, podrá remover tal inhabilitación”.

Gerard N. Magliocca, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Indiana, explicó en un análisis publicado en 2021 que el propósito de esta sección era evitar que quienes habían formado parte de la Confederación durante la Guerra Civil pudiesen ocupar cargos públicos en el gobierno estadounidense.

¿Por qué la Corte Suprema de Colorado decidió aplicar a Trump la Enmienda 14, sección 3?

En pocas palabras: porque la mayoría de los magistrados de la Corte de Colorado (4 votaron a favor y 3, en contra) consideraron que el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 en el que se intentó evitar la certificación de la victoria de Joe Biden fue una “insurrección”, que el expresidente Trump “engaged” (participó) en ella y, en consecuencia, “está descalificado para asumir la oficina de la presidencia”. Esta sentencia sólo aplica a Colorado.

Los magistrados, para llegar a esa conclusión, incluyeron en la sentencia todas las veces que Trump impulsó publicamente la falsa teoría del fraude electoral, además de sus convocatarias a la protesta del 6 de enero en Washington, D.C., incluyendo el tuit del 19 de diciembre de 2020 en el que afirmó “vayan, ¡será salvaje!” (be there, will be wild!).

También se basaron en el discurso que dio Trump ese día durante la protesta, incluyendo: “And we fight. We fight like hell. And if you don’t fight like hell, you’re not going to have a country anymore.” (Vamos a pelear, vamos a pelear con todo. Si no pelean con todo, ya no tendrán un país).

La mayoría de los magistrados concluyó:

“Los esfuerzos directos y explícitos del presidente Trump, a lo largo de varios meses, instando a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio para evitar lo que falsamente caracterizó como un presunto fraude contra el pueblo de este país, fueron sin lugar a dudas públicos y voluntarios. Además, la evidencia mostró de manera suficiente que el presidente Trump emprendió todas estas acciones con el fin de favorecer y promover un propósito ilegal… que él mismo concibió y puso en marcha: evitar que el Congreso certificara las elecciones presidenciales de 2020 y detener la transferencia pacífica del poder… Él incitó a [los manifestantes] a luchar para evitar la certificación de las elecciones presidenciales de 2020. Personalmente, tomó medidas para intentar detener la certificación. Y durante muchas horas, él y sus seguidores lograron detener ese proceso”.

El magistrado Carlos Samour, uno de quienes discrepó con la mayoría de los magistrados de la Corte, afirmó que la decisión de la Corte había sido incorrecta porque, a su juicio, “debe existir un debido proceso antes de que podamos declarar a esa persona descalificada para ocupar un cargo público”. 

¿Y ahora?

Ahora hay que esperar. La campaña de Trump anunció que apelará esta sentencia ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. Al momento en el que escribimos esta nota, el 20 de diciembre de 2023, la campaña no había presentado la apelación.

Los magistrados de Colorado indicaron que su sentencia entrará en efecto el 4 de enero de 2024 a menos que la Corte Suprema tome alguna acción antes de esa fecha.

Si la decisión de la Corte de Colorado se mantiene, Trump no sólo quedaría fuera de la boleta de Colorado para las elecciones primarias, sino que también quedaría fuera como candidato en las boletas de Colorado para las elecciones generales, explicaron a Factchequeado Michael J. Gerhardt, profesor de Derecho de la Universidad de Carolina del Norte y experto en la Enmienda 14; y el profesor Kermit Roosevelt, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Pensilvania.

Si ese escenario llegase a materializarse, y Trump termina siendo el candidato presidencial del Partido Republicano, el expresidente no podría aspirar a obtener los 10 votos electorales que otorga Colorado al que gane en ese estado. Para ganar la presidencia, un candidato debe obtener en total 270 votos electorales. Trump nunca ha ganado en Colorado: perdió en 2016 (cuando ganó la presidencia frente a Hillary Clinton) y en 2020 (cuando perdió frente a Joe Biden).

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +1 (646) 873 60 87 o a factchequeado.com/whatsapp.

Lee también:

7 claves del caso criminal contra Trump por el intento de invalidar el resultado de las elecciones de 2020

5 claves del caso criminal de Georgia contra Donald Trump (y 18 de sus aliados) por el intento de invalidar el resultado de las elecciones de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.