Powered by Google Translate

Nayib Bukele se declara ganador en las elecciones presidenciales de El Salvador

Nayib Bukele se declaró el domingo ganador de las elecciones presidenciales de El Salvador, en unos comicios donde era el amplio favorito y que se vieron marcados por la polémica sobre su reelección

0 268

Nayib Bukele se declaró el domingo ganador en las elecciones presidenciales con un 85% de los votos, apenas dos horas después del cierre de las urnas.

En un discurso ante una multitud en el Palacio Nacional en la noche del domingo, Bukele dijo: “No solo hemos ganado la presidencia de la República por segunda vez con más del 85% de los votos, sino que hemos ganado la Asamblea Legislativa con 58 de 60 diputados”.

“Este día ha roto todos los récords de todas las democracias del mundo”, dijo Bukele. “Sería la primera vez que exista un partido único en un sistema plenamente democrático. Toda la oposición junta quedó pulverizada”, agregó.

En un mensaje en la red social X apenas dos horas después del cierre de las urnas, Bukele había hecho el anuncio de que había ganado con un 85% de los votos y que su partido, Nuevas Ideas, había ganado 58 de escaños del Congreso unicameral. “El récord en toda la historia democrática del mundo”, escribió en X.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) había reportado en su página oficial de internet hasta las 10:20 p.m. hora local poco más del 31% de los votos escrutados, sin haber iniciado aún el conteo de votos para el Congreso.

Bukele, de 42 años, autodenominado como “el dictador más cool”, era el amplio favorito en los comicios, que se vieron envueltos en polémica porque sus críticos aseguran que la Constitución prohíbe la reelección continua. Es la primera vez que un presidente es reelecto en El Salvador en la historia reciente. El periodo presidencial es por cinco años, hasta 2029.

Tras el anuncio de Bukele, miles de salvadoreños se apostaron en el Centro Histórico para celebrar la reelección del mandatario. En el Palacio Nacional, donde Bukele dio su discurso, se instalaron pantallas y parlantes.

Los sondeos daban a Bukele una ventaja apuntando a más del 80 % de la intención del voto.

Hasta las 7:00 p.m. se reportaron problemas con la energía eléctrica en uno de los centros de votación más grandes de San Salvador, ubicado en el Instituto Nacional INFRAMEN, donde los vigilantes y miembros de las Juntas Receptoras de Votos debieron contar boletas a la luz de teléfonos celulares.

Luego de cerradas las urnas, el TSE tenía previsto un acto de puesta a cero del conteo de votos. Sin embargo, el sitio oficial de los resultados se encontraba sin funcionar más de tres horas y media después del cierre de las urnas.

La presidenta del TSE, Dora Esmeralda Martínez, dijo en una conferencia de prensa en la noche que la votación fue masiva en el exterior y a nivel nacional y que en algunos centros de votación en Estados Unidos algunas personas que esperaban para ejercer su voto no pudieron hacerlo. Esto causó retraso en los sistemas de proyección de los resultados, dijo.

Carlos Palomo, miembro de la organización “Iniciativa votante” e ingeniero en sistemas informáticos, tachó de “preocupante” el atraso del TSE en proyectar los resultados electorales. “Las soluciones electrónicas dan resultados casi inmediatos luego de cerrar las urnas”, dijo. “La falta de datos solo incrementa la desconfianza en el proceso”, agregó.

La popularidad de Bukele en El Salvador se acrecentó luego de declarar lo que denominó la “guerra contra las pandillas”. Bukele impuso un régimen de excepción que organismos internacionales señalan ha resultado en violaciones a los derechos humanos.

El régimen de excepción se encuentra activo desde hace más de un año.

Antes del cierre de las urnas, Bukele defendió su política de mano dura contra la delincuencia y las pandillas en una conferencia de prensa donde dijo que la elección para diputados era aún más importante que la elección presidencial, puesto que de perder la mayoría calificada en el Congreso se correría el riesgo de eliminar el régimen de excepción.

También descartó que el país necesite una reforma constitucional. “No estamos sustituyendo la democracia porque El Salvador jamás tuvo democracia, esta es la primera vez que El Salvador tiene democracia”, dijo Bukele.

Julio Martínez, un salvadoreño que se encontraba celebrando cerca del Palacio Nacional, dijo que se había asegurado de votar para “que el régimen de excepción siga vigente”.

El partido Nuevas Ideas se perfilaba como el favorito para ganar la mayoría del Congreso, con más del 70% en los sondeos.

Los gobiernos de Guatemala, México, China, Paraguay y Honduras extendieron sus felicitaciones al mandatario.

¡Conéctate con Te Lo Cuento News! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y síguenos en Facebook, X e Instagram.
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.