Powered by Google Translate

Millones de niños podrían quedar sin protección médica en EEUU  

A partir de ese momento, los estados deberán nuevamente comprobar la elegibilidad de todas las personas inscritas en Medicaid, incluidos los niños

0 206

La Emergencia de Salud Pública (Public Health Emergency, PHE) por el COVID-19 expira el 15 de julio y pone fin a la garantía federal de cobertura continua de Medicaid durante la pandemia.

A partir de ese momento, los estados deberán nuevamente comprobar la elegibilidad de todas las personas inscritas en Medicaid, incluidos los niños.

Unos 40 millones de menores inscritos en Medicaid o CHIP (Seguro Médico para Niños) en todo el país corren el riesgo de perder su amparo durante esta transición. Esto significa aproximadamente la mitad de los pequeños que viven en Estados Unidos.

Los expertos resaltan que este sistema es una fuente importante de cobertura para los niños de color.

Vale destacar que los actuales requisitos de cobertura continua de Medicaid promulgados por la Ley de Familias Primero (FFCRA) prohíben a los estados dar de baja a personas en este instrumento de salud, mientras dure la emergencia PHE. Esta es la condición para que las entidades puedan acceder a una mayor financiación federal de Medicaid.

Cuando la PHE termine, las agencias estatales del mencionado seguro emprenderán la enorme tarea de volver a determinar la elegibilidad de casi todas las personas inscritas en el país.

Esta situación es la que ha despertado la inquietud sobre posibles grupos que quedarían desamparados de cobertura de salud.

Por ejemplo, en California, se calcula que entre 2 y 3 millones de habitantes perderán su cobertura de Medi-Cal, incluyendo entre 800 mil y 1,2 millones de niños.

El Centro para la Infancia y la Familia (Center for Children and Families) de la Universidad de Georgetown publicó recientemente un informe, confirmando que 80 millones de personas –incluidos 37 millones de niños- tendrán que revisar su seguro médico cuando el PHE expire.

Mayra Álvarez, presidente de The Children’s Partnership, resaltó que durante este tiempo la gente se mantuvo apuntada al programa de emergencia de salud gracias a Medicaid sin renovaciones administrativas y sin tener que demostrar su elegibilidad.

“Pero las familias pueden volver a enfrentar trabas administrativas después del 15 de julio. Se arriesgan a perder el seguro médico”.

Temores en el ambiente

La especialista alerta que “Los niños necesitan estar al día con las vacunas y las visitas de bienestar infantil durante el primer año de vida, cuando el 90% del cerebro se desarrolla”. Otro de los avances que no quisiera perder, es que “En California cualquier persona inscrita en el programa Medi-Cal estaba cubierta independientemente de la documentación”.

En este sentido, Medi-Cal es la principal fuente de cobertura para latinos y nativos americanos. “Perderían los servicios de atención preventiva y primaria necesarios para los niños más pequeños”.

Pexels – Gustavo Fring

 

Por su parte, Georgina Maldonado, Directora Ejecutiva de la Iniciativa de Salud Comunitaria del Condado de Orange, señaló que han ayudado a muchas personas a gestionar enormes facturas de atención médica. “También asistimos a aquellos con problemas de alfabetización, o a quienes tienen ingresos en efectivo y no pueden proporcionar recibos de pago para probar que son elegibles”.

Añadió que el objetivo de su organización es ayudar a las personas a navegar, entender los servicios, e identificar el transporte a los proveedores de atención médica.

Joan Alker, quien dirige el Centro para la Infancia y la Familia de la Universidad de Georgetown, recuerda que las grandes facturas médicas son las que normalmente generan enormes deudas y terminan llevando a las familias a la bancarrota.

Agrega que, en la situación actual, los altos precios de la gasolina y los alimentos a las cargas familiares, por lo cual es un alivio contar con protección para la salud.

Yingjia Huang, subdirectora adjunta del Departamento de Servicios de Atención Sanitaria de California, reveló que “Una vez que el PHE termine, la gente tendrá que renovar la atención sanitaria anualmente. Y destacó que, si no renueva en el plazo previsto, perderá la cobertura”.

Esperanzas

 Yingjia Huang, del Departamento de Servicios de Salud de California, dijo que han puesto en marcha una estrategia de comunicación para ese estado, en la que ayudan a la gente a actualizar su información de contacto para Medicaid, como números de teléfono y direcciones, en las oficinas de los condados.

Recuerda que los condados enviarán paquetes para que los beneficiarios los rellenen y proporcionen ingresos actualizados. Cualquier cambio de nombre o dirección debe actualizarse y los servicios están disponibles en 19 idiomas.

Álvarez destacó que el gobernador de California, Gavin Newsom, ha dado prioridad a los niños y tiene la esperanza de que la cobertura continúe. Alker añadió que el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, probablemente prorrogará el PHE por 90 días, hasta el 15 de octubre, y es posible que se vuelva a prorrogar.

Mientras tanto, varias organizaciones están apoyando el proyecto de ley AB2402, que permitiría a los niños inscritos en Medical permanecer cubiertos sin obligar a sus familias a navegar obstáculos administrativos. Asegurarían permanecer inscritos hasta los 5 años.

Pero el 1 de noviembre podría ser cuando la gente pierda la cobertura. En caso de que el proyecto de ley no se apruebe, Álvarez participó que los defensores y el Departamento de Servicios de Salud de California están informando a los padres que pueden necesitar inscribirse nuevamente en Medicaid cuando termine la emergencia de salud pública. De esta manera se ayudaría a que la mayor cantidad posible de personas y niños continúen amparados por ese servicio.

¡Conéctate con Te Lo Cuento News! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y síguenos en Facebook, X e Instagram.
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.