Powered by Google Translate

La carrera por la Casa Blanca, a un año de las elecciones

Anuncios de comienzos y retiradas de campaña, rupturas, polémicas y debates republicanos con un cada vez menor grupo de aspirantes, estuvieron entre los momentos más importantes en un año visto como la antesala al año electoral 2024, en el que se espera una revancha entre Donald Trump y Joe Biden.

0 15

Aunque oficialmente el 2024 es el año de las comicios presidenciales en Estados Unidos, la carrera a la Casa Blanca comenzó desde mucho antes, casi como un anuncio del torbellino electoral que vendrá.

Entre los sucesos más relevantes del 2023 estuvieron los anuncios de inicios de campaña – y retiradas-, rupturas, debates y expectativas ante los movimientos del expresidente Donald Trump y su sucesor, el mandatario Joe Biden, favoritos a las nominaciones republicana y demócrata, respectivamente.

 

Entradas (y salidas) en la carrera

Los anuncios de campañas por la presidencia de EEUU comenzaron tan pronto como febrero. La primera en abrir la carrera frente al favorito Donald Trump fue la exembajadora ante la ONU y exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, por el Partido Republicano. Un mes después, otra mujer, la autora de libros de autoayuda, Marianne Williamson, se unió al ruedo, inaugurando las campañas demócratas.

Poco después los anuncios comenzaron a llegar, uno tras otro. Resaltan en esa ola de aspirantes republicanos: el exvicepresidente Mike Pence, el senador Tim Scott, los exgobernadores de Nueva Jersey, Chris Christie, y Arkansas, Asa Hutchinson, los gobernadores de Florida, Ron DeSantis y Dakota del Norte, Doug Burgum, y el empresario Vivek Ramaswamy. Todos frente al favorito, el expresidente Donald Trump.

Mientras, entre los demócratas que expresaron su voluntad de retar al incumbente Joe Biden estuvieron – además de Williamson- el abogado ambientalista Robert F. Kennedy Jr y el representante Dean Phillips.

A lo largo de 2023, el todavía abarrotado campo republicano ha tenido bajas notables, entre ellas Pence, Scott y Burgum, que se desmarcaron de la carrera por no recibir suficiente apoyo en sus campañas.

 

Trump 2024

El expresidente Donald Trump parecía ser el contendiente a vencer cuando presentó su campaña en noviembre de 2022, vaticinios que se han cumplido un año después. Hasta ahora, y a pesar de haber elegido no participar en los debates de primarias de su partido, Trump mantiene una gran distancia: 60,3 % de aprobación entre votantes republicanos frente a DeSantis (12,6 %) y Haley (12 %) sus más cercanos competidores, según RealClearPolitics.

Su campaña para tratar de redimir la derrota frente a Biden en 2020 se ha visto envuelta también en la polémica de sus crecientes problemas legales, entre ellos dos casos -uno federal y otro estatal- relacionado con interferencias en las elecciones que dice haber ganado, sin pruebas.

Según analistas, su base se mantiene fiel al expresidente de 77 años a pesar de las acusaciones y el apoyo ha incrementado con cada nuevo cargo contra Trump, que asegura que esto se trata de una “caza de brujas” por parte de la administración Biden para tratar de entorpecer la campaña de un adversario político y posible contrincante en las urnas.

 

Biden por cuatro años más

El presidente Joe Biden anunció que se presentaría a la reelección en abril de este año, tras meses de expectativas sobre si el mandatario demócrata lucharía por volver a la Casa Blanca o dejaría el camino libre a otros aspirantes de su partido.

El mandatario de 81 años es la persona de más edad que ha ocupado el cargo y, de ser reelegido, tendría 86 años al terminar su segundo mandato. La edad es una de las cuestiones más delicadas a las que se enfrenta el veterano político, que se ha enfocado en resaltar los logros de su primer mandato, su carrera de más de medio siglo como legislador y más recientemente, ha insistido en que es la mejor alternativa a Trump.

 

Robert F Kennedy Jr se declara independiente

A pesar de que la campaña electoral estadounidense está dominada por demócratas y republicanos, a menudo candidatos independientes logran llamar la atención y dividir el voto, lo que termina por afectar a uno u otro candidato del llamado establishment. De ahí que el anuncio de Robert F Kennedy Jr de abandonar el partido de su tío y su padre y continuar como aspirante independiente, levantara cejas en Washington.

Miembro de una de las familias demócratas más famosas de EEUU, Kennedy, de 69 años, presentó una candidatura a las primarias demócratas con posibilidades remotas, en gran parte debido a sus posiciones extremas en temas como las vacunas y el antisemitismo.

Con su decisión, logró la enemistad de demócratas y republicanos por igual. Incluso su propia familia renegó de él en un comunicado hecho público poco después del anuncio. Analistas señalan que el activista antivacunas podría hacerse con uno de cada siete votos en el país, según una encuesta de Reuters/Ipsos, lo cual podría quitar apoyos a Biden y Trump.

Puede leer la nota completa aquí en VoA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.