Powered by Google Translate

El fin de los programas de apoyo por la pandemia dispara la pobreza infantil en EEUU

El actual proyecto de ley de ayuda para hacer frente al impacto del COVID-19, propuesto en 2022, incluye pagos federales a las familias que, según el Centro sobre Pobreza y Política Social, reducirían la pobreza infantil

0 23

La pobreza en Estados Unidos aumentó dramáticamente en 2022, particularmente entre los niños, después de que se permitió que expiraran los programas de apoyo social implementados durante lo peor de la pandemia del coronavirus, según datos publicados esta semana por la Oficina del Censo.

En todo Estados Unidos, el 12,4 % de los estadounidenses vivían en la pobreza en 2022, frente a sólo el 7,8 % en 2021. El aumento fue aún más pronunciado entre los niños, con un 12,4 % viviendo en la pobreza el año pasado, en comparación con el 5,2 % en 2021.

“Esto es devastador”, dijo Aileen Carr, directora ejecutiva interina del Centro sobre Pobreza y Desigualdad de la Facultad de Derecho de Georgetown. “Este es el peor [aumento] que jamás hayamos visto, especialmente en lo que respecta a la pobreza infantil. Es catastrófico el sufrimiento humano que representan estas cifras”.

Los datos se publicaron como parte de la Medida Suplementaria de Pobreza (SPM, por sus siglas en inglés), que el gobierno calcula por separado de las cifras oficiales de pobreza. El SPM considera tanto la cantidad de dinero que las familias reciben de los programas de ayuda del gobierno como las variaciones en el costo de vida en las diferentes comunidades de EEUU.

La tasa oficial de ingresos del nivel de pobreza para una familia con dos adultos y dos niños era de 29.678 dólares en 2022. El SPM, destinado a proporcionar una imagen más matizada, fijó la tasa para esa misma familia de cuatro, suponiendo que vivían en viviendas de alquiler, en 34.518 dólares.

Caducan los programas pandémicos

En muchos sentidos, las bajas cifras de pobreza de 2021 fueron una aberración. En ese momento, el gobierno federal apoyaba los ingresos de millones de estadounidenses con una variedad de programas de ayuda relacionados con la pandemia. Uno de los más eficaces fue el Crédito Tributario por Hijos, que durante un año proporcionó a los padres de bajos ingresos un pago mensual basado en el número de hijos de su hogar.

En ese momento, los partidarios del crédito predijeron que esto reduciría drásticamente el número de niños que vivían por debajo del umbral de pobreza, y los datos del programa confirmaron esas predicciones.

Los partidarios de la medida también argumentaron que los beneficios del programa tanto para los niños como para la sociedad en general superarían con creces los costos, porque la reducción de la pobreza infantil está estrechamente relacionada con mejores resultados en las áreas de salud, educación y participación futura en la fuerza laboral.

Originalmente, se consideró una extensión del Crédito Tributario por Hijos como parte de la Ley Reconstruir Mejor, un proyecto de ley que contenía muchas de las prioridades políticas del presidente Joe Biden, pero en la versión reducida que finalmente se aprobó como Ley de Reducción de la Inflación en 2022 el programa no fue extendido.

Si bien los republicanos en el Congreso han apoyado en el pasado algunas versiones de un crédito tributario por hijos, y algunos actualmente abogan por una expansión más mesurada; otros han expresado resistencia al plan de los demócratas de recuperar el alcance de la asistencia de la era de la pandemia. Entre sus preocupaciones está la de que el crédito pueda servir para desalentar la búsqueda de empleo, manteniendo a los padres fuera de la fuerza laboral.

Cuando se debatió el tema en 2021, una estimación sugirió que la implementación permanente del crédito reduciría la fuerza laboral estadounidense en 1,5 millones. El precio de la medida, estimado en 1.600 millones de dólares en 10 años, aumentaría significativamente el déficit presupuestario de la nación a menos que se adoptaran medidas para compensar los costos, y el plan de los demócratas de equilibrar el desembolso con mayores ingresos fiscales va en contra de la resistencia demostrada por los republicanos a aumentar los impuestos.

Las familias luchan
El hecho de que la pobreza aumentara a partir de 2022 no fue una novedad para las personas que ven los efectos de la privación económica en Estados Unidos todos los días.

Judy Estey, directora ejecutiva de The Platform of Hope (Plataforma de la Esperanza), una organización con sede en Washington que, según refiere, ” trabaja principalmente con familias de color que se han visto en desventaja históricamente”.

Estey dijo a la Voz de América que la retirada de los programas de apoyo de la era de la pandemia, y en particular el Crédito Tributario por Hijos, ha empeorado aún más las circunstancias ya difíciles de algunos de sus clientes.

“Hemos visto a familias que ya enfrentaban muchas barreras y desafíos luchar aún más”, aseguró.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.