Powered by Google Translate

Ampliación del “parole humanitario” de EEUU: ¿Qué cambios trae y qué significa?

La administración Biden anunció que extenderá a cubanos, nicaragüenses y haitianos el programa de visados humanitarios creado originalmente para venezolanos, que establece una cuota mensual para la entrada de migrantes y prohibirá las entradas irregulares por la frontera.

0 60

El gobierno de Estados Unidos amplió el programa de visados humanitarios diseñado originalmente para venezolanos y lo extendió ahora a migrantes de Cuba, Nicaragua y Haití, con efecto inmediato.

La administración de Joe Biden creó este sistema de “parole humanitario” para frenar la llegada de nacionales de Venezuela a la frontera sur y alentar la migración regular, a través de un procedimiento simplificado en el que la persona que desee emigrar a EEUU lo hace aplicando desde el exterior, con la ayuda de un patrocinador.

 

¿Qué cambió con el anuncio?

Originalmente, el programa otorgaba 24.000 visas anuales a venezolanos, que podrían vivir y trabajar legalmente por espacio de dos años en territorio estadounidense, después de pasar un proceso de aprobación que incluye primero un patrocinador en EEUU y luego un chequeo de antecedentes.

Ahora, según anunció el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) y luego confirmó Biden, se ampliará el número a 30.000 mensuales en total para nacionales de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití, los países desde donde llega la mayor cantidad de personas a la frontera sur con México.

La medida estipula, sin embargo, que todo aquel que busque entrar a Estados Unidos de manera irregular y sea interceptado en fronteras será expulsado y no será elegible para aplicar al programa.

En una alocución el jueves desde la Casa Blanca, el presidente Biden pidió a los migrantes que “se queden donde están” en un intento por disuadir a las miles de personas que tratan de entrar cada día al país de forma irregular. “Estamos favoreciendo una migración ordenada y legal. Si tratan de entrar ilegalmente, no serán elegibles para el programa”, advirtió.

Biden también adelantó que México accedió a recibir 30.000 migrantes no admisibles cada mes, en un esfuerzo coordinado para enfrentar una crisis migratoria que el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, definió como “un desafío regional”.

Los migrantes que sean detenidos tratando de entrar ilegalmente a México y a Panamá tampoco serán elegibles para participar en el programa, enfatizó Mayorkas.

Puede leer la nota completa aquí en VoA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.