Powered by Google Translate

“Tenemos muchos retos en la Amazonía”: Procurador general de Brasil apunta al crimen organizado y al saqueo

Augusto Aras, de visita en Washington, conversa con la Voz de América sobre el trabajo del Ministerio Público para hacer frente a la toma ilegal de tierras, el contrabando, saqueo de minerales de la selva y las nuevas rutas de droga para el narcotráfico internacional

0 92

La protección de la selva amazónica brasileña, la reserva natural más grande del mundo y considerada el pulmón del planeta, es un desafío al que se busca hacer frente con nuevas tecnologías, recursos, y alianzas de cooperación entre países vecinos para contener la penetración del crimen organizado, el narcotráfico y bandas que saquean los recursos naturales de ese reservorio natural para el tráfico internacional, asegura el fiscal general de Brasil, Augusto Aras.

El funcionario, que realiza una visita de tres días de trabajo a Washington para intercambiar experiencias con otros funcionarios de la región reunidos durante un evento realizado en la Organización de Estados Americanos (OEA), habla con la Voz de América sobre los planes de trabajo y el impacto que ha tenido un proyecto de cobertura en la Amazonía durante su gestión de cuatro años que culminará en septiembre.

“En la Amazonía hay explotación ilegal de minerales, especialmente oro y piedras preciosas (…) grupos de crimen organizado de todo el mundo utilizan la Amazonía para sacar minerales y exportarlos a Europa y otros países; además Brasil está siendo utilizado como ruta de tráfico de drogas en distintos frentes y eso ha permitido el lavado de dinero”, comenta Aras.

El fiscal brasileño sostiene que se debe hacer frente a todas esas acciones criminales que se concentran en una vasta región de millones de kilómetros cuadrados, optimizando recursos e innovando con tecnología propia.

Agrega que existen “muchos retos” para proteger ese recurso natural que, según estimaciones de organizaciones defensoras del medioambiente, en la última década ha perdido alrededor de 1,6 millones de hectáreas de bosque primario, producto de talas ilegales e incendios provocados para el saqueo de bienes. Asimismo, Aras destaca que los expertos agrupados en el Panel Científico por la Amazonía (PCA) advierten de un “grave peligro” de llegar a un punto “sin retorno” para proteger la selva.

Como encargado de velar por los intereses del Estado, el fiscal explica que el proyecto de innovación para hacer frente a la defensa de la Amazonía ha llevado a transformar y reorganizar los recursos federales destinados al Ministerio Público, y transformar las unidades para una cobertura completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.