Powered by Google Translate

Se necesitan 44 millones de docentes más para alcanzar la meta de la UNESCO para 2030

0 8

En el marco del Día Mundial de los Docentes, el cual se celebra cada 5 de octubre, la UNESCO publicó un informe en el que muestra que todavía se necesitan 44 millones de profesores para alcanzar la meta de proporcionar educación primaria y secundaria para todos antes del año 2030.

“Los docentes desempeñan un papel vital en nuestras sociedades, sin embargo, esta profesión enfrenta una importante crisis vocacional. Algunas regiones del mundo carecen de candidatos. En otras regiones, se enfrentan a una tasa de abandono muy alta durante los primeros años de trabajo. En ambos casos, la respuesta es la misma: debemos valorar, formar y apoyar mejor a los docentes”, expresó Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO.

En el 2016, el mismo estudio reveló que la escasez mundial de docentes era de 69 millones y, aunque el déficit se ha reducido en casi un tercio, la nueva estimación de 44 millones sigue siendo sumamente alta y no es suficiente para satisfacer las necesidades mundiales en materia de educación.

La región que más ha progresado en este aspecto es Asia Meridional, donde la escasez se ha reducido hasta un déficit estimado de 7,8 millones de docentes. En cambio, el África subsahariana avanzó solo un poco y representa un tercio del actual déficit mundial.

Por otro lado, en Europa y América del Norte, a pesar de las bajas tasas de natalidad, la falta de docentes se ubica en el tercer puesto de todas las regiones a nivel mundial, con 4,8 millones de profesores adicionales necesarios. En América Latina y el Caribe faltan 3,2 millones.

Ante la escasez de profesores, la UNESCO recomienda siete medidas para hacer frente a esta crisis:

  1. “Invertir en la formación inicial del profesorado y en programas de desarrollo profesional continuo.
  2. Implementar programas de orientación y mentoría que unan a docentes con experiencia junto a aquellos que están comenzando y promuevan la colaboración entre colegas.
  3. Garantizar que los profesores reciban salarios y prestaciones competitivas, especialmente en comparación con otras ocupaciones que requieren niveles equivalentes de calificación, y brindarles oportunidades de ascenso profesional.
  4. Agilizar las labores administrativas y la documentación para que los docentes puedan centrarse más en la enseñanza y menos en la burocracia.
  5. Fomentar un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal al establecer expectativas realistas para las horas de trabajo y disminuir la carga laboral innecesaria.
  6. Brindar un acceso más sencillo a servicios de salud mental y asesoramiento para apoyar a los docentes en el manejo del estrés y las dificultades emocionales.
  7. Impulsar un liderazgo escolar sólido y colaborativo que reconozca las contribuciones de los docentes, ofrezca retroalimentación constructiva y promueva un ambiente de trabajo positivo.”

 

 

Fuente: UNESCO

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.