Powered by Google Translate

Nicaragua: encargado de negocios del Vaticano sale para Costa Rica tras fin de relaciones

La decisión del Vaticano de cerrar la nunciatura apostólica se produjo una semana después de que el gobierno de Nicaragua propusiera suspender las relaciones con la Santa Sede

0 50

El encargado de negocios del Vaticano en Nicaragua salió este viernes para Costa Rica, poco menos de una semana después de que el gobierno de Daniel Ortega planteara la suspensión de relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

El encargado de negocio del Vaticano en Nicaragua, monseñor Marcel Diouf, salió el viernes para Costa Rica, luego de que el gobierno de Daniel Ortega anunciara a inicios de semana la suspensión de relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

La salida de Diouf coincide con el anuncio del Vaticano del cierre de su misión diplomática en Nicaragua. El cuidado de la sede de la nunciatura fue confiado al gobierno italiano, según las convenciones diplomáticas, informó el medio de comunicación oficial de la Santa Sede.

La decisión del Vaticano de cerrar la nunciatura apostólica se produjo una semana después de que el gobierno de Nicaragua propusiera suspender las relaciones con la Santa Sede.

Previo a su salida, Diouf sostuvo una reunión con el embajador de Alemania en Managua, Christoph Bundscherer, y sus homólogos de Italia, Francia y la Unión Europa en un gesto de despedida, anunció la delegación.

“Marcel transmitirá el mensaje al Santo Padre: Lamentamos el cierre de la Nunciatura. Junto a la Iglesia Católica, los representantes de la Unión Europea en Nicaragua también defenderemos siempre los valores cristianos de libertad, tolerancia y dignidad humana”, dijo Bundscherer en declaraciones escritas.

Ortega ha acusado a la Iglesia y los sacerdotes de complotar un golpe de Estado durante las protestas de 2018 contra el gobierno, y recientemente catalogó a la Iglesia Católica y los sacerdotes de ser “una mafia” y de apañar “crímenes”.

Recientemente, el obispo nicaragüense Rolando Álvarez fue condenado a 26 años de prisión.

Ortega ha prohibido las procesiones religiosas y ha cancelado decenas de radios y canales de televisión de la Iglesia.

Tanto Estados Unidos como la Unión Europea y el mismo papa Francisco han pedido la liberación del obispo Álvarez, que se encuentra recluido en una prisión de máxima seguridad en Managua.

La nota oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua publicada el pasado domingo apuntó que “ante la información que ha sido divulgada por fuentes aparentemente vinculadas con la Iglesia Católica, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre, precisa que entre el Estado Vaticano y la República de Nicaragua se ha planteado una suspensión de las Relaciones Diplomáticas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.