Powered by Google Translate

Electorado estadounidense y diversidad, el reto para 2024

La composición demográfica de votantes cambiará el mapa electoral en el país para los comicios presidenciales del año próximo. Expertos aventuran una aproximación a lo que se puede esperar

0 32

El llamado voto étnico es siempre un debate importante durante los ciclos electorales.

Esto se debe a que, a medida que la demografía del país sigue cambiando, haciéndose menos blanca y más diversa, también lo hace la población votante.

Pero, ¿cómo cambia la afiliación política con el paso del tiempo? ¿Y los nuevos votantes? ¿Qué les motiva a registrarse y votar, o no? Sabemos que el 45% de los nuevos votantes de la Generación Z son personas de color. ¿Votarán más o menos que sus homólogos blancos?

Expertos destacados exploraron en un encuentro con la prensa la transformación del electorado estadounidense, enfocándose en los votantes étnicos emergentes y sus tendencias, motivaciones y conexiones políticas en comparación con sus contrapartes blancos.

La atención se centra en cómo estos bloques de votantes emergentes pueden ser comprometidos y representados efectivamente por los partidos políticos, teniendo en cuenta sus preocupaciones y prioridades.

El encuentro destacó la complejidad y la diversidad del electorado estadounidense en vísperas de unas elecciones históricas, subrayando el poder transformador de la rica diversidad política del país.

Las preferencias de los AAPI

El profesor Karthick Ramakrishnan, de la Universidad de California en Riverside, resaltó que la afiliación partidista de los votantes determina sus opiniones sobre temas. No sucede al revés, como muchos podrían pensar.

La vasta experiencia de este catedrático sobre las comunidades asiático-americanas y de las islas del Pacífico (AAPI) es clave para entender sus posiciones políticas.

El también fundador de AAPI Data y cofundador de California 100, relata que lanzaron un panel de asiático-americanos e isleños del Pacífico, el cual permitirá hacer encuestas mensuales entre los asociados. “Tenemos más de 15 años de experiencia en encuestas y su impacto público”, explica.

Y agrega: “Podemos proveer a los periodistas con información, así como el significado de los datos”.

Según él, los estadounidenses de origen vietnamita tienden a inclinarse más hacia el Partido Republicano, mientras que los de origen japonés e indio muestran una tendencia demócrata más marcada.

Sin embargo, señaló una divergencia en estas tendencias tras las elecciones de 2016, con un desplazamiento hacia el Partido Republicano entre estadounidenses de origen indio y chino durante la presidencia de Trump.

Subraya la aparición de estadounidenses de origen indio, como Vivek Ramaswamy y Nikki Haley, en la oferta de precandidaturas republicanas.

Ramakrishnan destaca además el poder de las narrativas para dar forma a la interpretación y el impacto de los datos, subrayando el papel fundamental de los periodistas en la amplificación de las voces de la comunidad.

“Nos encanta trabajar con periodistas, porque podemos proporcionar los datos, pero son esas narrativas comunitarias y el trabajo que ustedes hacen lo que es tan importante a la hora de interpretar y dar sentido a estos datos”, agregó.

Votantes latinos: juventud y complejidad

Claudia Sandoval, de la Universidad Loyola Marymount, desestimó la visión preconcebida de los votantes latinos como adultos mayores recién naturalizados, enfocándose en los latinos nacidos y criados en Estados Unidos como el grupo que transforma el panorama político con cada elección.

Su llamado de atención va hacia reconocer la naturaleza polifacética de este electorado. “Los votantes latinos no son un monolito. Tenemos que entender que hay diferentes temas que son importantes para diferentes segmentos de la comunidad”.

https://pixabay.com/photos/election-campaign-poster-street-388312/

Destacó que el 22% de los latinos con derecho a voto en las próximas elecciones presidenciales son nuevos votantes y subrayó la divergencia entre hombres y mujeres latinos en sus inclinaciones políticas, con los primeros mostrando una mayor propensión a apoyar a candidatos republicanos, especialmente en estados como Nevada.

Comparte también que el 38% del electorado latino es nuevo en la esfera política desde 2016. “En comparación con la edad media de 50 años para todos los votantes estadounidenses elegibles, la edad media de los votantes latinos elegibles es de 39 años”, remata.

Afroamericanos: desechando la simplificación

Jamil Scott, de la Universidad de Georgetown, planteó que para las elecciones de 2024, la cuestión no es si los votantes negros cambiarán su partidismo, sino cuántos votantes se presentarán en las elecciones.

Al igual que comentó Sandoval respecto a los latinos, aboga por solicitar entendimiento para las complejidades del voto afroamericano. Cree que “Se deben trascender las categorizaciones simplistas y comprometerse con las diversas inquietudes de los votantes negros”.

Para él, “Los diferentes segmentos de la comunidad negra tienen diferentes intereses y diferentes prioridades políticas”.

Señaló una insatisfacción entre los más jóvenes y liberales, destacando que su voto podría depender de si ven un beneficio tangible para su comunidad.

Entre los temas que podrían inclinar la balanza de estos votantes, enumeró el derecho al aborto, la prevención de la violencia armada, la acción por el clima y la protección del medio ambiente, entre otros.

Generación Z: voces activas

Jessica Siles, de Voters of Tomorrow, resaltó que el 45% de los miembros de la Generación Z con derecho a voto en 2024 serán personas de color.

Coincide en que la Generación Z está impulsada por preocupaciones fundamentales como la economía, el derecho al aborto, la prevención de la violencia armada y el cambio climático.

Siles no cree que los jóvenes sean leales al Partido Demócrata. “Seguimos votando en por cuestiones básicas que nos preocupan, la primera de las cuales es la economía”. Detalla que como votantes, son trabajadores y contribuyentes preocupados por la posibilidad de encontrar un buen trabajo o pagar una casa.

La vocera afirma que “esta generación votó en un 28.4% en las elecciones de mitad de mandato de 2022”, con lo cual habría superado a generaciones anteriores en su participación en elecciones de mitad de mandato.

“El futuro de estos bloques de votantes depende de quién pueda comprometerlos mejor en estas cuestiones”, sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.