Powered by Google Translate

Deportaciones a Venezuela comenzarán con migrantes irregulares que entraron a EEUU después del 31 de julio

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU informaron que los vuelos de repatriación directa a Venezuela comenzarán en "pocos días" con migrantes que hayan cruzado irregularmente a territorio estadounidense después del 31 de julio.

0 76

Autoridades migratorias de EEUU restablecerán los vuelos de deportación directa a Venezuela con aquellos migrantes que cruzaron de manera irregular al país norteño después del 31 de julio pasado, informó el viernes Blas Núñez-Neto, subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Núñez-Neto aseguró que los vuelos de repatriación comenzarán en “pocos días”, un día después de que el gobierno estadounidense anunciara que llegó a un acuerdo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro para que ese acepte el regreso de sus nacionales.

Aunque no especificó la cantidad de personas que comenzarían a ser deportadas por ingresar después de la fecha, cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) apuntan que en agosto hubo 31.463 encuentros con venezolanos que cruzaron irregularmente la frontera suroeste.

Núñez-Neto aseguró que la decisión de reiniciar los vuelos a Venezuela forma parte de una “estrategia comprensiva” para “lidiar con los retos migratorios” que se están presentando en la frontera suroeste de EEUU.

“Seguimos insistiendo que no pongan sus vidas en las manos del crimen organizado, no crucen el Darién de manera ilegal… tomen ventaja de estos canales seguros y ordenados que hemos puesto en vigencia”, agregó el funcionario.

Desde la Casa Blanca advirtieron a la Voz de América que esto no significa un cambio de política hacia Venezuela. “Como hacemos con países de todo el mundo, desde hace mucho tiempo hemos instado a Venezuela a aceptar a sus ciudadanos, y estamos contentos de que ahora hayan aceptado hacerlo”, especificó un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional.

“La acción anunciada ayer es parte de un esfuerzo regional para abordar el desafío histórico de la migración irregular, y se limita únicamente a esa cuestión. Nuestras sanciones a Venezuela todavía están vigentes y continuaremos aplicándolas”, insistió a la VOA el funcionario, que mantuvo su anonimato como es usual en estas comunicaciones.

En el pasado, EEUU ha definido al gobierno de Venezuela como una dictadura y, en 2022, el presidente Joe Biden descartó la opción de las repatriaciones.

La fecha del 31 de julio, además, hace referencia al nuevo límite dispuesto para la elegibilidad del Estatus de Protección Temporal (TPS) que fue extendido en septiembre para venezolanos. Unos 472.000 venezolanos que entraron a EEUU antes de esa fecha podrían acceder al estatus.

Esta modificación al TPS se unió al parole humanitario como una alternativa de estancia legal en EEUU para los venezolanos. El programa que permite la llegada de estos nacionales al país y el acceso a permisos de trabajo cumplirá un año de haber sido implementado el próximo 19 de octubre. Desde entonces, unos 130.000 venezolanos han ingresado a EEUU, apuntó Núñez-Neto.

El funcionario estadounidense agregó que el gobierno estadounidense ha “fortalecido las consecuencias” para quienes crucen irregularmente la frontera, entre ellas, la inelegibilidad al asilo y de acceder a vías legales de migración por cinco años.

Puede leer la nota completa aquí en VoA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.