Powered by Google Translate

Cambio climático y consumo consciente

El consumismo es una amenaza para el planeta. Al tomar decisiones informadas y responsables como consumidores, podemos hacer un cambio

0 27

El consumismo se ha convertido en una característica del mundo que nos ha tocado vivir. Sin embargo, detrás de la fascinación por las compras y la adquisición de bienes, se esconde un problema que afecta directamente nuestro bienestar presente y futuro: el cambio climático.

Cuando producimos bienes de consumo, debemos recordar que esto tiene un impacto en nuestros recursos naturales y además se emiten gases de efecto invernadero. Producir y consumir responsablemente es un objetivo crucial.

Un ejemplo es la industria de la moda rápida, que produce ropa a un ritmo vertiginoso para satisfacer las exigencias del mercado.

En una entrevista para nuestro sitio web de la Fundación  VoLo, la diseñadora de modas Mila Miskovic, de Syrena Swimwear, nos explicó el problema. Según ella, a las nuevas generaciones les gusta cambiar de ropa a diario y semanalmente. “Se hacen unas fotos rápidas para las redes sociales y luego pasan a lo siguiente. La moda rápida es la nueva forma de vivir la vida rápida con cambios rápidos”.

Esto significa grandes cantidades de producto, más fábricas produciendo y, por lo tanto, más impacto negativo para el medio ambiente. La rápida obsolescencia de la moda lleva a desechar toneladas de ropa, que termina en vertederos.

En un artículo firmado por la periodista Johani Carolina Ponce para el sitio web de noticias climáticas Huella Zero, se alerta sobre el problema del calzado deportivo: llevan hasta 65 componentes, muchos de los cuales son plásticos,  derivados del petróleo y químicos. Además se dificulta desarmarlos para reciclar sus partes y su uso de segunda mano es muy bajo por razones de higiene.

En situaciones como la de estos zapatos, se recomienda cuidar de los mismos, buscando repararlos para prolongar su vida y apoyar a marcas que confeccionen productos de calidad que puedan durar largo tiempo. También escoger los que usen materiales reciclados o sostenibles.

https://www.pexels.com/es-es/foto/hombre-sin-rostro-regalo-joven-6634186/

Otro ejemplo es el de los envases Stanley para portar bebidas. Estos prácticos vasos ayudan a prescindir de las botellas plásticas de un solo uso para bebidas. Además, tienen larga vida, por lo cual son un elemento muy útil para una rutina práctica y sustentable.

Sin embargo, comprar numerosas unidades del producto contradice estas ventajas. Su fabricación y distribución, como la de cualquier mercancía, tiene un impacto en el ambiente. Y como cualquier otro bien de consumo, debemos ser conscientes de esto, para no adquirir más de lo necesario.

Lo mismo sucede con los vehículos. Si bien el creciente mercado de automóviles eléctricos está comenzando a hacer una gran diferencia, tampoco es necesario tomar una decisión impulsiva en cuatro a cambiar su medio de transporte. Esto también podría alimentar de algún modo el consumo innecesario.

Si usted es un consumidor consciente y además está preocupado por el medio ambiente, probablemente haya tomado una buena decisión al comprar el carro que posee actualmente. La industria automotriz ha hecho grandes avances en los últimos años parar fabricar vehículos con consumo cada vez más eficiente.

Así que si su auto es relativamente reciente y está en buen estado, probablemente pueda conservarlo un tiempo más, mientras planifica la compra futura de un coche eléctrico o híbrido.

En resumen, abordar el problema del consumismo excesivo es clave para enfrentar la crisis climática. Esto implica un cambio fundamental en nuestra mentalidad y nuestros hábitos.

Los consumidores tenemos un papel vital al tomar decisiones informadas sobre nuestras compras, optando por productos duraderos, reciclables y fabricados con prácticas responsables.

La elección está en nuestras manos, ejerzamos nuestro poder como consumidores conscientes.

Este artículo ha sido facilitado por la Fundación VoLo, una organización sin ánimo de lucro cuya misión es acelerar el cambio y el impacto global apoyando soluciones climáticas basadas en la ciencia, potenciando la educación y mejorando la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.