Powered by Google Translate

Biden pide al Congreso prohibir armas de asalto tras tiroteo en Kansas City

El mandatario de Estados Unidos señaló que el país "toca fondo" luego del ataque e invocó a actuar contra la violencia armada

0 80

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lamentó el tiroteo ocurrido ayer miércoles en Kansas City, en el estado de Missouri, durante el desfile de celebración por la victoria del equipo de fútbol americano de los Chiefs en la Super Bowl, en el que una murió una persona y al menos 21 resultaron heridas.

Ante esa situación, pidió de nuevo una prohibición de las armas de asalto. “El Super Bowl es el evento más unificador en Estados Unidos. Nada nos une a más de nosotros. Y la celebración de una victoria en el Super Bowl es un momento que genera una alegría incomparable para el equipo ganador y sus seguidores. Que esta alegría se convierta hoy en tragedia en Kansas City hiere profundamente el alma estadounidense”, dijo , según un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Sostuvo que “los acontecimientos de este miércoles deberían conmovernos, escandalizarnos y avergonzarnos para que actuemos. ¿Qué estamos esperando? ¿Qué más necesitamos ver? ¿Cuántas familias más hay que separar?”.

Para Biden, “es tiempo de actuar. Ahí es donde estoy. Y le pido al país que me apoye. Para hacer oír su voz en el Congreso para que finalmente actuemos para prohibir las armas de asalto, limitar los cargadores de alta capacidad, fortalecer las verificaciones de antecedentes y mantener las armas fuera del alcance de quienes no tienen por qué poseerlas ni manipularlas”.

De acuerdo con él, su administración sabe lo que tiene que hacer, “sólo necesitamos el coraje para hacerlo”.

Recordó que ayer miércoles 14 de febrero, se cumplieron seis años del tiroteo en Parkland, “nos enteramos de que tres agentes de policía recibieron disparos en el cumplimiento de su deber en Washington, DC y que se produjo otro tiroteo en la escuela secundaria Benjamin Mays en Atlanta”. De igual forma, dijo que el martes se cumplió un año desde el tiroteo en la Universidad Estatal de Michigan. “Hemos tenido más tiroteos masivos en 2024 que días en el año”.

A su criterio, “la epidemia de violencia armada está destrozando familias y comunidades todos los días. Algunos son noticia. Gran parte no es así. Pero todo esto es inaceptable. Tenemos que decidir quiénes somos como país. Para mí, somos un país donde la gente debería tener derecho a ir a la escuela, a la iglesia, a caminar por la calle (y a asistir a una celebración del Super Bowl) sin temor a perder la vida a causa de la violencia armada”.

“Jill y yo oramos por los muertos y heridos hoy en Kansas City, y porque nuestro país encuentre la determinación para poner fin a esta epidemia sin sentido de violencia armada que nos desgarra”, concluyó.

Fuente: Prensa de la Casa Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.