Powered by Google Translate

Alcalde de Nueva York prevé una llegada masiva de solicitantes de asilo

“Ya hemos recibido a más de 31.000 solicitantes de asilo en nuestra ciudad y actualmente tenemos abiertos 60 refugios de emergencia", dijo Eric Adams

0 58

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, pidió apoyo a las autoridades federales a la luz de las expectativas sobre la llegada masiva de solicitantes de asilo a raíz de la inminente suspensión del Título 42, una política que ha permitido a Estados Unidos expulsar a la mayoría de personas que cruzan la frontera sur del país.

En un comunicado detalló que la ciudad de Nueva York se prepara para la posible afluencia de autobuses que llegarán desde las fronteras tan pronto una vez finalice el Título 42.

“A lo largo de su historia, Nueva York ha recibido inmigrantes con los brazos abiertos y su éxito ha sido nuestro éxito. Esto fue cierto cuando Nueva York fue fundada por los estadounidenses más nuevos, y fue cierto esta primavera cuando decenas y luego cientos de solicitantes de asilo comenzaron a llegar diariamente a la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria después de viajes largos, arduos y peligrosos”.

Nuevos neoyorquinos

Destacó que se ha hecho todo lo posible para dar la bienvenida a los “nuevos neoyorquinos”, asegurarse de que tuvieran lugares cómodos para quedarse y proporcionarles alimentos, ropa y otros recursos mientras esperaban sus procedimientos legales.

“Ya hemos recibido a más de 31.000 solicitantes de asilo en nuestra ciudad y actualmente tenemos abiertos 60 refugios de emergencia, cuatro centros de ayuda humanitaria y dos centros de bienvenida. Hemos colocado a miles de niños en escuelas y, en total”, precisó.

A su juicio, “el flujo de solicitantes de asilo a la ciudad de Nueva York se ha desacelerado en los últimos meses, pero la herramienta que el gobierno federal ha utilizado para administrar a los que cruzan la frontera expirará esta semana, y se nos ha dicho en términos inequívocos que, a partir de hoy, deberíamos esperar una afluencia de autobuses provenientes de la frontera y que más de 1.000 solicitantes de asilo adicionales llegarán a la ciudad de Nueva York cada semana”.

El mandatario local recalcó que tienen una necesidad urgente de ayuda, “y es hora de que nuestros socios estatales y federales actúen, especialmente aquellos en el Congreso que se niegan a proporcionar los recursos financieros o emitir las autorizaciones de trabajo temporales necesarias para que estas personas vivan adecuadamente”.

Agregó que la ciudad de Nueva York ha manejado esta crisis por sí sola. “Hemos pedido fondos tanto al gobierno estatal como al federal, espacio para albergar a los solicitantes de asilo, personal, para autorizaciones laborales y, lo que es más importante, una estrategia a largo plazo para garantizar que los solicitantes de asilo sean enviados a otras ciudades”.

Ignorados

Resaltó que las solicitudes de asistencia “han sido mayormente ignoradas. Y aunque la delegación federal de Nueva York ha abogado repetidamente porque se envíen fondos a la ciudad de Nueva York, muchos en el Congreso, tanto republicanos como demócratas, se han negado a mover un dedo”.

“Esto no puede continuar. Con la expiración del Título 42, a solo unos días, necesitamos que el gobierno federal, tanto en la administración como en el Congreso, comparta sus planes para trasladar a los solicitantes de asilo a otras ciudades, permitir que los solicitantes de asilo trabajen y enviar ayuda a las ciudades que se han llevado la peor parte de esta crisis. Necesitamos que nuestros socios en el estado reconozcan que ellos también tienen una responsabilidad aquí y que proporcionen los recursos que hemos pedido. Necesitamos defensores que hablen en nombre de los más vulnerables para que den un paso adelante y presionen al gobierno estatal y federal para que actúen. Y necesitamos que los neoyorquinos entiendan que, hasta ahora, se les ha pedido que asuman esta carga casi completamente solos, a pesar de que este desafío se originó mucho más allá de las fronteras de nuestra ciudad”, insistó Adams.

Camino incierto

“Nuestro sistema de albergues está lleno y casi no tenemos dinero, personal ni espacio. A decir verdad, si no se toman medidas correctivas pronto, es muy posible que nos veamos obligados a recortar o reducir los programas de los que dependen los neoyorquinos, y el camino para albergar a miles más es incierto. Estas no son elecciones que queremos hacer, pero pueden volverse necesarias, y me niego a que me obliguen a elegir a los recién llegados sobre los neoyorquinos actuales. Lo diré de nuevo: necesitamos un plan, necesitamos asistencia y la necesitamos ahora”, concluyó el alcalde Adams en la misiva.

Estados Unidos se está preparando para el fin del Título 42, una norma sanitaria instaurada por el expresidente Donald Trump (2017-2021), y mantenida por el actual Gobierno, que ha permitido hasta ahora expulsar a la mayoría de personas que cruzan la frontera sur.

Fuente: Oficina del alcalde de Nueva York

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.