Powered by Google Translate

Elecciones en el extranjero y diáspora en Estados Unidos

2024 verá importantes procesos electorales en varias naciones. ¿Puede la diáspora de esos países votar desde EE. UU.? ¿Cómo los afecta la desinformación?

0 25

Las elecciones dominan la curva de noticias de 2024, y no solamente en Estados Unidos. Taiwán, India y México se encuentran entre los países clave con grandes poblaciones de diáspora en los EE. UU. que tendrán comicios este año.

¿Cómo interactúan los inmigrantes de esas naciones, así como de China continental, con las situaciones políticas de sus naciones de origen? ¿Cuál es el papel de la inteligencia artificial y las redes sociales en la difusión de desinformación para grupos de la diáspora?

Kathleen Newland, Miembro principal y cofundadora del Instituto de Políticas Migratorias, comienza por informar que, en 1980, sólo 21 países concedían el derecho de voto a sus ciudadanos en el extranjero.

“En 2020, 141 países permitieron votar a los ciudadanos en el extranjero en diversas condiciones. Y desde entonces se han sumado unos cuantos más, es decir, casi las tres cuartas partes de los países del mundo”.

Las prácticas de votación de la diáspora cubren un amplio espectro. “Por supuesto, alrededor de una cuarta parte de los países no lo permiten en absoluto. Y en otros, está disponible, pero es de difícil acceso. Por ejemplo, los votantes deben regresar físicamente al país de origen para poder votar y, de hecho, ese es el caso en los 3 países mencionados”.

En algunos casos, el voto en el extranjero está disponible, pero la gente tiene que descubrir por sí misma cómo registrarse. “Hay que pasar por los procedimientos, pero la información no llega mucho a las comunidades de la diáspora”, comenta.

Y luego están esos que hacen que votar en el extranjero sea bastante fácil. “Eso hace que sea un poco más difícil para las personas que viven a cierta distancia votar en consulados y embajadas; pero ciertamente es más fácil que tener que volver a casa para hacerlo en persona”.

Relata que en un grupo de países mucho más pequeño, la participación en el extranjero es activamente fomentada y facilitada, a veces por el propio gobierno y otras veces por los partidos políticos.

Cómo fluye la desinformación

En cuanto a la desinformación difundida a través de las redes sociales, el doctor Rohit Chopra, Profesor de Comunicación en la Facultad de Artes y Ciencias en la Universidad de Santa Clara, afirma que las noticias falsas no son un fenómeno nuevo.

“De hecho, históricamente están muy entrelazados con la historia misma de las noticias. Y es sólo a mediados del siglo XIX cuando se tiene la prensa asociada. Al desarrollar un servicio de noticias que puedan utilizar publicaciones de todo el espectro político, se empieza a tener esta idea de periodismo objetivo, que sé que también es un término problemático en sí mismo”.

Chopra relata que Benjamin Franklin es responsable de noticias falsas. “Difundió un rumor sobre nativos americanos al servicio del rey Jorge, ayudando a los estadounidenses anticoloniales”. También atribuye a William Randolph Hearst la difusión de noticias falsas que en realidad fueron un incidente que condujo a la guerra entre Estados Unidos y España. “Hemos estado aquí antes y ha habido soluciones, por lo que la historia, si la historia sirve de guía, debería darnos cierto optimismo”.

“Ahora, lo que quiero mencionar con respecto a noticias falsas son 2 o 3 cosas, y es que las noticias falsas en el contexto de las elecciones o de otro modo terminan haciendo 2 cosas diferentes. Una es que siempre hay una reivindicación particular, un derecho, que se inserta en el discurso público de la conversación pública tal como es”.

https://www.pexels.com/es-es/foto/persona-que-deja-caer-el-papel-en-la-caja-1550337/

Explica que la diáspora se convierte en un tipo de conducto realmente importante. “Y esto sucede de dos maneras. Una es que, dado que la información circula en un espacio global, estos movimientos, estas tendencias de noticias falsas, se toman prestadas unas de otras”.

“Ahora aquí quiero mencionar otros 2 factores. Esto ha ido de la mano con el aumento de las noticias falsas a nivel mundial. Uno es una especie de erosión de la democracia en todo el mundo. El ascenso del autoritarismo, ¿verdad? Y el tipo de centralización de autoridad y poder. Otro factor determinante ha sido una crisis generalizada en los medios de comunicación. Lo cual es realmente anterior al auge de las redes sociales, pero se ve acentuado por las redes sociales”.

Según el experto, lo que termina sucediendo es que se produce un tipo de discurso global. “Tienes estos temas como el estado profundo, la influencia de Soros, las conspiraciones de COVID, todos circulando en este espacio internacional y todos estos movimientos se fertilizan entre sí”.

En el caso de la India, por ejemplo, cree que el discurso de que el país es un Estado fuerte y Modi es un líder robusto, ha sido un tropo maestro que se ha combinado muy eficazmente con críticas particulares a los líderes de la oposición y a los disidentes.

“Y mucho de esas estrategias provienen de la diáspora india como tal. Sé que se han visto cosas parecidas en el caso de Brasil y ahora se están viendo en Argentina”.

Refiere que en Brasil ha habido una iniciativa para desafiar las noticias falsas y criminalizarlas, y las grandes empresas tecnológicas la han rechazado. “Y esa es una iniciativa loable. Pero también ha habido algunas preocupaciones serias expresadas por los periodistas sobre este tipo de concentración de poder”.

 Un llamado a la diáspora mexicana

La doctora Diana Alarcón González, Especialista en México, ex asesora principal y coordinadora de asuntos internacionales de la alcaldesa Claudia Sheinbaum de la Ciudad de México, se refiere a las elecciones en esa nación y la diáspora mexicana en Estados Unidos.

“Aprobamos hace un par de años una reforma constitucional en el país, donde los hijos de mexicanos que nacieron en el extranjero también pueden registrarse como mexicanos.

¿Y por qué esto es tan importante para este año? En 2024, México va a tener un proceso electoral que la vocera califica de histórico.

“El mayor desafío que tenemos en este momento es aumentar el número de personas que votan en el extranjero. En México, a nivel nacional, dentro de nuestras fronteras nacionales, tenemos algo así como 98 millones de personas votando. Nuestra diáspora es importante y debemos asegurarnos de que ejerzan el derecho de voto desde el extranjero”.

Entonces, si se tiene en cuenta la primera, segunda y tercera generación de mexicanos que viven en otros países, se suman millones. “Algunas personas dicen que 40 millones de mexicanos o mexicanos potenciales que viven en otros países”, revela.

La importancia de la participación de la diáspora mexicana en las elecciones es que potencialmente puede determinar resultados electorales reales en México.

“Desafortunadamente, todavía tenemos una participación muy baja de nuestros ciudadanos que viven en otros países. Los mexicanos que viven en el exterior pueden votar de manera virtual si se registraron en línea”.

Recuerda que “En 2018, cuando tuvimos una elección muy importante en México, cuando un presidente López Obrador fue elegido presidente, tuvimos alrededor de 90.000 votos en el extranjero”.

Agrega que en este momento tienen una campaña muy activa, con la esperanza de poder aumentar el número de personas, con la esperanza de poder aumentar el número de personas registradas para votar.

“Se ve cómo hay una preocupación por aumentar el número de personas que pueden expresar sus preferencias políticas aunque vivan en otro país. Esa es la invitación, es una campaña muy activa que tenemos en este momento, con la esperanza de que especialmente los mexicanos que viven en los Estados Unidos, que son el mayor número en nuestra diáspora, se registren”.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.