Powered by Google Translate

COVID-19: aún sin cantar victoria

* La marca mundial de contagiados supera los 513 millones de personas * La FDA autorizó una vacuna de refuerzo para niños de 5 a 11 años * Las autoridades sanitarias advirtieron que un tercio de los estadounidenses viven en zonas donde la amenaza del COVID-19 es tan alta, que deberían considerar el uso de mascarilla en lugares públicos cerrados *

0 38

Durante las últimas semanas, Estados Unidos ha visto crecer la polémica sobre la conveniencia de relajar las medidas de seguridad con respecto al COVID-19, mientras la marca mundial de contagiados supera los 513 millones de personas.

Aunque aerolíneas, trenes y líneas de autobuses declararon el uso de la mascarilla como opcional, se puede ver a muchos pasajeros con tapabocas en los terminales.

Adicionalmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó el 17 de mayo una vacuna de refuerzo fabricada por Pfizer-BioNTech para niños de 5 a 11 años, tras la votación de 11 a 1 de un panel independiente.

Esperan que la dosis adicional mejore la protección de los pequeños contra el virus. Moderna también anunció recientemente que busca la aprobación de la vacuna de COVID para los niños menores de de 5 años.

La autorización se produce en un momento en el que las infecciones aumentan en EE.UU. Las autoridades sanitarias federales advirtieron que un tercio de los estadounidenses viven en zonas donde la amenaza del COVID-19 es hoy tan alta, que deberían considerar el uso de una mascarilla en lugares públicos cerrados.

Los niños, la prioridad actual

En una rueda de prensa, el doctor Eric Feigl-Ding, cofundador y miembro de la junta directiva de la Red Mundial de Salud, además de Jefe del Grupo de Trabajo COVID en el Instituto de Sistemas Complejos de Nueva Inglaterra, advirtió del peligro al que se exponen los niños cuando se relaja el uso de mascarillas. Citó un estudio en África del Sur, según el cual la variante Ómicron es 20% más severa en los menores.

Créditos: Pexels

Recordó que “Somos los adultos quienes debemos protegerlos con nuestras acciones, como vacunas y otras precauciones”.  Dijo que, por ellos, deberían continuar utilizándose mascarillas.

Feigl-Ding pide tener en cuenta que hay niños que aún no pueden ser vacunados, lo cual es una razón para continuar con el uso del tapaboca. No le parece correcto utilizar el hecho de que las camas de los hospitales no están llenas, como indicador para relajar las medidas. Recuerda que la protección de los refuerzos tiende a desvanecerse 10 semanas después. Para él, eso es como “beber y manejar un auto, sin utilizar los cinturones de seguridad”.

Por su parte, la doctora  Manisha Newaskar, quien es neumóloga pediátrica del Stanford Children’s Health, considera que hay que trabajar sobre la confianza que tienen los padres en la vacuna para sus hijos. Prevé dos dosis para el refuerzo en el futuro próximo.

También advierte que los niveles de vacunación son muy bajos para los niños mayores de 11 años. Por lo tanto, cree que este es un argumento adicional para seguir usando máscaras. Ella misma instruyó a su familia para no bajar la guardia.

El doctor Ben Neuman, profesor de biología y virólogo jefe del Global Health Research Complex de la Texas A&M University recordó que existe registro sobre la muerte de 350 niños menores de 5 años por el coronavirus.

Adicionalmente apunta que las escuelas deben ser llamadas a jugar un rol activo en la vacunación, como lo hacen contra la meningitis bacteriana.

Sobre el tiempo que tomó aprobar las vacunas para menores, el doctor William Schaffner dijo que “Se trataba de obtener antes información sólida sobre la efectividad y seguridad, para que fueran tan confiables como otras vacunas que ya se aplican cotidianamente en la práctica pediátrica diaria”.

Schaffner es profesor de medicina en el Departamento de Política Sanitaria y en la División de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt.

También dice que el riesgo de miocarditis parece ser menor a medida que se baja en edad.

Personas vulnerables y transporte público

El doctor Neuman, apunta que lo hemos hecho muy bien con las medidas preventivas que sen han tomado hasta ahora, y no se deberían relajar.

“Me preocupa que ahora se decida no usar máscaras”, dice ante los repuntes de la enfermedad en lugares como Nueva York y Puerto Rico.

Schaffner cree que el uso de mascarillas en transportes públicos depende de la situación de cada persona, en cuanto a su edad y condiciones de salud particulares.

“Personas mayores, de salud frágil, inmunocomprometidas, enfermas del corazón o de los pulmones; con diabetes o cuidadores de terceras personas con estas condiciones, deberían usar tapabocas en transportes y lugares públicos; aunque el mandato actual sea opcional”, explica.

Solicitó que no hagan sentir mal a las personas que usan máscaras, ya que “Tienen una razón para hacerlo y merecen apoyo”.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.