Rutilio, un Grande

0

Existen muchas maneras de servir a la humanidad en un apostolado de justicia y libertad. Algunos optan por seguir la senda de la vida religiosa y se dedican a unir y prestar su vocación para la transformación de la humanidad, bien sea a través de la docencia, el trabajo cultural y social, la labor intelectual o la atención de los más necesitados.

Hace algunos días, el 5 de julio, hubiese cumplido 92 años el sacerdote jesuita salvadoreño Rutilio Grande, una figura que a través de su trabajo y de su acción se dedicó a sembrar los valores de la libertad y la dignidad humana. En medio de la violencia salvadoreña la saña totalitaria lo asesinó, pensando que con las balas ahogaría el clamor de la ciudadanía.

El 12 de marzo de 1977 la sangre de Rutilio Grande impregnó la tierra de su país, sirviendo para que germinara una planta fecunda que lo llevó a la posteridad, mientras sus asesinos perecieron en la ignominia y fueron engullidos por las tinieblas. Junto a él fueron masacradas dos personas que lo acompañaban a cumplir su labor espiritual y social y que también quedaron sembrados en ese sufrido país, reflejo de una región y de un continente que aún tiene brechas y necesidades.

Rutilio Grande demostró su espiritualidad al ser capaz de ofrecer hasta su vida a favor de la libertad y la justicia. La vocación social del ahora beato se soldó durante toda su vida y fue encaminada hacia la grandeza cuando la irracionalidad lo acribilló buscando  silenciar su trabajo social, su exigencia de una formación de calidad, su verbo a favor del campesinado y los anhelos de un pueblo que estaba hastiado del militarismo.

El jesuita Rutilio Grande pasó a la posteridad por su acción convertida en anhelo y en reivindicación. Sirvió a su sociedad como debe hacerlo un integrante de la Compañía de Jesús, a través del ejemplo, la sencillez y la inclusión. Jesuitas como él disponen de un sitial de honor en la posteridad al erigirse como ejemplo de rectitud y valentía. Ese es el ejemplo que debe seguirse y sacerdotes como él son los que deben recordarse, no otros que optan por dividir y lastimar.  

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más