Piñera promete en su primer discurso darle “tiempos mejores” a Chile con una política de cinco acuerdos

0

Eran las cinco de la tarde y los alrededores del Palacio de La Moneda, sede de la presidencia de la república, se encontraban dispuestos para la llegada de su nuevo mandatario, Sebastián Piñera Echenique. Por segunda oportunidad el multimillonario entraría a palacio de la mano de su esposa y primera dama Cecilia Morel para regir hasta el año 2022 el destino de Chile.

Quién fuera ganador de los comicios presidenciales con el 54.4% de los votos se dirigiría a una audiencia no muy cuantiosa pero que se hizo sentir; un promedio de trescientas personas esperaban a Piñera y a su gabinete ministerial, los banderines ondeaban en el aire gracias a la euforia de los partidarios que gritaban consignas como “¡Arriba los corazones!” y “¡Viva Piñera!”. A las seis y media de la tarde ya los ministros caminaban por la alfombra roja dispuesta a la entrada de La Moneda, la algarabía que brotaba en el ambiente hizo que los políticos se acercaran a los ciudadanos de a pie que pedía una selfie, pero también a una prensa inquisitiva que espera respuestas.

Tal fue el caso del Baldo Prokurica, ministro de Mineria, quien reconoció como un acto republicano y de gran democracia en Chile el cambio de mando celebrado la mañana de este 11 de marzo en la sede del Congreso Nacional en Valparaiso, en donde la exmandataria Michelle Bachelet, en este caso representante de la corriente socialista, entregaba la banda presidencial al Piñera, partidario de la derecha.

Jhovan Valdivia

El automóvil descapotado de la presidencia recorría la calle de Teatinos con el Jefe de Estado que saludaba a quienes lo esperaban llegar. Entre la audiencia se escuchaba “¡Bienvenido Presidente!”,pero también el canto de protesta “¡Y va a caer, este Gobierno va a caer”, que se hizo más fuerte al momento en que Piñera ya se encontraba en la alfombra roja frente al Palacio dispuesto a realizar la ceremonia de bienvenida junto a la guardia militar.

Las notas de himno nacional sonaban, con caminar pausado el Jefe de Estado recorría la vía hasta la sede del Poder Ejecutivo. El saludo del alto mando militar y a llegada de Cecilia a su lado le permitieron cerrar esta etapa del protocolo, ya se encontraba dentro de La Moneda, ahora todos esperarían su primer discurso como Mandatario de su segunda administración.

Ocho y media de la noche, afuera expectantes lo que creyentes de los “tiempos mejores”, adentro en un cóctel de bienvenida  los que tendrán el poder de cumplir esta promesa a los chilenos. Piñera se asoma al balcón adornado con la bandera nacional, la Primera Dama siempre junto a él.

Luismer García

“Hoy llegamos nuevamente a esta casa de todos los chilenos, y una vez más con el firme y urgente propósito y misión de hacer justicia y mejorar la calidad de vida de todos nuestros niños, especialmente de aquellos que en sus cortas vidas solo han conocido el abandono y la soledad”, éstas fueron las primeras palabras del nuevo Presidente quien hizo énfasis en la situación infantil que vive Chile.

Para Piñera fue primordial resaltar la probabilidad de ser juzgados como políticos en el futuro por las generaciones venideras por lo que prometió basar su política de Estado en una cultura de acuerdos entre los chilenos. Asimismo, resaltó que durante estos 4 años de gobierno se llevarán a cabo cinco acuerdos primordiales; el acuerdo por la infancia, el acuerdo por la seguridad nacional, el acuerdo por la salud digna, el acuerdo por la paz en la Araucanía y el gran acuerdo nacional para el desarrollo integral y la eliminación de la violencia en el país.

Para el Jefe de Estado las prioridades durante su mandato serán las mismas que las de los chilenos. “Vamos a luchar por que el Estado no sea capturado ni por la burocracia, ni por la corrupción, ni por los operadores políticos (…) tenemos que recuperar el Estado para que esté al servicio de los chilenos, y esto va a exigir una tarea muy importante que es modernizar nuestro Estado que ya no responde a los requerimientos de los chilenos del siglo XXI (…) La mejor política laboral es el empleo, la mejor política fiscal es el desarrollo económico”.

Luismer García

Fortalecer a la familia chilena con derechos y responsabilidades equivalentes en el hogar, así como la igualdad laboral para las mujeres y la lucha contra la violencia de género, fueron los temas más sensibles tocados por Piñera en su discurso, quien también recalcó su apoyo a la natalidad diciendo “un país que no quiere tener hijos es un país donde algo no anda bien”.

En cuanto al tema migratorio el mandatario solo se limitó a declarar: “En Chile nadie sobra salvo el odio, la maldad y la intolerancia(…) Cada vez que en Chile nos hemos dividido hemos cosechado nuestras más tristes y grandes derrotas”.

Antes de despedir a sus partidarios para dirigirse a celebrar junto a su equipo político, Sebastián Piñera se encomendó a Dios. ” Pido a Dios que nos de la sabiduría, fuerza y humildad para recorrer los caminos y cumplir la gran misión, llegó el momento de los tiempos mejores”.

Fotografía de portada: Dirección de Prensa de la Presidencia de la República

 

 

 

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más