¿Petro volverá a Colombia una Venezuela?

0

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano en Washington, uno de los más influyentes centros de pensamiento en Estados Unidos, cree que es una exageración pensar que con el candidato de izquierda para estas elecciones del 27 de mayo en Colombia, Gustavo Petro, este país vaya a volverse otra Venezuela.

La periodista colombiana Alexandra Correa, habló con él y esto fue lo que dijo frente al temor que genera Petro, segundo en las encuestas presidenciales tras Iván Duque, gran apuesta de la derecha con el Centro Democrático y el polémico expresidente Álvaro Uribe. 

¿Cree que un eventual triunfo de Gustavo Petro en Colombia sería visto como negativo en Washington?

A pesar de los grandes desafíos en Colombia, el país aún tiene fuertes instituciones que impedirían la instalación de un gobierno con tinte populista. Recordemos que el poder judicial evitó el intento de habilitar una tercera reelección de Álvaro Uribe en 2010, por ejemplo. Además Colombia, más que cualquier otro país latinoamericano, tiene muy cerca las consecuencias trágicas y dramáticas de un gobierno populista en Venezuela. Dudo que haya ánimo para instalar un modelo o sistema parecido, tampoco lo creo posible.  

Pero más allá del discurso y las características que pueda tener Petro, me parece que es exagerado afirmar que si gana, Colombia sería otra Venezuela. El papel de las Fuerzas Armadas históricamente ha sido muy distinto y el contexto económico también. Chávez llegó al poder en 1999 y después de dos décadas de debacle económica, el país había perdido el 40% de su ingreso nacional. No hay condiciones parecidas en Colombia.

¿Cuál sería la reacción de Washington de ganar históricamente la izquierda en un país aliado como Colombia?

Aparte de Venezuela, “Washington” no le está prestando mucha atención a la región. Es posible que para algunos sectores Gustavo Petro no sea su candidato favorito, pero de ganar, habría que ver qué tipo de gobierno construye. Creo que Washington trabajaría con cualquier gobierno elegido democráticamente por los colombianos y así debe ser.

¿Por qué Trump no le está prestando mucha atención a la región?

Es bastante normal que el presidente de los Estados Unidos preste poca atención a la región y eso no es necesariamente malo. Otras regiones del mundo como Oriente Medio y Asia (Corea de Norte), presentan amenazas más graves que obligan mayor atención. Sin embargo, la indiferencia de la administración de Trump hacia América Latina, es más notable que otras. A Trump le importa, casi exclusivamente, la política doméstica. Está obsesionado con mantener su base y por eso hay relativamente poca orientación estratégica. 

¿Cómo recibirían los mercados internacionales un eventual triunfo de la izquierda en tres de las economías importantes de Latinoamérica: México, Brasil y Colombia? 

El ciclo electoral este año es de gran incertidumbre y esto no gusta a los mercados. De ganar la izquierda habría que ver cómo va a gobernar. En Brasil, Lula lidera las encuestas, pero es probable que no pueda ser candidato por el juicio de corrupción. Pero si lograra volver a la presidencia, ¿gobernaría como el primer mandato o como el segundo? ¿Quiénes serían sus asesores?.  

En el caso de López Obrador en México, algunas cosas que ha dicho sobre reforma energética, por ejemplo, han generado preocupación. Pero la verdad es que ha hecho declaraciones contradictorias sobre varios temas. Su gestión como alcalde de Ciudad de México fue buena. Parece que algunos asesores en su entorno son bastante competentes, otros no tanto. 

Los mercados internacionales van a estar pendientes sobre qué tipo de gobiernos se van construyendo.

Difícil pensar en una salida democrática de Maduro en Venezuela. ¿Qué se espera en medio de la grave crisis que ya afecta a Colombia?

Dada la difícil situación política en Latinoamérica, incluyendo a Estados Unidos, es mejor mantener expectativas modestas. Hasta el momento los esfuerzos regionales en torno a Venezuela, que surgieron muy tarde, no han producido resultados.  

En Washington la administración esta considerando seriamente la aplicación de sanciones económicas más severas para presionar al gobierno, sobretodo en el contexto de unas absurdas elecciones programadas para mayo. 

¿No cree que sanciones más severas victimizarían a Venezuela como ocurrió con Cuba? La isla culpa a Washington de su fracaso político. ¿No es mejor darle tiempo a Maduro para que fracase solo?

Para aclarar: no comparto la idea de aplicar sanciones económicas más severas, como un boicot petrolero. No creo que funcione e incluso podría ser contraproducente. No sólo empeoraría la ya grave crisis humanitaria y le daría un regalo político a Maduro, sino que también abriría el camino para que otros actores como Rusia, aprovechen las medidas radicales.

Tampoco hay que dejar que Maduro fracase solo y ser pasivo. Por más difícil que sea, hay que mantener la presión tanto nacional como internacional y buscar una salida democrática.

Y ustedes, ¿qué opinan?

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más