La siembra de Betancur

0

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de ser recibidos (junto al magistrado designado y juramentado por la Asamblea Nacional de Venezuela, Gonzalo Álvarez Domínguez) por el expresidente colombiano Belisario Betancur, pudiendo conocer a una figura que evidenciaba gran claridad, profundo nivel de análisis y una capacidad valorativa importante.

Con la desaparición física del gran dirigente colombiano pierde no sólo su país, sino la región, a un líder de capacidades incuestionables que desde siempre manifestó un profundo anhelo de paz y justicia. No dudó el dirigente conservador colombiano en buscar una política de consenso que le devolviera la tranquilidad a la adolorida nación. Sin embargo, el esfuerzo resultó infructuoso, generándose un clima de mayor violencia en todo el país.

Betancur fue un hombre de marcadas convicciones democráticas, al punto que con gallarda actitud se levantó de su escaño en la Asamblea Nacional Constituyente de 1953 para señalar que el presidente era Laureano Gómez Castro y no el militar Gustavo Rojas Pinilla, funesto personaje que se había apropiado del gobierno, contando con el apoyo del cuerpo colegiado. Esa valentía lo convirtió en adversario del régimen dictatorial, y lo llevó a la cárcel por sus posiciones opositoras.

Cuando llegó al gobierno en el período que iniciaba en 1982, la posibilidad de hacer grandes transformaciones se fue diluyendo y terminó sucumbiendo a dos hechos relevantes que marcaron su gestión, castigándolo. La tragedia de Armero y la Toma del Palacio de Justicia siguen siendo velos oscuros que el presidente comprendió y explicó. De todas maneras, esto, junto a la inconclusa búsqueda de la paz, lleva a omitir cuantiosas obras en términos educativos, culturales y de política exterior.

Se va un político integral, que con virtudes y errores es un ejemplo de demócrata y de soñador. Fue hombre público que trascendió la acción gubernamental para ejercer labores legislativas, diplomáticas, académicas y de las letras. Su legado persistirá y aunque el tiempo terminará dándole el reconocimiento que su majestad presidencial merece, ya tiene sitio preponderante para los que anhelan la paz, la equidad, la libertad y la justicia.

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más