Powered by Google Translate

La pérdida del gusto y olfato por COVID-19 perjudica más a los jóvenes

Sobre al proceso de recuperación del sentido del olfato, se enfatizó que casi el 50% de los pacientes mejoraron a las dos semanas del diagnóstico

0 1

Un análisis hecho en 15 hospitales españoles a más de 980 pacientes reveló que una de cada cinco personas con COVID-19 presenta alteraciones de gusto y olfato como primer indicio de la enfermedad y que estas afectan sobre todo a pacientes jóvenes, predominantemente mujeres, que no requieren hospitalización.

El estudio también explica que este grupo tarda más tiempo en recuperarse de la alteración que los pacientes ingresados.

La investigación publicada en el Journal Investigation Allergology and Clinical Immunology (JIACI) y en la que han participado varios especialistas miembros de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), se efectuó durante el máximo pico de la pandemia. Su objetivo es describir la afectación del olfato y el gusto, y ha sido

Las conclusiones de la investigación, en la que han participado 989 pacientes, muestran una prevalencia de alteración del olfato del 53% y de un 52% en alteración del gusto. Además, uno de cada cinco pacientes presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad.

Adriana Izquierdo-Domínguez, del Hospital Consorci Sanitari de Terrassa y del Centro Medico Teknon, y quien lidera el estudio señaló a través de un comunicado que si bien no se han reconocido síntomas específicos de las vías respiratorias altas que permitan distinguir la infección de coronavirus de otras infecciones virales, “las investigaciones realizadas permiten señalar la alteración del olfato como un síntoma característico de la COVID-19”.

Sobre al proceso de recuperación del sentido del olfato, se enfatizó que casi el 50% de los pacientes mejoraron a las dos semanas del diagnóstico.

“En general se produce una mejora de forma espontánea, pero en un porcentaje de pacientes esa alteración persiste en el tiempo, afectando el sabor, la calidad de vida y la seguridad, ya que mediante el olfato se evitan riesgos de inhalación de agentes tóxicos o consumo de alimentos en mal estado”, concluyó Isam Alobid, otro de los autores del estudio.

Fuente: El Heraldo

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más