Denuncian nuevas torturas contra el sargento Bandres Figueroa en Ramo Verde

0

Este fin de semana varios presos fueron brutalmente golpeados por agentes Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), así lo denunció la esposa del sargento mayor Luis Alexander Bandres Figueroa, quien recibió una fuerte paliza.

El domingo la esposa del sargento mayor, Sandra Hernández, acudió a Ramo Verde para llevarle insumos a su cónyuge que estaba en aislamiento en la celda conocida como “el tigrito”.

Sandra Hernández denunció que su esposo fue brutalmente torturado de nuevo. Bandres Figueroa está preso desde el 21 de enero de 2019 luego de comandar el alzamiento militar de Cotiza en Caracas, contra el régimen de Nicolás Maduro.

La noche del sábado Bandres Figueroa fue brutalmente golpeado en la celda de castigo “el tigrito”. De acuerdo al testimonio de su esposa, la tortura fue cometida por funcionarios de la DGCIM, el mismo organismo responsable de torturas previas contra Bandres en enero de este año, tal y como lo han denunciado su esposa y el Foro Penal.

“Entre las 10 y las 11pm del sábado llegó una comisión de la DGCIM en Ramo Verde para hacer una requisa en el piso 4 del anexo A y en el piso 2 del anexo B donde se encuentra mi esposo, pero en ese momento mi esposo ya estaba aislado desde hace 10 días en ‘el tigrito’ y aún está aislado”, relató la esposa del sargento mayor Bandres en exclusiva para Te Lo Cuento News.

Al no encontrarlo en el anexo B los uniformados fueron a la celda de castigo “el tigrito” en busca de un supuesto teléfono celular.

“Se metieron a la celda de castigo y empezaron a preguntar por unos teléfonos y la respuesta fue que ahí no había teléfonos porque es una celda de castigo, esto fue como una ofensa para ellos y agarraron a uno de los presos que estaba en la celda de castigo y comenzaron a golpearlo”, explica Hernández.

Cuando fue detenido en enero, Bandres Figueroa estuvo varios días bajo desaparición forzosa en manos de la DGCIM, sin que su familia ni abogados pudieran conocer su estado.

“Se acercaron a mi esposo y lo golpearon en la cara y él les dijo que no lo golpearan que a un hombre no se le golpea en la cara, eso desató una golpiza brutal contra Bandres”, detalló la esposa de Bandres.

Esta nueva golpiza trajo recuerdos de las torturas que sufrió el sargento mayor de tercera cuando estuvo en custodia de la DGCIM.

“Empezó a gritar ‘me están torturando’ y le metieron unas medias en la boca para evitar que siguiera gritando. Lo metieron al baño y ahí continuó la brutal golpiza”, dijo su esposa.

“Con las medias que le metieron en la boca mi esposo se estaba asfixiando. Un preso trató de interceder y lo golpearon también al punto que le partieron tres costillas y lo tienen en la enfermería de Ramo Verde”.

Los familiares de los presos políticos recluidos en Ramo Verde temen que estas prácticas de torturan y tratos crueles e inhumanos, se sigan repitiendo pese a las medida cautelares.

“Bandres es uno de los presos que tiene medidas cautelares por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero aún así le siguen violando sus derechos humanos”, lamentó Hernández.

“Nosotros nos preguntamos cómo un preso político que se encuentra en una celda de castigo donde tiene más de 10 días aislado va a ser acusado de tener un teléfono donde se supone que en una celda como esa no entra nada y eso va a ser motivo de una golpiza brutal, de ser víctima de tratos crueles y degradantes”, dijo.

“Nosotros denunciamos públicamente porque esto no se puede silenciar”, finalizó la esposa del sargento mayor Bandres Figueroa.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más