Confirman posibles indicios de vida en Venus

La "fosfina" es un componente incoloro, inflamable, explota a temperatura ambiente y huele a ajo.

0

La Royal Astronomical Society hizo un inusual anuncio: las nubes de nuestro vecino Venus podría albergar formas de vida, lo que confirma una hipótesis planteada hace exactamente 53 años en la revista Nature por Carl Sagan y Harold Morowitz.

Investigadores de las universidades de Cardiff, Manchester, y Cambridge, en el Reino Unido, y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en los Estados Unidos, utilizando los telescopios James Clerk Maxwell, de Hawai, y ALMA, de Atacama, en Chile, encontraron un gas llamado “fosfina” o “fosfano” (PH3) entre 48 y 60 km de altura sobre la superficie hirviente de Venus, un planeta rocoso y similar a la Tierra en cuanto a tamaño, masa y composición.

La “fosfina” es un componente incoloro, inflamable, explota a temperatura ambiente y huele a ajo. Pero, lo más esencial, es que se cree podría formarse naturalmente por la degradación de materia orgánica.

De acuerdo con Ximena Abrevaya, astrobióloga, investigadora del Conicet en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE) y directora del Núcleo Argentino de Investigación en Astrobiología, “se encuentra en muy bajas cantidades en la atmósfera terrestre. Desde hace un tiempo se ha propuesto que aquí se produce por descomposición de materia orgánica, y los microorganismos tendrían un posible rol en su producción, aunque no se han identificado aún rutas metabólicas”.

Rodrigo Díaz, del Centro Internacional de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de San Martín (ICAS), por su parte, mostró su emoción pero recordó que “es difícil encontrar evidencia concluyente (de que el gas fue generado por microbios), en este caso hay varias cosas interesantes. A esa altura, la temperatura es propicia para la vida y los autores descartaron otras fuentes, como relámpagos en la atmósfera o vulcanismo. Por otro lado, ese gas en una atmósfera como la de Venus debería oxidarse rápidamente y desaparecer. Tendría que haber algo que lo esté produciendo. La pregunta es si es algo abiótico o con vida”.

Desde que las primeras sondas lanzadas por la Unión Soviética descendieron sobre la superficie del segundo planeta de la familia solar se conoció que allí las temperaturas son capaces de derretir el plomo, la presión atmosférica es 90 veces superior a la de nuestro planeta y sus nubes son de ácido sulfúrico.

De hecho, durante dos mil millones de años el planeta gozó de una temperatura agradable y hasta tuvo océanos, pero actualmente su atmósfera densa en dióxido de carbono creó un efecto invernadero extremo que eleva las temperaturas hasta los 450 grados centígrados.

Sin embargo, a varias decenas de kilómetros de altura, en su cubierta nubosa permanente, la temperatura es de al menos 30º C y en ese ambiente no tan hostil es que los científicos piensan que podría albergar formas de vida similares a los microbios llamados “extremófilos” en la Tierra.

 

 

Fuente: La Nación

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más