Con Fe y Alegría

0

La inmediatez y la supervivencia en el entramado de lo cotidiano, hacen que aspectos que tienen que ser resaltados por su impacto social y por el anhelo de mejores sociedades, se dejen de lado. La lucha por mejores condiciones de vida lleva a que se olvide a organizaciones y personajes cuyo aporte para construir un mundo mejor es favorable. Recordarlos y rendir homenaje puede dar mucho más sentido a la lucha que se adelanta por adecentar la existencia humana. 

El pasado 4 de diciembre hubiese cumplido 109 años el sacerdote jesuita José María Vélaz, religioso de origen chileno que impulsó un hermoso proyecto que trascendía al escenario educativo y que buscaba liberar a la persona de las trabas que el sistema imponía, preparándola para la vida. Fe y Alegría, una de las quijotadas –como llamaban algunos a las ideas del padre Vélaz- cumplió su propósito al llevar esperanza y libertad a muchos.

En este caso, recordar y enaltecer la figura del padre Vélaz no es hacerlo hacia una persona sino impulsar una institución que nació por la necesidad, en plena oprobiosa dictadura militar en Venezuela en 1955, de brindar escolaridad a niños de sectores aledaños al palacio de gobierno. Una vez cumplió su objetivo y llenó ese vacío, Fe y Alegría se reinventó y bajo un preciso diagnóstico social, se expandió a varios países de América, Europa y África, teniendo el acierto de brindar atención a las áreas particulares que lo requieran en cada Estado.

Recordar al fundador de Fe y Alegría por su nacimiento es impulsar una obra que dejó de ser suya y pasó a convertirse en un activo social que ha permitido a cuantiosos sectores salir de la pobreza a través de un modelo de crecimiento que apuesta por el individuo y por su desarrollo en el marco del máximo aprovechamiento de su realidad particular y su contexto, mostrando que el gran acierto de la obra es su flexibilidad.

El padre Vélaz ideó una institución contestataria que notó que la pobreza y la manipulación del individuo se nutrían en la ignorancia, por eso, de la mano de miles de personas, inició una cruzada liberadora para vencer el atraso, entendiendo que ese es el primer paso para derrotar la manipulación. Por ello, recordarlo  en la fecha de su nacimiento es, más que un homenaje, un ejercicio a favor de la libertad por aprender y por cambiar el mundo, haciéndolo un mejor lugar.   

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más