Ciudadanos deportistas

0

Es un chocante lugar común eso de “no mezclar política con deporte”, como si los deportistas fuesen seres invulnerables a la realidad que genera la política, para bien y para mal.

Los deportistas venezolanos no están ajenos a la realidad y tampoco es nuevo que tengan opiniones. Unos se han manifestado antes, con más o menos contundencia, pero incluso los que evaden hablar del tema tienen una opinión porque en Venezuela están sus familiares, amigos, y saben que hay una dictadura. Muchos no hablan precisamente por eso, porque tienen el temor de que algo pueda pasarle a su gente. Hace un mes algunos vieron la cara del tirano en su dimensión cuando los Leones del Caracas, en el club house de visitantes en la final de la LVBP en Barquisimeto, fueron obligados a jugar por presiones del altos funcionarios.

La semana pasada muchos deportistas venezolanos quisieron expresar, a través de videos en sus redes sociales o que hicieron circular, su angustia por la crisis en Venezuela. Se unieron en una campaña para pedir que se permitiera el paso de la ayuda humanitaria. Todos en la coincidencia de que los venezolanos están muriendo sin atención médica adecuada, sin medicinas, desnutridos, que hay niños y familias enteras comiendo de la basura.

 

Deportistas venezolanos de diversas disciplinas han demostrado siempre, cuando compiten, cuando toman un turno al bate o suben a una lomita, cuando anotan goles, hacen Cumbre en el Everest, o compiten por una medalla con la bandera en el pecho o con “Venezuela” en la espalda, que para ellos el país es un compromiso.

Cada uno en lo que hace se ha entregado con sacrificio a su trabajo, como cualquier otro profesional, pero con el deber adicional de representar a un país.

Los deportistas que esta semana unieron sus voces para pedir la entrada de la ayuda humanitaria, muchos de ellos en Venezuela y todos con familia en Venezuela, ven con dolor y algunos padecen igual que el resto, la escasez de medicinas, de alimentos, de seguridad, de libertad.

Pretender que no hablen para no “mezclar la política con el deporte” es pedirles que sean insensibles a un tema que nos atañe a todos.

En 2014 ya los jugadores de Grandes Ligas y de fútbol tomaron posición y participaron de la campaña de “SOS Venezuela” que tanto molestó a Nicolás Maduro, al punto de decir la tontería de que las Grandes Ligas le pagaba por eso. Serán bien recordadas las fotos desde los campos de primavera con nuestra bandera y el SOS, la emblemática foto de Francisco Cervelli con el SOS en la cara y las barras negras que los peloteros se pintaron debajo de los ojos.

Luego en 2017 volvieron a expresarse ante la represión. Muchos pidieron que pararan de agredir y asesinar a los jóvenes.

Aunque no hagan aspavientos, varios de los grandes ligas venezolanos hacen obras sociales y envían ayuda desde sus fundaciones, o aún sin tenerlas, apoyan causas que benefician a venezolanos.

Esta vez la cantidad de deportistas fue mayor y abarcó muchas disciplinas: coincidieron generaciones, beisbolistas y futbolistas, escaladores, un golfista, tenistas, el voleibol, leyendas del atletismo y las artes marciales; boxeadores; una gloria del automovilismo, el motociclismo y el baloncesto Vinotinto.

El que no grabó un video y lo compartió en sus redes escribió al menos un tuit. Fueron muchos quienes decidieron elevar la voz pidiendo la entrada de ayuda humanitaria, conscientes del drama.

Podemos enumerar a Luis Aparicio, nuestro único Salón de la Fama, Andrés Galarraga, Omar Vizquel, Melvin Mora, Bob Abreu, Wilson Álvarez, Eddie Pérez, Alfredo Pedrique, Roberto Espinoza, Tomás Pérez, Francisco Cervelli, Jesús Aguilar, Ender Enciarte, Miguel Cabrera, Martín Pérez, Miguel Rojas, Willson Contreras, Jhoulys Chacín, Heberto Andrade, Elías Díaz, Felipe Vázquez, entre los jugadores y exjugadores de las Grandes Ligas.

El eterno Vinotinto Cheché Vidal, Richard Páez, Giovanni Savarese, Ricardo David Páez, Salomón Rondón, Tomás Rincón, Roberto Rosales, Ricardo Andreutti, Christian Santos, Fernando Aristiguieta, Juanpi Añor, Alejandro Cichero; la vinotinto femenina Verónica Herrera. El golfista PGA y olímpico Johnattan Vegas; el mejor jugador de voleibol de nuestra historia Harry Gómez; el dos veces campeón mundial de karate y ganador de más medallas en su disciplina, Antonio Díaz; el medallista de Oro de Barcelona 92, Arlindo Gouveia; el árbitro Guillermo Rodríguez; William Wuycke, la gloria del atletismo venezolano y olímpico, excorredor de 800 metros; Yván Olivares, jugador de básket y héroe de Portland; Johnny Cecotto, excampeón mundial de motociclismo y primer venezolano en la Fórmula 1; Jorge “El Niño” Linares, excampeón AMB y CMB; el campeón mundial de Apnea, Carlos Coste; Nicolás Pereira, el mejor tenista de nuestra historia, en ATP, Copa Davis y JJOO; Garbiñe Muguruza que expresó su solidaridad a través de un tuit; y el grupo de expedicionarios venezolanos Proyecto Cumbre: Marco Cayuso, Marcus Tobias, Martín Echevarría, Carlos Castillo y Carlos Calderas.

Un nutrido grupo de periodistas, comentaristas y narradores hicimos videos con el mismo clamor. Porque a todos nos duele Venezuela y a Venezuela le debemos todo lo que somos.

Y no solo fueron venezolanos, también se unieron deportistas y figuras de otras nacionalidades como las estrellas de La Liga; el español Santiago Cazorla y el uruguayo Diego Godin; el legendario Paolo Maldini; Bryan Ruiz, capitán de la selección de Costa Rica; el boxeador boricua Ivan Calderón; el referee Luis Pabón y el campeón de boxeo Saúl “Canelo” Álvarez.

Seguramente he dejado a varios sin mencionar, porque siguen sumándose voces a favor de la restitución de la democracia en Venezuela.

El deporte es parte de la sociedad, de la cultura, de la vida. Los deportistas son seguidos por miles y miles de personas en todo el mundo. Por eso los JJOO, los mundiales, las carreras, la Serie Mundial, la Champions, la Copa América, las competencias de atletismo, etcétera, son espectáculos seguidos por millones de aficionados, por eso los estadios albergan a tanta gente. Los protagonistas de las hazañas deportivas que hacen cosas que el común de las personas no hacemos, también son seres humanos y les importa el mundo y aman a su país, al que representan con tanto compromiso y orgullo. Ellos que llevan siempre nuestra bandera.

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más