Artículo de The New York Times afirma que hubo un pacto entre Nicolás Maduro y Lorenzo Mendoza

Tareck El Aissami y Cilia Flores fueron claves para lograr acuerdos que suspendería persecución contra la empresa privada

0

La historia de una presunta tregua pactada entre el empresario Lorenzo Mendoza y el cuestionado Nicolás Maduro durante una reunión a mediados de 2018 habría sentado las bases para un acercamiento del gobierno socialista de Venezuela con la clase empresarial, tras años de persecución por parte del chavismo contra el sector privado del país.

El presunto acuerdo surgió después de que cesaron los crecientes rumores sobre una posible candidatura presidencial del carismático dueño de empresa Polar, muy popular entre los venezolanos, y los ataque de Maduro hacia él.

Así lo reseña un artículo publicado por el diario The New York Times en el que asegura que el deshielo de las relaciones entre los antiguos “enemigos” ha sido clave en los recientes cambios que ha tenido la economía venezolana, fuertemente controlaba por el régimen chavista, para dar paso “un capitalismo de facto” que le están permitiendo a Maduro el evitar el colapso total y asegurar su continuo control del poder.

El diario sostiene que Mendoza buscó la intermediación de Tareck El Aissami y la primera dama del chavismo, Cilia Flores para pedir que se detuviera la persecución en contra de la empresas.

El Aissami, pieza clave para el encuentro

Citando al diario, el sitio web Efecto Cocuyo resalta que el enlace entre Maduro y Mendoza se logró gracias a las gestiones del  vicepresidente sectorial para el Área Económica y ministro para las Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami.

El funcionario habría sido el encargado del encuentro entre el empresario y Cilia Flores, con quien se acordó el pacto, aseveran cinco personas que tuvieron conocimiento de la reunión, citada por el The New York Times.

El pacto consistió en que Mendoza dejaría sus críticas contra el chavismo y se mantendría bajo perfil, mientras, el gobierno dejaría de perseguir a Polar y haría algunas concesiones en materia económica como flexibilizar el control cambiario, suspender las inspecciones a las empresas y no intervenir en los despidos de personal.

Ministerio entregan poder a empresas privados

The New York Time indica que este viraje en la posición del gobierno de Maduro reactivó algunos sectores de la economía y algunas inversiones. Por un lado, Maduro resiste las sanciones de Estados Unidos y el aislamiento internacional. Por el otro, el sector empresarial puede volver a los negocios con menos presiones y amenazas que han vivido desde la llegada de Hugo Chávez al presidencia de Venezuela.

Ante la grave crisis que enfrenta la nación petrolera, tanto ministerios como muchas de las compañías a manos del Estado están devolviendo “silenciosamente” el control y manejo a operadores privados, quienes ahora administran desde hoteles icónicos hasta azucareros expropiados en el pasado, revela un asesor del gobierno que ayudó a redactar el programa que The New York Time  cita como fuente.

El régimen de Maduro ha concedido extensiones de tierra expropiadas por su predecesor mediante el arrendamientos a cualquiera que esté dispuesto a trabajar en ellas, mientras que la llamadas inspecciones que anteriormente buscaban fiscalizar y cerrar compañías privadas ha sido sustituida por cordiales reuniones entre ministros y líderes empresariales, dice The New York Times.

Los cambios incluyeron también ignorar los despidos de trabajadores y la reducción de sindicatos, hoy desmantelados, pese a la estrictas leyes laborales que antes prohibían a las compañías salir del personal.

Lo más destacado, sin embargo, señala el diario es el fin de los rígidos controles de divisas que, en el pasado, eran penalizados por el gobierno y que ahora, de pronto, permite una dolarización de facto de la economía venezolana.

Este encuentro del empresario con altos jerarcas del chavismo se habría dado por presiones de la familia Mendoza hacia el propio Lorenzo, quien lo convenció de hacer los contactos para preservar los intereses de la compañía alimenticia privado más grande de Venezuela, agrega el sitio web Efecto Cocuyo.

Venezolanos reaccionan 

En redes sociales se hicieron sentir las opiniones de los ciudadanos, tras la publicación de la noticia.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más