Acordes de libertad

1

Hace sesenta y dos años Venezuela escuchaba sus primeros acordes de libertad. La funesta dictadura militar que pocos días antes aseguraba mantener un control absoluto sobre los venezolanos no era más que un recuerdo amargo. La tiranía que se consideraba inamovible había caído con su culto a la personalidad y los presos políticos contaban en las calles sus experiencias, mientras que los exiliados se apresuraban a volver.

El dictador y su séquito de adulantes y enfermizos personajes rumiaban su rabia en el exterior, mientras que algunos personeros del régimen depuesto, abandonados por los mandamases, estaban detenidos e investigados por sus tropelías y complicidades. Se respiraba un anhelo de esperanza y se vociferaba la promesa de no repetir los aciagos días de una tiranía.

Sin embargo, la tarea no estaba completa con la huida de los desalmados, pues el país había pasado años sumido en sombras de ignominia que ameritaban un cambio drástico. De esta manera, se hacía imprescindible que se pensara en el futuro, por lo cual todo pasaba por reinstitucionalizar a Venezuela y erigir un verdadero Estado de derecho. Por ello, se empezó a vislumbrar la construcción de una verdadera nación, no de un territorio en manos de secuestradores, corruptos y crueles.

Uno de los organismos que surgió fue el Colegio de Internacionalistas de Venezuela. Los que soñaban con un servicio exterior de Estado se dieron a la tarea en la sala de ensayos del Orfeón Universitario, con la magia que eso implica, de constituir un gremio necesario para clamar por una cancillería técnica y reivindicativa. Allí comenzó la lucha de una institución que históricamente ha levantado las banderas de servir al Estado y de profesionalizar al personal.

Sesenta y dos años después, el honorable Colegio de Internacionalistas de Venezuela sigue luchando por la verdadera esencia de la diplomacia. Desafortunadamente, las circunstancias que afronta la nación son muy similares a las que precedieron a su fundación, pero pese a ello, el ímpetu musical que llevó a los fundadores a constituir al ente, sigue latente y los internacionalistas estamos prestos a servir al país cuando los acordes de la libertad –que están por sonar- irrumpan estridentemente y se haga perentorio reconstruir el país.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte
1 Comentario
  1. Freddy Alvarez Dice

    Muy bueno el artículo del Director de la EEI, Luis Daniel Alvarez, quie es un excelente analista. Me permito agregar a su interesante comentario, que el fundador del CODEIV fue el insigne Dr Efrain Schat Aristeguieta quien además de haber sido mi Maestro y Profesor , fue también mi Mentor en la EEI, en el CODEIV y durante toda mi vida profesional. Lo recuerdo con particular y permanente afecto

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más