Powered by Google Translate

Renuncia enviado especial de EEUU para Haití por trato “inhumano” a migrantes

El embajador Daniel Foote asegura que la Casa Blanca no ha tenido en cuenta sus recomendaciones para lidiar con la situación migratoria en la frontera.

0 39

Fuentes del Departamento de Estado de Estados Unidos confirmaron este jueves que el enviado especial para Haití, el embajador Daniel Foote, había presentado su renuncia al considerar que los migrantes haitianos habían recibido un trato “inhumano” en la frontera sur del país.

“No voy a estar asociado con la decisión inhumana y contraproducente de Estados Unidos de deportar a miles de refugiados e inmigrantes ilegales haitianos a Haití, un país donde los funcionarios estadounidenses en recintos seguros debido al peligro que representan las bandas armadas que controlan la vida diaria”, escribió el ahora el embajador en su carta de renuncia, que fue difundida por PBS (Public Broadcasting Service).

En los últimos días, miles de migrantes haitianos se han congregado en algunos puntos de la frontera como en Del Río, Texas, aguardando luz verde de las autoridades migratorias para poder entrar a Estados Unidos. Muchos de ellos, en declaraciones a la Voz de América, admitieron haber huido de la isla caribeña por la grave situación política desatada en el país y por las consecuencias de los últimos desastres naturales que han azotado a toda la nación, que ya estaba sumida en una profunda crisis social y humanitaria.

Sin embargo, el Gobierno liderado por el presidente Joe Biden reaccionó a la llegada de grandes multitudes de migrantes haitianos incrementando vuelos desde San Antonio y Laredo, ambas ciudades en Texas, para deportar a los nacionales ilegales que habían emprendido una peligrosa travesía hasta llegar a Estados Unidos.

Según Foote, la política implementada por el actual ejecutivo norteamericano no se alinea con las recomendaciones que él había propuesto ya que fueron desestimadas e ignoradas por la Casa Blanca. “La creciente migración en nuestras fronteras solo crecerá a medida que incremente la miseria inaceptable de Haití”, señaló.

Defendió que los haitianos deben tener la oportunidad de “trazar su propio rumbo, sin titiriteros internacionales y candidatos favoritos, pero con un apoyo genuino para ese rumbo”.

El funcionario del Departamento de Estado, que habló bajo la condición de anonimato, agradeció el trabajo prestado durante sus funciones como enviado especial del Gobierno de EE. UU. para Haití pero consideró que se había excedido en sus funciones.

“Constantemente ha buscado una mayor supervisión, una mayor responsabilidad de una manera que no pensamos que fuera apropiada o prudente en ese momento”, señalaron desde el Departamento de Estado.

 

Estados Unidos defiende «una migración segura y ordenada»

 

En ese sentido, insisten en que Estados Unidos mantiene su compromiso en el control de los flujos migrantes en la frontera. “Estados Unidos sigue comprometido en apoyar de manera segura y ordenada la migración humana en toda nuestra región, y nos relacionamos con socios a lo largo del corredor migratorio para inculcarles nuestra responsabilidad compartida para la gestión humanitaria de la migración”, rezaba el comunicado difundido a primera hora de la mañana.

Sobre la gestión de la Casa Blanca en torno a la cuestión migratoria, recuerdan que esta pasa por “hacer cumplir las leyes migratorias y proteger a las poblaciones vulnerables”.

En cuanto a los cientos de migrantes deportados a la isla caribeña tras su intento fallido de entrar al país norteamericano, “Estados Unidos está trabajando con la Organización Internacional para la Migraciones para garantizar que los migrantes haitianos que regresan sean recibidos en el aeropuerto y se les brinde asistencia inmediata”.

 

Soluciones a largo plazo

 

La Administración estadounidense, que siempre ha dicho que la gestión de las crisis migratorias tienen que abordarse en los países de origen para crear oportunidades y evitar que la población se vea obligada a salir, también expresó su intención de seguir trabajando en Haití para buscar soluciones a largo plazo.

“Estamos trabajando para identificar formas de brindar una asistencia más integral en el futuro. A largo plazo, el Gobierno de Estados Unidos trabajará con el de Haití y las partes interesadas del país para fortalecer la gobernabilidad democrática y el estado de derecho, aumentar el crecimiento económico inclusivo y mejorar la seguridad y la protección de los derechos humanos en Haití”, detallaron.

 

 

Fuente: VoA Noticias

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.