Powered by Google Translate

¿Qué pasaría si ganase el No en plebiscito por la paz en Colombia?

0 63

Al proceso de paz que se está desarrollando entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) solo le falta un paso preponderante para su efectiva conclusión: la votación popular.

El plebiscito es la opción propuesta por las filas del gobierno de Juan Manuel Santos para someter a consenso los acuerdos de paz. Como en todo plebiscito, las opciones son solo dos: un Sí o un No; sin embargo, esta votación será muy diferente a cualquier sufragio anterior, pues en esta se decide una parte muy importante de la historia colombiana.

En primera instancia, si gana el Sí, los acuerdos se firmarían tal cual están y se concluirían con éxito las conversaciones en La Habana. Pero si gana el No, podría retornarse al conflicto armado. Aunque vale destacar que esto solo sería una posibilidad, puesto que el Acuerdo Final de Paz podría lograrse desde otros términos.

Las posturas internacionales se inclinan por la victoria del Sí, alegando que no existe ninguna persona en Colombia que no desee la paz, no obstante, la impunidad es una palabra que ronda en la cabeza de los colombianos y que podría ser un elemento crucial para que gane el No.

Las dos opciones tienen representación política. El Sí es apoyado y promovido por el ex presidente de Colombia, César Gaviria, quien considera que la paz es la prioridad número uno.

El No es respaldado por el ex presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien argumenta que los acuerdos dejarían como consecuencia la impunidad de muchos crímenes terribles cometidos por la guerrilla.

En efecto, la paz es necesaria luego de años de conflicto, sin embargo, un porcentaje importante de colombianos considera que muchos delitos serán perdonados sin justificación.

Experiencias anteriores como la que tuvo, precisamente Gaviria, con el Cartel de Medellín y el narcotraficante Pablo Escobar, dejaron un sabor agrio en la población, pues en el camino hacia el asesinato de Escobar, la opinión pública consideró que el gobierno fue muy condescendiente con los criminales.

Pese a eso, este escenario es diferente. La tutela nacional e internacional sobre el proceso de paz demuestra que existe toda una investigación en torno al tema, para evitar que los delitos de lesa humanidad sean perdonados.

De ganar el No, el conflicto podría reanudarse si así lo decidiera el ala guerrillera. A su vez, la Corte Constitucional de Colombia expresó en julio que el gobierno dirigido por Juan Manuel Santos podría emplear otras alternativas para lograr el cese de la hostilidad.

El magistrado Luis Ernesto Vargas Silva manifestó que «la Corte advierte que los potenciales efectos aprobatorios del Acuerdo Final, solo tienen como objeto activar la implementación del mismo, así como darle legitimidad democrática y estabilidad temporal al mismo. En el caso contrario, esto es, la desaprobación del plebiscito especial, lo que se afecta es la implementación normativa del Acuerdo, pero ello no significa que la decisión del Pueblo haya privado de contenido al derecho a la paz, pues esto no es lo que se somete a discusión, ni menos que afecte el ejercicio de las acciones para la conservación».

Es decir, se trataría de un salvavidas en caso de que en los comicios ganara la opción de los uribistas, el No. Una alternativa que tiene bastante fuerza en las campañas populares, ya que en Colombia se han evidenciado mensajes difundidos en los billetes que citan «Santos y FARC, hambre, pobreza y muerte». A pesar de esto, un 67.5% de la población votaría por el Sí.

Para obtener una decisión final se requieren 4.5 millones de votos, bien sea por el Sí o el No, esta cantidad es necesaria para validar el plebiscito especial. Además, no se trata de decidir si se está o no de acuerdo con la paz, se trata de un medio para preguntarle al pueblo si está de acuerdo con una decisión política, en este caso, con el Acuerdo Final que el Presidente Santos busca firmar en La Habana.

Asimismo, es necesario recordar que esta votación es vinculante solo al presidente, por lo que los resultados solo afectarían las decisiones del mandatario en torno a la incorporación del Acuerdo Final en la Constitución colombiana.

Esto, de ganar el Sí. De ganar el No, ni el presidente ni ningún ente gubernamental podría incluir lo aprobado en las reuniones de La Habana dentro de la Carta Magna, más no sería el fin de la negociación.

El plebiscito fue solicitado por Santos, el carácter vinculante no atañe al Congreso, por ejemplo, por lo que este podría continuar el acuerdo desde otras vías. Incluso, otra opción es que a través de un acto del legislativo se le otorgue la potestad al mandatario de seguir él mismo con el proceso de paz, sin importar los resultados en la votación.

En síntesis, el plebiscito por la paz en Colombia no es una votación por la paz o la guerra, es una votación referente a la base de unos acuerdos concretados en reuniones entre el gobierno y la guerrilla. De ganar el No, no necesariamente se regresaría a las hostilidades, podría continuarse el proceso, solo que tomaría más tiempo. Además, dejaría abierta la posibilidad de que los grupos de la FARC retomasen las armas, lo que impediría de forma definitiva la firma de acuerdos en el futuro.

Es una decisión transcendental. Los colombianos tienen mucho sobre lo cual pensar antes de asistir a las urnas electorales. La Iglesia Católica -la cual no ha tomado una postura definitiva- mantiene que lo importante es que todos los ciudadanos salgan a votar.

En efecto, la participación es lo imperante, pues la nueva página en la historia colombiana debería ser escrita desde la pluma de sus propios ciudadanos, sin temor a los resultados.

Por: Fátima De Oliveira
@fatideoliv

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más