Powered by Google Translate

Qué es la parálisis de Bell vinculada a la vacuna de Pfizer

La mayoría de los casos se recuperan con el tiempo sin mayores problemas, pero la diabetes, obesidad, hipertensión, embarazo, preeclampsia y las enfermedades de las vías respiratorias son factores de riesgo.

0 218

Un paciente sufrió dos parálisis faciales luego de inocularse la vacuna de Pfizer-BioNTech, autorizada el 21 de diciembre del año pasado. Ahora este fármaco está bajo la lupa de los científicos para conocer su relación con la parálisis de Bell.

Esta dolencia se trata de una parálisis unilateral del nervio facial, en la que los músculos de un lado de la cara se paralizan o se debilitan. En el caso de este paciente, se produjeron cinco horas después de la primera dosis y, un episodio más grave de parálisis en el lado izquierdo de la cara dos días después de recibir la segunda dosis.

La persona inoculada tenía un IMC elevado, presión arterial alta, colesterol alto y diabetes de tipo 2. Fue al servicio de urgencias tras los dos episodios donde se le diagnosticó parálisis de Bell y fue dado de alta con un tratamiento basado en esteroides.

«Que ocurrieran los episodios inmediatamente después de cada dosis de la vacuna sugiere fuertemente que la parálisis de Bell se atribuyó a la vacuna de Pfizer-BioNTech, aunque no se puede establecer una relación causal», señalan los autores.

De acuerdo al Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, la parálisis de Bell es una forma de parálisis facial temporal que se presenta luego de una lesión o trauma en el séptimo par craneal, uno de los nervios faciales.

Los síntomas del fenómeno son: debilidad repentina en un lado de la cara, párpado o esquina de la boca caídos, babeo, alteración en el gusto, lagrimeo excesivo e incapacidad para cerrar el ojo o la boca. Los síntomas se presentan de repente y alcanzan su punto máximo en un plazo de 72 horas.

La mayoría de los casos se recuperan con el tiempo sin mayores problemas, pero la diabetes, obesidad, hipertensión, embarazo, preeclampsia y las enfermedades de las vías respiratorias son factores de riesgo.

En los ensayos clínicos iniciales de las tres principales vacunas contra el COVID-19 aprobadas para su uso en el Reino Unido (Pfizer-BioNTech, Moderna y Oxford/AstraZeneca) se notificaron algunos episodios únicos de parálisis unilateral del nervio facial.

 

Fuente: Heraldo

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.