Powered by Google Translate

Proteger el voto: avances y tareas pendientes

En las recientes elecciones presidenciales estadounidenses confluyeron una enorme participación y una gran desconfianza. ¿Cómo se ha a avanzado en la protección del derecho al voto? ¿Qué asuntos quedan pendientes?

0 6

Votar es el derecho más básico en la democracia estadounidense; pero muchos se sorprenden al saber que no está consagrado en la Constitución de los Estados Unidos.

A pesar de la participación sin precedentes de los votantes, tanto en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre como en las del 5 de enero en la segunda vuelta del Senado de Georgia, las barreras al voto persisten y la desconfianza pública ante los resultados de las elecciones está en niveles históricos.

 

Imagen referencial – Mohamed Hassan/Pixabay

 

¿Cuáles son las propuestas clave para reconstruir la confianza y reformar el sistema electoral?

 

“Las legislaturas se parecerán a nosotros”

 

Judith A. Browne Dianis, es abogada de derechos civiles y co-directora del Proyecto de Avance. Esta organización se dedica a luchar por asuntos de justicia, como derecho al voto, inmigración, educación y temas raciales.

 

Judith A. Browne Dianis – captura de pantalla

 

Acota que el odio y el racismo siempre se traducen en violencia. “Lo hemos visto antes y continuamos viéndolo”. Afirma que “Su actitud es que el país es de ellos y no nuestro. Deben entender que tienen que compartir el poder”.

Browne Dianis resalta la diferencia de trato por parte de fuerzas de seguridad ante diferentes grupos manifestantes. “Las protestas de Black Lives Matter fueron atacadas por policías y militares; pero a los del Capitolio se les pidió que salieran, se les abrieron las puertas, fueron tratados de una manera diferente. No es un incidente aislado”.

Denuncia que a esto se une que hay legisladores tratando de restringir el derecho al voto. “El cambio de los distritos electorales se continúa viendo. Hay estados que han intentado cambios de legislación para suprimir votantes. Esto sucedió luego de la elección del presidente Barack Obama”.

Según refiere, en Georgia hay una propuesta de eliminar los votos ausentes o que se soliciten requisitos adicionales de identificación a los votantes. En Pensilvania también se quieren introducir elementos de identificación para corroborar firmas. “Todos estos requisitos extraordinarios parten de que hay fraude, de que hay quienes se hacen pasar por otros para votar. Esas medidas se deben examinar muy bien”.

Recuerda que la Ley John Lewis de derechos para los votantes debe ser llevada adelante. “Estamos trabajando en el derecho al voto, porque muchos no saben que no está tipificado en la Constitución. Hay que corregir esto, para cuando haya juicios al respecto”.

También están trabajando para que la gente que ha cometido delitos mayores pueda recuperar su derecho al voto.

Celebra los resultados de las elecciones de Georgia, donde ganaron las elecciones de segunda vuelta el afroamericano Raphael Warnock y el judío John Ossof, venciendo prejuicios que se consideraban insuperables en ese estado. Y agrega: “Con el tiempo las legislaturas estatales se van a ver cada vez más como nosotros”.

 

Buenas noticias

 

La doctora Gabriela D. Lemus, es presidenta de la junta directiva de Mi Familia Vota. Durante 2020 movilizaron gente latina e incrementaron su poder de voto en California Arizona, Nevada, Colorado, Texas y Florida. Añadieron Michigan, Wisconsin y Georgia. Trabajan en lugares con fuertes concentraciones latinas y con brechas en su organización. Son estados muy disputados electoralmente, a los cuales ella denomina “Los típicos sospechosos”.

 

Doctora Gabriela D. Lemus – captura de pantalla

“No le damos el poder a la gente, la gente se apropia del poder por sí sola. Nosotros solamente los ayudamos”. Explica que hay que contactar a cada persona un mínimo de tres o cuatro veces para que establezcan un plan de votación. “También colaboramos con su movilización”.

Trabajan con organizaciones locales, ya que piensa que hay que ser sensibles a lo local. “Es difícil hacer que los votantes se movilicen en las poblaciones latinas, porque piensan que tienen pocas probabilidades de ganar”, lamenta.

Uno de los problemas identificados es que los recursos llegan tarde. “Se gastan en publicidad y eso no es organización, que es lo que necesitamos”. Agrega que no necesitan solamente dinero, también hace falta voluntariado.

Califica como “muy duro” el desafío de la pandemia. Muchas personas de sus audiencias han perdido sus trabajos.

Segura que su promoción funciono muy bien, y ejemplifica con la iniciativa denominada “La cafetera” en Georgia.

“De los más de 8,6 millones latinos que votaron temprano, casi dos y medio estaban votando por primera vez. Nuestra participación fue decisiva en estados como Arizona, Colorado, Nevada, Michigan, Wisconsin o Pensilvania”, celebra. Los votos tempranos para la segunda vuelta de Georgia, un estado donde la vocera considera que hay “un racismo sistémico y estructural” alcanzaron 80 mil.

Lemus destaca la labor en el primero de estos estados, donde pesaba la presencia del antiguo sheriff Joe Arpaio, conocido por sus tácticas contra los latinos en el decisivo condado de Maricopa.

Dice que no se pueden confundir las amenazas reales con las que no lo son, como los hechos de que una persona vaya a ir a votar por otra no existe, o que un tercer país o gobierno vaya a cambiar resultados.

Lemus considera que los medios tienen un gran papel el la fluidez de la democracia. Le inquieta que los medios en español no verifiquen adecuadamente su información, lo cual sucedió mucho en Florida.

La vocera adelanta que los resultados del censo traerán cambios significativos en las circunscripciones electorales.

 

Facilidades y amenazas

 

Myrna Pérez, directora del Programa de Derechos y Protecciones del Voto del Centro Brennan, explica que “Pudimos lidiar con fuerzas que estaban yendo en nuestra contra. Lo hicimos en medio de una pandemia y durante una crisis económica. Había políticos a todo nivel tratando de engañar y confundir a los votantes”.

Myrna Pérez – captura de pantalla

35 estados cambiaron sus políticas a favor de los electores, para facilitarles el ejercicio de este derecho. “Este tipo de reformas no se ven así de rápido, pasó porque muchos nos involucramos: abogados, celebridades, deportistas que prestaron sus nombres. Pusimos presión sobre las instituciones y el poder”.

Según Pérez, aprendieron que mucha gente que debe lidiar con adversidades para ejercer sus derechos, “Hay que darle facilidades, por ejemplo, a la gente sin hogar para que vote. Y estamos en el medio de una crisis de desalojos”.

Pérez revela que sí hubo casos de intimidación, en los cuales se busca asustar a la gente para que no ejerza su voto. “Tuvimos más reportes de hombres con camionetas y armas que en ninguna otra elección”.

Administradores de elecciones también han recibido amenazas en sus casas o están siendo juzgados, según la especialista; quien también refiere que algunos en Georgia decían que no tenían la obligación legal de participar a la gente cuando se cambiaran los centros de votación.

“Tenemos que resolver nuestras diferencias políticas y la transferencia de poder. Es mejor cuando se incluye a todos. Hay que invertir en nuestras elecciones”. Lo que más le preocupa de cara al futuro, es que “La gente siente que tiene que haber un cataclismo para participar como participó esta vez”.

También le inquieta que continúe la desinformación. “Las redes sociales permiten escribir cualquier cosa, no se sabe qué es verdad y qué no es”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más