Powered by Google Translate

Pasado y futuro de las políticas migratorias

La pandemia y la economía le quitaron foco al asunto de la migración en la reciente campaña electoral. ¿Qué hizo la administración Trump en ese delicado ámbito y qué se espera de un inminente gobierno de Joe Biden?

0 23

Ningún tema ha sido más importante para la administración del presidente Donald Trump que la inmigración. Sin embargo, el asunto fue en gran medida ignorado durante los debates y la campaña, ya que quedó eclipsado por la pandemia, la atención sanitaria y las preocupaciones económicas.

 

Imagen referencial – Darren Patterson / Pexels

 

 

¿Qué pasó durante su gobierno en materia de inmigración, asilos y refugiados? ¿Cuál es el futuro de un tema tan sensible para las comunidades hispanas? ¿Habrá profundización de las políticas restrictivas o un alivio de las mismas?

En todo caso, Estados Unidos se encuentra frente a un cruce de caminos en cuanto a decisiones en este ámbito, de cara al inicio de un nuevo período presidencial.

Es un buen momento para subir un escalón en el asunto, y evitar estancamientos o retrocesos. Pero, ¿cuáles son los pasos correctos? ¿Se darán finalmente?

Tres especialistas en el tema respondieron a esta y otras interrogantes, en el marco de una video conferencia para periodistas de distintos medios de comunicación.

 

Los temas que angustian al electorado

 

Ali Noorani, Presidente y Oficial Jefe Ejecutivo del del Foro Nacional de Inmigración (National Inmigration Forum) y de América es Mejor (America is Better), encontró que, en una encuesta sobre valores estadounidenses, existen temas que inquietan a todos en la sociedad; más allá de dividirla entre demócratas y republicanos. Por ello, constituyen un punto de encuentro y unificación.

 

Ali Noorani, captura de pantalla

 

 

La también autora de «Ahí va el Vecindario» y anfitriona del podcast «Sólo en América» revela que “En una encuesta de 2016 se decía que el problema más importante era el terrorismo. Más de la mitad señaló que la inmigración era importante también”. Entonces, Donald Trump juntó los dos temas en su campaña electoral de ese año y le sacó provecho. También afirma que el entonces candidato buscó aprovechar el delicado asunto de la supremacía blanca.

Sin embargo en 2020, se encontró que la preocupación por el terrorismo en las encuestas bajó del 70% al 45%.

“Lo importante ahora es la pandemia, que escaló hasta el 60%. Otros temas medulares son economía y trabajo”. Noorani considera que uno de los motivos por los que no se tocó tanto el asunto migratorio en la campaña electoral es porque “Los políticos no han podido entender las historias tan viscerales que nos afectan a muchos”.

Para ella, hubo un quiebre definitorio en 2018, cuando “Muchos votos se alejaron del Partido Republicano por la separación de las familias en las fronteras”. Steven Miller también nombró recientemente asuntos de recorte de inmigración. Fueron hechos que desfavorecieron a Trump en las recientes elecciones.

 

Qué hizo Obama y qué haría Biden

 

Noorani relata que por su parte, el candidato demócrata Joe Biden ha hablado con los llamado “dreamers” beneficiados por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o DACA. También envió durante su campaña videos sobre separación de familias.

“Es importante contar estas historias sobre comunidades asiáticas y otras distintas a la latina, que se involucran y buscan respuestas a temas como el COVID-19, por ejemplo”.

Sin embargo, aunque los latinos dijeron que iban a votar demócrata por lo que Trump le ha hecho a los latinos, no se puede decir que esta administración ha sido la más desfavorable al tema.

Noorani recuerda que el mandatario anterior, Barack Obama, prometió un reforma migratoria y no lo hizo. “De Biden esperamos que extienda las protecciones de DACA y TPS, estabilice la ciudadanía para estos grupos y proteja a los trabajadores esenciales, para que puedan disfrutar de un estado migratorio legal y completo”.

Añade que “Nosotros trabajamos con ambos lados y reconocemos que hemos perdido la oportunidad de hacer una coalición con los votantes. Nos hemos dado cuenta de que, traerlos a la conversación sobre tener una reforma constructiva para la inmigración, no se limita a escuchar a los afectados”.

Cree que la coalición necesaria para presenta esto requiere ser inclusiva y amplia. “Tendríamos que dejar de hacer esto aisladamente”.

En cuanto a los grupos latinos a favor de Trump, afirma que “A veces piensan que el candidato que habla más fuerte es el que la gente va a querer apoyar”. Cree que la reciente campaña electoral fue una oportunidad para decir que un candidato presidencial no necesita hacer tanto ruido.

 

Las realidades de ICE

 

Alex Nowrasteh es analista de política de inmigración del Centro del Instituto Cato para la Libertad y Prosperidad Mundial.

 

Alex Nowrasteh, captura de pantalla

 

 

Sobre las muertes de gente recluida en las instalaciones de detención de Immigration and Customs Enforcement (ICE), explica que en el año fiscal 2020 que terminó en septiembre, hay un incremento a 21 personas, en comparación con las 8 de 2019. En este lapso entraron a las instalaciones menos detenidos que antes.

Continúan contando que, en 2019, se contabilizaron 511 mil personas, pero en 2020 la cifra bajó a 177 mil.

Revela el vocero que la tasa de muerte de 2020 fue 11,8 por cada 100 mil personas, “7 veces más alta que en 2019”.

También es la segunda más alta que se ha registrado. “La supera solamente el año 2004”. De esto se concluye que los fallecimientos fueron más elevados cuando gobernó George W. Bush. “Durante la era Obama la tasa bajó a 2.3, ahora está a 3.6 por cada 100 mil” agrega.

Recuerda que esta administración, empezando en mazo, comenzó a basarse en el título 42, que permite en caso de una emregencia de salud pública cerrar las fronteras y devolver a los inmigrante ilegales a sus países de origen sin ningún proceso. “Por eso los números de detenidos son más bajos”. En comparación con 2016, las cifras descendieron en un 85%, y se dice que se van a reducir aún más. Y aporta que “El numero admitido por las autoridades siempre es más bajo que el real”.

Nowrasteh señala que la justificación para reducir el asilo y terminar con estos programas era la seguridad nacional, especialmente ante los musulmanes, porque supuestamente eran una amenaza seria.

Y revela: “Entre los años 1975 y 2017 solamente se registran 3 personas muertas por un ataque terrorista cometido por un refugiado”.

Sin embargo, los procesos prácticamente se han detenido. “Las personas que estan buscando asilo deben esperar en México para su cita con la corte. Eso es un campo de refugiados. Están tratando de hacer que no puedan obtener su asilo”.

 

 

COVID-19 e inmigración

 

“La Ley de Inmigración está muy restringida, daña a estadounidenses e inmigrantes. Todo es un control para cortar la migración porque sí”, según el vocero.

En cuanto al estatus legal para trabajadores extranjeros, también se han detenido todos los programas por el COVID-19, excepto la visa H2A, para trabajadores agrícolas.

“Esto es devastador para la economía de EEUU”, afirma el especialista.

Nowrasteh recuerda que “Muchos de nosotros podemos trabajar de manera remota desde casa a pesar del coronavirus, gracias a la tecnología. Una gran cantidad de inmigrantes trabajan en el campo tecnológico y eso ha bajado el precio para estos servicios, a pesar de que por ello millones de estadounidenses pueden seguir trabajando”.

También señala que la visa J1, que es para empleadas domésticas que ciudan de niños en casa, es beneficiosa para mujeres con habilidades bastante altas, ya que así pueden ser madres y trabajar. El número de visas de esta categoría también ha caído de cara al COVID-19.

Apunta que “Si mi meta fuera tratar de que mujeres de gran habilidad no estén en la fuente de trabajo, esta sería una manera de hacerlo”.

Adicionalmente, advierte que, tras los cambios recientes, los beneficiarios de la categoría H1B estarían forzados a cambiar de trabajo o a irse del país. “Este estatus es un paso para entrar a vivir al país legalmente”.

En cuanto al número de green cards o tarjetas verdes de residencia emitidas por la administracion actual para la gente que vive fuera del país, el numero bajó en un 92%, “Nunca había descendido tanto en la historia de EEUU, ni siquiera en las guerras mundiales”.

La administración Trump hizo todo esto alegando dos motivos: la pandemia y tratar de proteger el empleo para los estadounidenses. “No tiene sentido”, según Nowrasteh.

También destaca la presión que esta administración ha puesto sobre el gobiero mexicano para que actúen como quienes hacen cumplir la Ley de Imigración en Estados Unidos, lo cual ha tenido un peso enorme, según él. “Y al cortar las entradas legales, se empuja a la la gente a buscar entradas ilegales”.

 

Habla un dreamer

 

Juan Escalante, beneficiario de DACA, viene trabajando con asuntos de inmigración desde hace 15 años. Gracias ese programa pudo obtener un master. Afirma: “Los 700 mil beneficiarios de DACA han estado contribuyendo con trabajo, con impuestos; están comprometidos con lo que es Estados Unidos. Pueden lograr muchas cosas si se les ajusta su estatus”. Sin embargo, lamenta que hayan padecido ataques continuos.

Juan Escalante, captura de pantalla

 

 

Considera que hubo un éxito al prolongar el programa, “Pero siempre se quiere tratar de cortar. Buscan que sea por un año en vez de 2, lo cual duplicaría el costo actual que es de $ 495, eso es algo inalcanzable para mucha gente, especialmente en comunidades rurales”.

Revela que existe una variedad de diferentes proyectos de ley, pero no hay una luz verde para tratar de lidiar con las trabas que se han puesto. “Esto ha sido limitante para mí”.

Lo que teme es que podría desaparecer y que sus beneficiarios podrían ser deportados.

En cuanto al Estatus de Protección Temporal o TPS, recuerda que no ha sido reautorizado ni extendido.

Respecto al TPS para venezolanos –él es de esa nacionalidad– comenta que “Lo que ustedes deben haber visto en Miami, en Florida, es unos bloques de votantes pequeños pero que hacen ruido, con creencias que no están basadas en la realidad”.

Escalante piensa que Biden ha hecho un par de cosas que indican un enfoque diferente ante la inmigración, una de ellas es la continuación de DACA. “Suena como bueno, pero no significa que no habrían desafíos legales adicionales, hay algunos estados de tendencia republicana que podrían atacar el programa y lo que haya en el Congreso, aunque prefiero no especular”.

Entre los años 2008 y 2012 Obama y Biden tuvieron un mal récord de deportaciones. Consultado sobre el tema, expresa: “Es bueno que se hayan disculpado por eso. Y además, hay que recordar que el DACA fue creado bajo su mandato”.

Solamente el tiempo dirá qué puede esperarse en una administración de Biden.

Finaliza recomendando: “Debemos buscar una manera creativa para hacer que el público entienda el valor de los inmigrantes. Hay que enfocarse en las historias de quienes están contribuyendo. Tenemos que verlo como un tema de consenso y no de polarización. Necesitamos enfoque constructivo y mente abierta”.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más