Powered by Google Translate

#Opinión: Los Intelectuales, talón de Aquiles de AMLO

Por Rubén Iñiguez / @rubengdl

0 3

Preocupado por la reunión de intelectuales, por la comunidad que ha publicado un desplegado en relación a la defensa de la democracia, parece que son un severo golpe al orgullo del presidente López Obrador.

Se dice que el héroe griego, Aquiles, fue bañado en la laguna Estigia, eso le permitió blindarse de la muerte, excepto por su talón, de donde fue sostenido para dicho baño consagratorio, lo que sería, la causa de su inevitable fin.

Pareciera que los eruditos son ese dolor de cabeza de AMLO, quienes han exhibido el autoritarismo, el linchamiento mediático, la manera distorsionada en que el presidente enfoca las cuestiones nacionales, los problemas como el de Chihuahua, provocado por su propia ineptitud y cerrazón, para someter los recursos nacionales como el agua para la agricultura nacional a las órdenes de Donald Trump, arrojando a la crisis alimentaria a México y hundiendo en la desesperación a Chihuahua a la que ha obligado a movilizarse por su necesidad de negarse a escuchar.

Los intelectuales advierten que la democracia está resbalando, no son los 600 firmantes, sino un colosal lienzo de la inteligencia y la cultura mexicana, que cuestionan seriamente la deriva en que este régimen nos ha colocado, para someter posteriormente a la crítica y la persecución a los medios que considera “inmundos” como el Diario Reforma, (Mural) y las revistas Nexos, Letras Libres, aunque poca falta que agregue a la revista Siempre y a otros medios de comunicación más.

La discordia, la intolerancia fomentada desde Palacio Nacional, ha abierto la puerta a que los pensadores muestren al autócrata, o dictador, como se está exponiendo la democracia a ser un esqueleto sin valor para México, controlado por un partido oficial gobiernista, por sus cámaras y por la labor de destrucción de los órganos independientes jurisdiccionales que se han establecido para asegurar que el presidencialismo absolutista no sea obstaculizado.

Mucho dolió ese desplegado al presidente, que no esperó a la mañanera para lanzar sus diatribas. Simplemente omitió en sus respuestas, las verdades que no quiere admitir por motivos de la pandemia, además de la avasallante inseguridad que vive el país, peor que en tiempos de la mismísima guerra contra el narco de Felipe Calderón, o de la agresión a los campesinos de Chihuahua, del olvido y silencio ante la inutilidad del sistema de salud, del desabasto de medicamentos, de la falta de atención a los niños con cáncer, del desdén de todas las peticiones de grupos feministas.

Su visión está centrada solamente en los incondicionales, en los sometidos, en los que alaban sus rifas que parecen una farsa fraudulenta, para terminar, dando lo que por obligación deben recibir las escuelas y hospitales en México. Los mexicanos sin empleo, sin ingreso por la recesión sumada al COVID-19 no reciben apoyo oportuno del presidente, no le importan los 72 mil muertos de la pandemia, ni los muertos sumados por la violencia criminal que no ha podido o ha querido combatir, a pesar de que su “patrón del norte” Donald Trump, se lo está exigiendo.

Esta posición no es por el prestigio de los firmantes, ni por su elevado número de solidarios. Urge decir la verdad, admitir errores y modificar políticas que nos están llevando a la ruina, y en lo político, a una dictadura de un sello conservador real, en contra del liberalismo que fomenta la sociedad mexicana.

Destacados integrantes del pueblo, los que conforman la cultura mexicana exigen ahora al presidente López Obrador, una actitud responsable, el fin de las mentiras, y el cese a las manipulaciones, de las cortinas de humo creadas constantemente desde el edificio de palacio nacional, como el caso de Lozoya, el avión presidencial, o sus encuestas bloferas para enjuiciar a expresidentes.

La petición de justicia es clara, porque los señalamientos a los expresidentes son de humo, por lo que muchos de los delitos de los que se les pueda acusar, simplemente ya caducaron.

Además, de todo lo anterior, la renuncia de Jaime Cárdenas, titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, quien, a través de una fuerte misiva, cuestionó el actuar del gobierno federal. Dijo que había muchas cosas irregulares que veía al interior del organismo, y que prefería no ser cómplice de todas esas comparsas, como contratos favorables a empresas, la falta de liquidez, el desconocimiento del origen de los recursos, la presentación de denuncias por la manipulación de la joyería, por lo que exhorta que ojalá la 4T, sea una realidad y no solo una vil mentira, para el bien de todo México.

Volviendo a los estudiosos, el presidente López Obrador, lamenta el no poder engañar como acostumbra a esos firmantes que piden un bloque independiente que permita unas elecciones libres, y que garanticen un logro democrático. Las fuerzas de la sociedad que ha denominado conservadoras, neoliberales, o bajo algún otro adjetivo despectivo que señala con frecuencia, le piden el respeto a la institucionalidad, a la integridad de los órganos que deben equilibrar al Poder Ejecutivo.

Ahora, no basta lanzar descalificaciones. La descalificación más importante, la ha recibido su administración, que no merece llamarse así. Ha sido un gobierno caprichoso, ensoberbecido, inoperante e incapaz de sostener las estructuras que permiten el desarrollo y bienestar del país, la marginación del sector privado en la economía, la perseverancia maligna en esperar que los subalternos descalifiquen a los críticos, a los disidentes, a los pensadores que encuentran las incongruencias de un gobierno, no será suficiente.

No se había dado un golpe tan duro de parte de los intelectuales mexicanos expresada en todos sus campos, a un gobernante. No son floreros, no son cómplices, no son miedosos, no son tampoco corruptos para comprarlos con dádivas clientelares como hace con algunas personas de la tercera edad, o algunos jóvenes mexicanos. Quienes prefieren recibir las dadivas del gobierno que hacer cosas productivas para la sociedad, como emprender negocios, crear empleos, desarrollar servicios. La corrupción de convertirnos en un pueblo de parásitos, que vivan en espera de subsidios interminables, ha afectado seriamente a México, todo con el fin de conservar el poder.

Esta vez, el poder no debe usarse para doblegar a la sociedad, ni a los pensadores. El intelecto es analítico, es independiente, está basado en normas científicas o jurídicas, en doctrinas filosóficas y sociales, que nos exigen proteger la libertad como condición fundamental para que el país subsista y trascienda.

Y esa libertad, se ha desvirtuado con la deriva de un gobierno que pretende ser de los pobres, pero que solamente utiliza el término para repartir miseria. A cambio, ofrece una burla frecuente a las instituciones, a las que se violenta con decretos personales, asumidas con cinismo bajo el resguardo del poder que se tiene.

Basta ya de cada mañana idear como fregar a México cada día, como reducir o manipular su democracia, y como finalmente convertirnos en un rebaño de borregos, cuyo líder infalible, casi santo, altera las ceremonias nacionales con arengas de amor al prójimo, que no es real en su gobierno, ni con invocaciones a la fraternidad universal, que suenan más bien a fraternidad de sus incondicionales. Que forma de alterar un acto cívico de unidad nacional, a través de la historia por mero protagonismo para hacerse diferente, aunque sea a base de incongruencias.

La hora de custodiar la democracia, ha comenzado con este debate abierto por los intelectuales, despreciados, atacados como corruptos, señalados, censurados, multados, o amordazados por diversos medios. Pero aún hacen su aporte como mexicanos con plenitud de derechos, que nadie les puede quitar, salvo un déspota salvaje. La convocatoria de este grupo de mexicanos, es para toda la sociedad: Para defender la democracia y evitar que pueda ser mancillada.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más