Powered by Google Translate

#Opinión: Checo Pérez le cobra 2.8 millones de dólares a Pemex, por incumplimiento

0 3

Desastroso e insólito, pero el piloto mexicano ha iniciado gestiones de cobro a la paraestatal PEMEX por 2.8 millones de dólares, ya que la petrolera oficial mexicana, canceló anticipadamente su contrato publicitario, en forma indebida, por lo que el piloto ahora pretende demandar al gobierno federal.
El contrato fue firmado en el año 2018 y concluyó en el año 2019. Dicho documento fue elaborado por los neoliberales del sexenio de Peña Nieto bajo las siguientes premisas:
1.- En la Fórmula Uno participan grandes empresas petroleras, una de ellas, la más grande del mundo, ARAMCO de los sauditas; así como PETRONAS, empresa gigantesca con sede en Singapur, que, dicho sea de paso, patrocina al campeón mundial, además existen marcas de coches como Mercedes Benz, que participa también en esos eventos.
2.- México coloca muchos bonos por ofrecer, así como atractivos rendimientos sobre todo en el extranjero, principalmente en los Estados Unidos, por tanto, le daría buena imagen a Pemex verse en ese campeonato mundial. Aunque las obligaciones contraídas con inversionistas en el extranjero, pueden causar un severo quebranto a México como país.
3.- La existencia del Gran Premio de México, aquí lo que el gobierno mexicano anterior quiso lograr, es que el piloto Checo Pérez mantuviera su posición en la Fórmula Uno, coadyuvando con los patrocinadores privados mexicanos que le consiguieron el lugar. (llámese Carlos Slim Domit).
4.- Es usual que los gobiernos, considerando la gran inversión y los beneficios de turismo, imagen y desarrollo tecnológico, hagan ese tipo de apuestas, invirtiendo en publicidad, sobre todo, a los pilotos mexicanos.
5.- De hecho, desde Héctor Alonso Rebaque, Pemex era su principal patrocinador, pues siempre había buscado mantener su presencia en la F-1, además de buscar apoyarlos como promoción del país. Máxime que, al tener el evento como sede en México, le da mucha presencia a la marca.
Sin embargo, la nueva administración sin tener cuidado con el contenido legal de ese contrato, lo rescindió sin el acuerdo del interesado, el Checo Pérez, violando su contenido en cuanto a términos de tiempo.
El director de Pemex, Octavio Romero, para cuando termine el sexenio, habrá terminado su estudio y práctica petrolera, y entenderá “apenas” de que se trata, ya que el agrónomo no tiene un perfil de especialista en hidrocarburos, por lo que denota un evidente desconocimiento de los compromisos y contratos de Pemex.
Si bien la paraestatal, puede considerar dentro de sus numerosas pérdidas, que 2.8 millones de dólares, no son como para quitarles el sueño, – pues se ha perdido mucho más otros rubros- hay que considerar que actualmente por día Pemex pierde millones y millones de pesos, por tanto, en el año 2020, obtuvo cifras reconocidas de alrededor de 473 mil millones de pesos de pérdidas, – casi medio billón de pesos.
El contrato se firmó a través de una empresa que forma parte del corporativo de Pemex, MGI Asistencia Integral, empresa de outsourcing, de la petrolera estatal.
El detalle es que Pemex podría decir que no tiene dinero suficiente para pagar el contrato que tenía con Checo Pérez, sin embargo, todo se debe a una serie de errores que han hecho perder al organismo petrolero, muchos millones de pesos. Para colmo de males, el consumo de combustible, descendio un 36 por ciento.
De hecho, se han manejado datos terribles para Pemex, pues el 44 por ciento del combustible que se consume en México, es producto del guachicol, ya que este ingresa a través de cisternas de ferrocarril, además entra en grandes camiones bajo la ignorancia o complacencia de las autoridades federales. Por lo tanto, ni con los militares en las aduanas se ha logrado evitar el ingreso de combustible robado o de dudosa procedencia.
Los anuncios de Pemex se colocaron en sus espejos del vehículo de Force India. La victoria que logró en Fórmula Uno, ya como Racing Point, justificó plenamente a los anunciantes el haber confiado en el piloto mexicano, pero para entonces Pemex ya no estaba ahí.
El asunto no es menor, ya que el financiamiento del mexicano, es muy alto para competir en la Fórmula Uno. Si el piloto tricolor gana en los tribunales su caso, habrá que imaginar los litigios mayores que tiene Pemex y que le quitarán el sueño incluso al presidente López Obrador.
De hecho, es imposible que el presidente esté en todo, pero la falta de conocimiento, la ineficiencia de la paraestatal, los ahorros emprendidos por el presidente, se pusieron en marcha sin considerar que las obligaciones contractuales, tienen consecuencias.

Es probable que la demanda del Checo Pérez pueda frustrar las aspiraciones a la alcaldía de Guadalajara de su padre, Antonio Pérez Garibay, quien tiene una amistad personal con Andrés Manuel López Obrador. Veremos en que acaba todo esto.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más