Powered by Google Translate

#Opinión Caída de la economía en México, según Fichts

Por Rubén Iñiguez / @rubengdl

0 3

“La inversión ha caído abruptamente, posiblemente reflejando las percepciones de los inversionistas sobre el clima de inversión” se lee en la nota en que la calificadora Fitch Ratings ajustó la caída del producto interno bruto mexicano a 10.8% una contracción de doble digito, que preocupa al actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera, pero no al presidente.

Sin embargo, la postura fiscal estricta que ha observado la 4t se espera se mantenga en el 2021. La recuperación después de las medidas preventivas del COVID-19 repunta levemente, pero muchas empresas cerraron, y hay recortes adicionales en el empleo.

Obviamente, este tipo de señalamientos para los seguidores del presidente son posturas opositoras que asumen las calificadoras para perjudicar la imagen de lo que realiza el gobierno populista. Pero el hecho es que anteriormente los indicadores reflejaron una economía más estable, más empleo y mejor bienestar, a pesar de estar gobernados por la mafia del poder.

Banxico realiza esfuerzos congruentes para sortear la tormenta, bajando el interés en una tendencia similar a la aplicada por la Tesorería de los Estados Unidos.

En el Economista, en este mes de septiembre, advierte que este año, el gobierno tendrá un déficit, un faltante de más de 806 millones millones de pesos, en lo que será un peor balance financiero de lo registrado desde 1990.

El faltante, en el año pasado con la administración de AMLO fue de más de 393 millones de pesos, pero la recesión junto a las bajas expectativas del PIB y el entorno económico del país, impactan en forma directa a los ingresos presupuestarios.

El paquete económico se aprobó sobre una estimación del PIB de 1.5 y 2.5 por ciento, pero la caída de la economía, fue superior a las estimaciones con 7.4 por ciento.

Los primeros meses del año-asegura el diario El Economista- los ingresos presupuestarios tuvieron una caída de 4.7 por ciento hasta llegar al 10.7 por ciento. En contrapartida el gasto oficial del sector público pasó a un incremento de 3.8 por ciento.

El gobierno federal no tiene suficientes recursos para lograr sus objetivos. Los recortes burocráticos no pueden continuar en forma permanente, tendrá que modificar sus grandes proyectos, que no serán realizables en tiempo y bajo los presupuestos anunciados aún cuando los realice con los militares, los costos se incrementan cada día más.

“Es un escenario más complicado de lo que se anticipaba” indicó un especialista de CI Banco. Actualmente la deuda en el sentido más amplio de requerimientos financieros del sector público, cubre el 55.4 por ciento del PIB. Esto en la contracción económica de México puede ampliar sus requerimientos de endeudamiento exterior.

Definitivamente la cautela y la disciplina financiera sumadas a inversiones rentables, más la participación del sector privado para mejorar el empleo e inversión, son el único camino ya que la depreciación del peso ha hecho que la deuda exterior se eleve, acumulando déficit, salvo que se pretenda un shock económico radical, tiene que relevar las decisiones erróneas que han llevado al incremento de la pobreza en México en 13 millones de personas más, pese a que maneja la consigna de “primero los pobres” quienes son los primeros perjudicados.

Sumando esto a la fuga de capitales por 8,700 millones de dólares en fechas recientes, se comprende que el presidente aplauda las remesas de los mexicanos migrantes en el exterior porque no tiene mucho de donde recuperarse. Con la depresión actual, sumada al COVID-19, el panorama no presenta muchas opciones dentro de la necedad con que está actuando en el panorama económico, en forma contradictoria.

Sin embargo, la administración persiste en hacer maniobras opacas (similares a Agronitrogenados- Fertinal, que tuvo participación del empresario Ricardo Salinas Pliego) como la de “expropiar” a Alonso Ancira, Altos Hornos de México, empresa motor del 8 por ciento de la economía de Coahuila, para cederla al millonario Julio Villareal, quién realiza donaciones de 50 millones de pesos para Morena según un diálogo publicado en los medios con Julio Scherer, representante jurídico del actual gobierno el cual es informado de la “aportación” de dicha aportación para la causa.

Ya vendrá la recompensa con bienes pagados con el dinero de la nación, el mismo caso de lo que se ventila hoy con Lozoya.

 

Extraños medios los que se plantean para superar la crisis.

 

Al final de cuentas, alguien paga el ganso. Y en este caso son los más pobres, como ocurre con Liconsa, que incrementó sus precios en un 150 por ciento el valor de la leche, golpeando de manera directa a consumidores de escasos recursos, adicional a que el actual gobierno dice estar del lado de la gente más necesitada, LICONSA privó a 500 mil beneficiarios de comunidades de extrema pobreza, el hacer llegar la leche subsidiada. Con ello se incumplirá la cobertura y se coloca en lo social, en una situación contradictoria a la 4T.

Extrañas intenciones para solucionar la caída de la economía mexicana, repetición de errores y prácticas de corrupción, favorecimiento de los “cuates capitalistas” no pueden ser el remedio que necesita el país.


Rubén Iñiguez incursionó desde los 17 años de edad a los medios de comunicación, ha colaborado en distintos diarios y revistas, tanto en su estado de natal, (Jalisco), como en distintos estados de la República Mexicana.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más