Powered by Google Translate

Migrantes hacen los trabajos más peligrosos en EEUU y en México

La población extranjera, principalmente la indocumentada, está desproporcionada en los trabajos sucios, peligrosos y difíciles

0 30

De acuerdo con un informe divulgado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), a medida que las personas migrantes realizan las labores más peligrosas, el trabajo es más seguro para las personas nativas en EEUU y en México.

De hecho, el organismo alerta que México es uno de esos países donde la población inmigrante tiene mayor riesgo de sufrir lesiones ocupacionales mortales.

Destacó que los centroamericanos tienen 45% más de probabilidades de padecer un accidente o una enfermedad de trabajo que les quite la vida. A su vez, la inmigración mexicana en Estados Unidos “explica el 26% de la disminución de accidentes laborales entre los trabajadores” de ese país.

Considera que la población extranjera, principalmente la indocumentada, está desproporcionada en los trabajos sucios (dirty), peligrosos (dangerous) y difíciles (difficult) (llamados 3D, por sus siglas en inglés), señala el reporte Muertes ocupacionales entre trabajadores migrantes internacionales: Revisión global de las fuentes de datos. Por ello “tienden a correr un mayor riesgo de lesiones y enfermedades ocupacionales, incluidas las fatales, que los trabajadores nativos”.

Migrantes hacen los trabajos más peligrosos en EEUU y en México
Créditos: Pixabay

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que casi 2 millones de personas mueren cada año por accidentes y enfermedades laborales. También indica que las trabajadoras y los trabajadores migrantes internacionales representan 4.7% de la fuerza laboral mundial, aunque en América del Norte esta proporción supera el 20 %.

¿Cuáles son las ocupaciones más peligrosas?

El informe de la OIM indica que “hay una falta de datos confiables sobre muertes ocupacionales entre los trabajadores migrantes en gran parte del mundo”, a pesar de que “desempeñan un papel clave en las economías de muchos países de todo el mundo”.

Alrededor de 164 millones de personas en movilidad a nivel global ocupan puestos en la agricultura, la construcción, la manufactura, el trabajo doméstico y el cuidado de la salud. “Las remesas a países de ingresos bajos y medianos ascendieron a más de 554,000 millones de dólares en 2019, lo que fortaleció a algunas economías pequeñas con hasta un 40% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Aunque estimulan el desarrollo económico en los países a los que llegan y mejoran las condiciones de vida de las familias y sociedades que dejan, el costo de migrar y de enfermar por el trabajo a menudo lo asumen las trabajadoras y los trabajadores, dice la OIM. Pero el pago más alto es el de hacerlo con su propia vida, lamenta.

Migrantes hacen los trabajos más peligrosos en EEUU y en México
Créditos: Unsplah

Las muertes de esas personas “se producen debido a la explotación de su precaria situación jurídica y la exclusión de las protecciones estatales”, apunta el informe del organismo internacional de migración.

La construcción, la manufactura, la minería y la agricultura son sectores con altos riesgos ocupacionales, y son los que más emplean la fuerza de trabajo migrante, sostiene.

Una actividad no regulada e informal que aprovecha la mano de obra migrante femenina es el empleo doméstico. De acuerdo con la OIM, la principal actividad en la que encuentran cabida las mujeres migrantes guatemaltecas es el trabajo del hogar remunerado.

Migrantes hacen los trabajos más peligrosos en EEUU y en México
Créditos: Pixabay

Este sector, el doméstico, “plantea riesgos especiales. Además de las largas jornadas, el trabajo pesado y las actividades repetitivas, la exposición a agentes químicos de limpieza, las trabajadoras del hogar son vulnerables a la explotación, el abuso y la violencia”.

Lo que sucede en EEUU

Otros peligros de muerte y lesiones en el trabajo se deben que la población migrante está más expuesta a laborar en temperaturas extremas, industrias con alta exposición a pesticidas, químicos y toxinas y aquellas con altas demandas físicas. Es más probable también que hayan encontrado empleo en sectores precarios, apunta el informe de la OIM.

Las “barreras lingüísticas, culturales y sociales, la discriminación, derechos laborales limitados y el acceso inadecuado a la atención médica y otras protecciones sociales también aumentan la vulnerabilidad. Los esquemas estrictos de visas de empleados como el sistema kafala exponen a los migrantes a un mayor riesgo de abuso y explotación”.

Se fortalece mercado laboral en EEUU al sumar 943.000 empleos en julio
Créditos: Pixabay

Diversas organizaciones sociales, como el Centro de Derechos del Migrante (CDM), han llamado la atención desde hace año sobre el programa de visas estadounidenses H2A y H2B. Con ese esquema de trabajo personas de México pueden laborar en ese país de manera temporal y regular en el campo o en actividades no calificadas.

No obstante, una vez en Estados Unidos, no pueden cambiar de trabajo, lo que les obliga a soportar condiciones precarias y peligrosas para su salud e integridad, incluidos el acoso y hostigamiento sexual contra las mujeres principalmente.

“Un estudio sobre la tasa de lesiones ocupacionales mortales en los Estados Unidos de América entre 2003 y 2010 encontró que los trabajadores nacidos en el extranjero tenían un 15% más de probabilidades de morir que los trabajadores nativos y tenían más probabilidades de verse afectados en una etapa más temprana de su vida laboral”, dice la OIM.

Fuente: OIM

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.