Powered by Google Translate

Más de 202.000 niños en EEUU quedaron en orfandad como consecuencia del COVID-19

Se estima que 217.000 menores de edad en EEUU ya no tienen a su cuidador principal (abuelos con custodia)

0 30

La pandemia ocasionada por la Covid-19 ha tenido repercusiones en la vida familiar, pues los niños y adolescentes han sufrido la pérdida de cuidadores, de padres o madres a causa del virus SARS-CoV-2, lo cual genera impactos negativos en cuanto a respaldo financiero, afecto y cuidados.

Un estudio de investigadores del Reino Unido que actualiza las cifras de orfandad por la pandemia del COVID-19 indicó que para junio de 2022, el número de niños estadounidenses que han perdido a sus familiares directos totalizó en 202.500 casos.

También estima que 217.000 menores de edad en EEUU ya no tienen a su cuidador principal (abuelos con custodia). El estudio destacó que existen 254,700 niños que perdieron a sus cuidadores primarios o secundarios, lo que implica la muerte de uno o ambos padres, de los abuelos con custodia y/o deceso de otros abuelos convivientes.

Los investigadores del Reino Unido sostienen que “las prioridades de la pandemia de COVID-19 se han centrado en la prevención, detección y respuesta. Más allá de la morbilidad y la mortalidad, las pandemias tienen efectos secundarios, como niños huérfanos o privados de sus cuidadores. Estos niños a menudo se enfrentan a consecuencias adversas, como la pobreza, el abuso y la institucionalización”.

Más de 202.000 niños en EEUU quedaron en orfandad como consecuencia del COVID-19
Créditos: Creative Commons

A escala mundial, el estudio subraya que desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 30 de abril de 2021, se aprecia que 1.134 000 niños (intervalo creíble del 95 % 884 000–1 185 000) experimentaron la muerte de los cuidadores principales, incluido al menos un padre o abuelo con custodia. Que un total de 1. 562. 000 niños (1 299 000–1 683 000) experimentaron la muerte de al menos un cuidador principal o secundario”.

“Los países de nuestro estudio con tasas de muerte del cuidador principal de al menos uno por cada 1000 niños incluyeron Perú (10,2 por cada 1000 niños), Sudáfrica (5,1), México (3,5), Brasil (2,4), Colombia (2·3), Irán (1·7), EE. UU. (1·5), Argentina (1·1) y Rusia (1·0). El número de niños huérfanos superó el número de muertes entre los de 15 a 50 años. Entre dos y cinco veces más niños tenían padres fallecidos que madres fallecidas”.

Los investigadores consideran que esta cifra solo es una estimación y el impacto pudiera ser incluso mayor. El informe también detalla que los niños más afectados tienen edades comprendidas entre los 10 y 17 años de edad, que suponen alrededor del 63 % del total de menores huérfanos por el covid-19.

El otro grupo más afectado fueron los niños de entre 5 y 9 años de edad y, por último, los de 0 a 4 años de edad. Asimismo, según estas cifras, se reportó que el número de muertes de los padres fue mucho mayor que el de las madres.

La investigación concluye exhortando a los países a que adopten estrategias urgentemente para ayudar a estos niños, a los que considera más vulnerables y sitúa en mayor riesgo de pobreza, de explotación o de violencia sexual, así como de contraer enfermedades.

Fuente: The Lancet

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.