Powered by Google Translate

Luz de Juventud

0 6

La juventud es normalmente contestataria, pues allí estriba su naturaleza, de allí el enfermizo empeño de algunos en apaciguar, hasta con el fuego de las armas de ser necesario, el grito de reclamo y de reivindicación que emana desde las gargantas de quienes anhelan una mejor sociedad. Normalmente se considera un asunto etario, pero lo ferviente de la juventud va en el espíritu con el que se enfrentan los fenómenos y se lucha a favor de la dignidad.

Una de las banderas más concretas de los jóvenes, y de los universitarios en general, ha sido la de exigir con ímpetu y determinación la salida del país de efectivos militares y de inteligencia de otros países que con sus uniformes irrumpen en el paisaje y afectan, no solo la tranquilidad, sino también la soberanía. Esa ha sido de las consignas más fuertes a lo largo de la historia.

A la exigencia determinante de la salida de efectivos de otros países, muchos de los cuales actuaban con impunidad y sin control, se adhería otro reclamo recurrente en el espíritu estudiantil y era el de la entrega de presupuestos justos para las instituciones educativas, muchas de las cuales tenían que trabajar en condiciones precarias. Los jóvenes, independientemente su tendencia, coinciden en la plena defensa de la soberanía y en la justa demanda de recursos.

El régimen, lejos de entender la crisis, y en el marco de uno de los procesos más complicados en la historia arremetió con dureza y con fuego, literalmente, silenciando a los jóvenes, cuya sangre pintó las calles y ni siquiera las lágrimas que corrieron al ver, tanto sus cuerpos como sus reivindicaciones desplomarse, pudieron borrar la infamia de golpear a quienes eran el futuro del país.

 El pasado 9 de febrero se cumplieron 53 años de la funesta jornada en la que frente al Palacio Nacional en Santo Domingo, República Dominicana, fueron masacrados los estudiantes que exigían al gobierno del presidente provisional Héctor García Godoy, un presupuesto justo para las universidades y la salida de las tropas estadounidenses, en medio de una realidad marcada por la guerra civil y la violencia. Aunque las bayonetas y las balas traten de silenciar el clamor, el ímpetu de los jóvenes trasciende y pone luz a la libertad.  

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más