Powered by Google Translate

La jugada de Lapid

0 61

Aunque aún falta la votación en el parlamento y cualquier cosa puede acontecer en la peculiar y movida política israelí de los últimos años, el periodista Yair Lapid pareciera erigirse como una figura de una gran astucia política que desmontó una cantidad de escollos, buscó las similitudes que aparecen en medio de rivales acérrimos y asomó, cuando el lapso otorgado expiraba, la posibilidad de formar un gobierno que sustituya al de Benjamín Netanyahu. Lapid se movió con enorme habilidad y comenzó a tejer un conjunto de acercamientos que si bien dan un resultado precario, permiten cumplir con el objetivo de desplazar del poder al actual primer ministro y edificar unos acuerdos mínimos que, en caso de concretarse finalmente la votación, garantizan cierta gobernabilidad.

Lo interesante del asunto es que Lapid pareciera trascender al esquema de ser simplemente un operador político habilidoso y preciso, asomándose como un estadista que es capaz de dejar de lado sus apetencias para permitir que se llegue a un objetivo supremo. Si bien es cierto que encabeza al partido que tiene mayor número de escaños después del de Netanyahu, por lo que le tocaría el derecho de exigir la conducción del gobierno, ha preferido dar un paso al costado, asumir un ministerio y dejar que Naftali Bennet, líder de un partido con un número sustancialmente menor de bancas, asuma como primer ministro. En 2023, establece el acuerdo, habrá una rotación y Lapid debería convertirse en el actor fundamental del gobierno.

Es probable que Lapid sepa que asumir el cargo es incierto, pues una gestión tan diversa puede colapsar en cualquier momento. Ya ocurrió en las elecciones anteriores cuando Benny Gantz, ahora aliado en su gobierno diverso de unidad, pactó con Netanyahu para repartirse la legislatura, tocándole la segunda parte del período. Sin embargo, la negativa mayoritaria a aprobar los presupuestos, provocó que la gestión, y con ella la ilusión de Gantz por ocupar el cargo, culminaran abruptamente, debiendo convocarse a unas cuartas elecciones en dos años. Pero Lapid debe notar que ese es el riesgo por lograr cambiar una era política y que su ofrenda puede ser todavía mayor si no llega al cargo que merece y que fue sacrificado en torno a un proyecto colectivo. La serenidad evidenciada puede mostrar la certeza de que sus cuentas a favor de la alternancia en el gobierno de su país, son aliciente suficiente para actuar.

La arquitectura para avanzar muestra un manejo admirable de convergencia y unidad. Fue capaz  de anular los resquemores entre disímiles sectores y hacer que los históricos laboristas, los pacifistas de Meretz, algunos antiguos aliados nacionalistas de Netanyahu, el partido de Benny Gantz y hasta una agrupación árabe, se acercaran a su movimiento y ofrecieran una variopinta alternativa de gestión que, si llega finalmente a pasar el filtro de la votación, deberá seguir haciendo énfasis en los elementos que los equiparan y no en aquellos asuntos que sin lugar a dudas los diferencian hasta niveles inmanejables. 

Independientemente lo que ocurra, Yair Lapid pasará a la historia de Israel como el actor que logró aglutinar a distintos sectores que claman por un liderazgo diferente y exigen que se elimine la corrupción. Su tránsito a la posteridad política puede aumentarse exponencialmente al resaltarse el hecho de que con tal de cumplir con sus objetivos, estuvo dispuesto a dejar de lado sus aspiraciones y a reivindicar su poder. La renovación en la política del Estado de Israel es un imperativo que adquiere mayor urgencia cuando pareciera que el escenario se tranca y colapsa. Afortunadamente, existen políticos como Lapid que sacrifican sus apetencias con tal de que triunfe su país. 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más