Powered by Google Translate

La desinformación, una sombra en las elecciones

0 156

Con las elecciones presidenciales estadounidenses a la vuelta de la esquina, la llamada “desinformación” se multiplica exponencialmente.

Rumores y teorías conspiratorias se sobreponen unas a otras, incrementando un ambiente de dudas, rabia, temor y ansiedad.

Lo que sucede no es casual y los actores en la sombra que lo manejan buscan crear confusión, torpedear el entusiasmo, desanimar al votante y, en definitiva, cambiar el curso de las eleciones.

Un grupo de expertos nos brinda luces para enfrentar a estos misteriosos operadores desde las sombras, con el fin de que cada uno de nosotros pueda hacer su parte para no caer en un juego peligroso, que al final torpedea la estabilidad del país.

Herramientas de desinformación

“La desinformación es contagiosa y peligrosa, como un virus real que se expande al compartirlo y crea problemas significativos que pueden afectar al futuro de nuestra democracia”.

La afirmación pertenece a Cameron Hickey, quien es Director del Programa de Transparencia Algorítmica de la Conferencia Nacional sobre Ciudadanía (NcoC).

 

Cameron Hickey – captura de pantalla

 

Hickey ha estado investigando y desarrollando herramientas para detectar desinformación desde las elecciones de 2016. “Hemos aprendido mucho sobre este problema”, afirma.

Aunque la palabra en español es “desinformación”, en inglés existen dos términos para sendas modalidades específicas del fenómeno. Cuando se produce por error o accidente es “misinformation” y en caso de ocurrir con intencionalidad, se denomina “disinformation”.

“También hay otros problemas vinculados, como rumores, noticias chatarra, teorías de conspiración y discursos de odio. No hay una línea clara para distinguirlos, existe un área gris entre todos ellos”, aporta el experto.

A continuación, enumera variantes del problema: “Miedo y manipulación es una de las tácticas que utilizan. Buscan asustar o generar rabia,  para cambiar la conducta”.

Dice que las teorías conspiratorias se basan en historias como las de Bill Gates, George Soros o el llamado “Estado Profundo” (“Deep State”). También se pueden sacar de contexto las informaciones, omitiendo datos clave.

Adicionalmente, manejan otros recursos como la pseudociencia, que se ocupa de difundir, por ejemplo, presuntas curas milagrosas para el COVID-19 o de negar el cambio climático.

Además se echa mano del odio, con asuntos que crean división basándose en identidad; de comparaciones defectuosas de asuntos que no tiene que ver entre sí o del rescate de noticias viejas que fueron relevantes en un momento, pero no lo son en la actualidad.

Todo esto, mezclado, tiende a crear un escenario de confusión y ansiedad.

“En la actualidad y de cara a las elecciones presidenciales, las teorías conspirativas como las esparcidas por QAnon, son un problema grande”, alerta.

“Mucha gente las compara con un culto o una alucinación masiva. Académicos que estudian asuntos religiosos les atribuyen características más próximas a una religión que a un culto.

Hickey señala que “La posibilidad de que exista una guerra civil se está amplificando en las redes sociales. No hay indicios de que esto pueda suceder; aunque la violencia sí existe y la manera como se aborda en las redes sociales la amplifica”.

Lo que el experto llama la hipérbole ideológica, tiene que ver con el hecho de acusar a republicanos de nazis o a demócratas de comunistas. No solamente se usa en redes sociales, sino hasta en avisos. “Es algo extremo y loco”.

En cuanto al acceso a la votación, los riesgos de las boletas electorales, los supuestos peligros de voto por correo o de boletas echadas a la basura, opina que “Todas tienen en común un riesgo para intentar asustar a la gente sin base, al final socavan la base de confianza de nuestra democracia”.

Termina afirmando que “Cada uno de nosotros tiene un rol que jugar para reducir el impacto de contenido problemático” y recomienda tres acciones: monitorear, reportar y educar.

“Cuando vean un contenido disputable, no respondan negativamente, ofrezcan en su lugar información creíble que eduque a la gente”, remata.

Rumor y realidad

Jacquelyn Mason, es investigador Senior en First Draft y ha estado estudiando la desinformación en comunidades afroamericanas y latinas.

Entre las situaciones que ha identificado, destaca que en Texas y Georgia hay problemas en cuanto a supuestos votos rechazados de gente de raza negra que duplicarían los rechazados de otras etnias.

Jacquelyn Mason – captura de pantalla

 

Aclara que “El asunto es que no se sabe cómo proceder con el sobre y a veces hay problemas con las firmas. Esto se puede revisar, pero es un proceso”.

Remata diciendo que “Si bien esto es un problema, podemos afirmar que el fraude en la votación es muy raro”.

Recuerda que en agosto hubo mucho ruido alrededor del voto por correo. “El problema es que este tipo de voto es diferente, las reglas cambian por estado y la confusión puede terminar desanimando al votante y finalmente incidir en la supresión del voto. La información que corre en las redes sociales tiende a amplificar el ruido al respecto”.

También cita como ejemplo las largas colas para el voto temprano en persona en lugares como Carolina del Norte, Considera que es un riesgo para la salud, ya que hay colas largas.

Sin embargo, cree que el fenómeno se explica con lo que un votante twitteó: “Perdí la cuenta de toda la gente que quería votar en persona, porque tienen miedo de votar por correo”.

En cuanto a Black Lives Matter, Mason alerta esto ha sido usado para crear confusión. Hay fotos manipuladas de protestas, de violencia y vandalismo, las cuales son usadas fuera de contexto o con información incompleta.

Advierte que «Buscan hacer pensar que estamos ante un movimiento peligroso, intentando así restarle legitimidad porque lo vinculan con el comunismo».

Algo similar ocurre con George Soros. “Cualquier artículo sobre él, véanlo con cuidado. Siempre se le presenta como uno de los peores tipos, que va contra cualquier cosa y se le asocia con Black Lives Matter”.

Desinformación en comunidades latinas

“La desinformación en las comunidades latinas se caracteriza por detalles culturales diversos que crean una oportunidad para compartir falsa información”, según los hallazgos de  Jacobo Licona, Líder de la investigación de desinformación en Equis Labs.

Jacobo Licona – captura de pantalla

 

Y completa: “Una de ellas es la brecha generacional, también se aprovechan vacíos de información que son llenados con narrativas falsas”.

Detalla que “Los votantes que hablan español no saben mucho sobre el proceso de votación. No chequean la información porque está en otro idioma. La interferencia rusa está explotando estas características de la migración”.

Alerta que la aplicación de Whataspp es popular entre las comunidades latinas y se usa para diseminar desinformación.

Licona afirma que “Hay gente usando medios sociales para suprimir el voto progresista de la comunidad latina. Apuestan a la división entre las comunidades de color y enfrentar a la comunidad latina contra Black Lives Mater, pintándolos como violentos o desacreditando la muerte de George Floyd”.

Y agrega que, con la desinformación, también resulta afectada la posibilidad de votar por correo. “Hay una táctica de usar la misma historia al mismo tiempo por diferentes medios. Se hace con relatos como el fraude. Desean crear desconfianza hacia el voto”.

Otro de los relatos que identifica es el peligro socialista o comunista, relacionado con Cuba o Venezuela. “Se está amplificando este tipo de información, caracterizándolo como una amenaza, ya que se supone que los latinos izquierdistas están apoyando un movimiento socialista que derivaría en comunismo. Biden estaría al frente de este movimiento, por lo cual llaman a votar por Trump”.

El vocero considera que esta narrativa durará hasta la elección e incluso después. “Se basa en el miedo de la gente”.

 

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más