Powered by Google Translate

Familias migrantes separadas en frontera de EEUU sufren “graves daños psicológicos”

De acuerdo con el reporte, entre 2017 y 2018, el Gobierno de Estados Unidos separó a más de 5.000 niños y niñas

0 37

Un estudio divulgado por el proyecto sin fines de lucro,Public Library of Science (PLoS One) reveló que las familias migrantes separadas a la fuerza durante el gobierno del expresidente Donald Trump han sufrido “daños psicológicos graves“.

La investigación, liderada por Kathryn Hampton, de Médicos por los Derechos Humanos en Nueva York, contó con la participación de Linda Camaj Deda, del Departamento de Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

Datos claves

De acuerdo con el reporte, entre 2017 y 2018, el Gobierno de Estados Unidos separó a más de 5.000 niños y niñas -la mitad de ellos menores de cinco años- de sus padres cuando llegaron a la frontera sur pidiendo asilo, y todavía no se ha precisado cuántos de ellos han vuelto a reunirse con sus familias.

Se precisó que “la decisión de separar a niños, incluidos algunos lactantes y antes de que hablaran, de sus padres y madres, sin intención alguna de reunirlos o siquiera de rastrear eficazmente los paraderos, no es una opción legítima”.

Más de 19.000 niños migrantes están detenidos en frontera entre México y EEUU
Créditos: Creative Commons

De hecho, esa política “violó principios bien establecidos de derechos humanos“, subrayó.

“Los daños psicológicos graves resultantes, que fueron infligidos intencionalmente por el Gobierno de Estados Unidos, crean un imperativo moral de ayudar a esta población, y de hacerlo de forma urgente”, sostuvo.

El Gobierno del actual presidente, Joe Biden, mantiene negociaciones con abogados que, a nombre de unas 940 familias, han presentado demandas contra Estados Unidos pidiendo compensaciones por el sufrimiento causado por esas separaciones.

El trauma

El estudio advirtió que el trauma que no tenga tratamiento puede tener “efectos crónicos y de largo plazo tanto en los adultos como en los niños, con efectos adversos sobre su salud física y mental, su desarrollo y su conducta”.

“Además, hay un incremento del riesgo de trastornos psiquiátricos como la ansiedad, la depresión, la psicosis y comportamientos negativos para lidiar con la realidad como el tabaquismo o el uso de alcohol y drogas”, señaló el estudio.

Fuente: Public Library of Science

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.