Powered by Google Translate

El Muro de Berlín Latinoamericano 2.0

0 101

A propósito del 31 aniversario de la caída del Muro de Berlín el pasado nueve de noviembre, es importante recordar las causas que generaron la aberrante existencia de este muro que dividió a Alemania por 28 años.  Hoy, aunque no existen muros físicos ni la llamada guerra fría, Latinoamérica sigue experimentando la división ideológica que generó tan oscuro episodio de la historia humana.

Los vestigios de la antigua unión de Repúblicas Soviéticas, que permitió la expansión de la doctrina criminal comunista por el mundo y la existencia del Muro de Berlín, ante su caída y fracaso monumental en la Europa oriental, necesitaban un lugar en el mundo dónde existiesen las condiciones ideales para la propagación de su miserable ideología, donde existiese tanta ignorancia, pobreza, miseria y resentimiento, que su retórica dialéctica y sus recursos discursivos, pudieran manipular y engañar a masas débiles y enardecidas, cuyos odios ayudarían a culpar a otros por sus propias y autónomas desgracias.

África y Asia fueron caldos de cultivo para mantener vivo el comunismo, sin embrago, con el pasar del tiempo, las realidades tribales de los primeros y el desarrollo económico de los segundos, redujeron a la mínima expresión la posibilidad de sostener la retrógrada forma de concebir la vida y la sociedad, siendo Latinoamérica unas de las regiones del mundo donde la educación y la calidad de vida quedaron rezagadas a las grandes mayorías, convirtiéndolas en presa fácil para la manipulación de la ultra izquierda continental.

Cuba siendo una isla sin mayor importancia en el continente, pasó a ser el eje central de la expansión soviética comunista en la región, para ello trató durante décadas invadir y adueñarse del país con los mayores recursos naturales y financieros de Latinoamérica, hasta que lo logró y al adherir a Venezuela como su país satélite, lograron hacerse de grandes fortunas y una posición geoestratégica envidiable para expandir su proyecto ideológico por todo el continente.

Logrando así con la anuencia socialista norteamericana en la presidencia de Barack Obama, tomar control casi absoluto de la región, adhiriendo a países como el gigante Brasil, Argentina, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Honduras y las principales islas del Caribe, armando estructuras de dominio político como el Alba, Petrocaribe, Mercosur, entre otros acuerdos en lo público y en lo oculto o subterráneo, asociaciones con el narcotráfico y el terrorismo de las FARC, el ELN, Hezbollah, junto  con la complicidad política de la izquierda moderada y el centro político latinoamericano; sólo consiguiendo una respetable y honorable resistencia en Colombia con el presidente Álvaro Uribe Vélez.

Con los fracasos y la corrupción de los gobiernos de izquierda narco terroristas dirigidos desde Cuba y tras la salida del nefasto Obama del poder y la llegada del Presidente Donald Trump a la Casa Blanca, ocurrió un giro radical de la política norteamericana hacia la narco terrorista política latinoamericana, haciendo reducir los países satélites de Cuba en la región, sin embargo muchos de los países recuperados para la democracia y la libertad regional, ante los errores de sus gobierno democráticos y la estructura criminal y política de la ultra izquierda tan arraigada, con grandes fortunas disponibles del narcotráfico y la corrupción, han venido recuperando países como Argentina y el más reciente Bolivia donde se han repotenciado los planes de expansión de la agenda criminal comunista, contado para ello con unos nuevos aliados poderosos, que les sirven de puerta de entrada para Europa, como lo son el repugnante Pablo Iglesias de Podemos y el articulador de la narco tiranía genocida de Venezuela Rodríguez Zapatero.

Todos estos personajes oscuros se encontraron en la toma de posesión de Luis Arce en Bolivia y han manifestado el plan de reconquista de América Latina, con mayor agitación, desestabilización y grandes recursos del narcotráfico y la corrupción, van por Chile con su Chávez chileno Daniel Jadue, quien ya cuenta con la “bendición” cubana y de estas mafias internacionales, así como van por Perú, Colombia y demás naciones democráticas del grupo de Lima y de la OEA, todo bajo la premisa que otra vez contarán con el apoyo del coloso del norte, los Estados Unidos y su mediático y virtual presidente Joe Biden.

Es por ello que los demócratas latinoamericanos, los ciudadanos de bien debemos unirnos y articularnos para luchar y evitar que esta organización criminal comunista, vuelva a tomar control y esclavizar a nuestra región, mafia internacional a la cual se le debería aplicar la convención de Palermo para someterlos a la justicia por los crimines cometidos contra nuestros pueblos, es allí, que el triunfo del Presidente Trump y la demostración del fraude cometido por la ultra izquierda norteamericana que controla el Partido Demócrata, sería un gran avance en la articulación estratégica de la fuerzas del bien en América Latina, la batalla que no se libra es una derrota, necesario es vencer, adelante.

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más